Lunes  30 de Marzo de 2020

Coronavirus: ¿un efecto de la desigualdad en la salud?

Coronavirus: ¿un efecto de la desigualdad en la salud?
Imagen de MARTÍN SIRACUSA

MARTÍN SIRACUSA

Master en Finanzas (UBA). Secretario General del Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad (IEES).

La desigualdad en las políticas de salud tiene precio. Un informe realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMC) estima que el gasto mundial en salud equivale al 10% del Producto Bruto Global.  Esto significa que cada año la humanidad destina un monto aproximado de U$D 8.500.000.000.000 (8,5 trillones de dólares) para financiar los sistemas de salud de todo el planeta. También muestra que el gasto en salud fue aumentando año a año en casi todos los países. Sin embargo, a pesar de este nivel de gasto históricamente elevado, la medicina se encuentra ante el desafío de afrontar la mayor epidemia en décadas, tal como explican los expertos. ¿Qué nos pasó?

Aunque el gasto mundial en salud viene en aumento, se encuentra “híper” concentrado en los países de altos ingresos. El 20% más rico de la población mundial posee el 80% del gasto en salud. El restante 20% del mismo se reparte entre los otros 4.800.000.000 habitantes. Esto es así porque los países de altos ingresos (los de la Unión Europea y América del Norte) tienen un gasto en salud del 6% de su PBI, mientras que los países ingresos medios (entre los cuales están China o Argentina) destinan entre un 2,3% y un 3,7%. En contraste, en los países de ingresos bajos (principalmente África) este porcentaje tan sólo alcanza un 1,5% de su PBI.

El resultado es una enorme inequidad en los gastos de salud, tanto aquellos destinados a conceptos corrientes como los afectados a la adquisición de tecnología o infraestructura. Mientras que los países desarrollados gastan un promedio de 270 dólares al año por cada uno de sus habitantes, los países pobres sólo destinan 30 dólares. Un dato relevante, es que en los países con ingresos elevados la salud se financia cada vez más desde el sector público, mientras que en países con menos ingresos el financiamiento privado aumenta notablemente. Esto da lugar a una profunda desigualdad intranacional, ya que las personas con recursos tienen mayor capacidad de autofinanciar ese gasto.

La lógica de la competencia tiene enormes beneficios ya que impulsa a los países a mejorar la calidad de atención médica, a seguir incrementando el gasto en salud, a realizar más investigaciones. Pero esta competencia funciona correctamente cuando nadie queda demasiado lejos. Y lo que pasó en el sistema de salud mundial es que los países ricos han avanzado, pero se alejaron demasiado. La globalización y la competencia vienen de la mano.

La paradoja reside en un virus que nació en Wuhan, China, propagándose casi instantáneamente por el resto del planeta, con fuertes picos en Europa, América del Norte y poniendo en vela a toda la humanidad. No es casualidad que este virus haya nacido allí. El gasto público que China destina para salud representa casi la mitad que el que asignaba en el año 1997: pasó del 15% al 9%. El dilema de la globalización es justamente que “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”, como indica el proverbio chino.

El informe de la OMC, del año 2016, advierte sobre dos problemáticas: la desigualdad en el gasto de los países ricos y pobres en salud y en la mala calidad de la información que hay al respecto. Advierte, pero no repara en sus consecuencias. ¿De qué sirve blindar la puerta del frente de tu casa si queda abierta la ventana? Con este mismo razonamiento se podría afirmar que si el mismo gasto en salud global -que presenta sus máximos niveles históricos- estuviera distribuido de forma más equitativa entre todos los países, los riesgos de que se generen nuevas epidemias serían menores.

Este es el costo de la desigualdad. La pandemia del COVID19 nos debe hacer repensar las estrategias para la atención primaria de la salud, la producción y el acceso a vacunas y medicamentos, la investigación, el desarrollo y la innovación, desde una perspectiva global y cooperativa entre países. Protegerse desde lo local ya ha perdido sentido o, más precisamente, ha perdido eficacia.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,671170,000075,0000
DÓLAR BLUE0,0000123,0000127,0000
DÓLAR CDO C/LIQ1,0615-112,9110
EURO0,045681,148181,1994
REAL0,064813,264113,2727
BITCOIN0,21639.246,46009.253,0700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,840329,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-29,032311,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-27,272712,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000029,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)5,319199,0094,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,86212,342,32
DISC USD NY-0,704270,5071,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,769043.237,0100
BOVESPA1,770098.697,0600
DOW JONES2,130026.085,8000
S&P 500 INDEX1,34063.155,2200
NASDAQ0,940010.390,8430
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,0000322,0586322,0586
TRIGO CHICAGO0,5241193,8231192,8126
MAIZ CHICAGO0,2246131,7861131,4908
SOJA ROSARIO0,4731233,6000232,5000
PETROLEO BRENT0,866143,090042,7200
PETROLEO WTI0,847940,440040,1000
ORO0,00001.811,00001.811,0000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology