Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Coparticipación: defender el reparto discrecional es quedarse en el pasado

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

HERNÁN DE GOÑI Subdirector Periodístico / Twitter @hdegoni

2
Coparticipación: defender el reparto discrecional es quedarse en el pasado

Es extraño escuchar a gobernadores criticar el decreto que aumentó la coparticipación federal a la Ciudad de Buenos Aires por considerarlo un acto arbitrario. Es que la gestión de Cristina Kirchner montó un mecanismo de sumisión política de las provincias, a través del envío de fondos discrecionales para obras públicas y políticas sociales. El gobernador que se alineaba, recibía más transferencias que los alineados. Cuando el gobierno nacional resolvió traspasar parte de la Policía Federal al distrito porteño, podría haber ocultado la transferencia de fondos en los laberintos del Presupuesto Nacional y nadie se hubiera enterado. Pero optó por hacerlo por lo que debería ser el canal normal, y levantó una polvareda injustificada.

Los gobernadores -tanto opositores como aliados al macrismo- no se quejan por perder plata, ya que los fondos para la Ciudad no salen de su porción, sino de la que recibe la Nación. Se quejan porque están acostumbrados al trueque, y quieren recibir algo para tener algo que mostrar. Ni siquiera se admite en este debate que el traspaso de la Policía debería haberse concretado hace tiempo, porque era inseparable de la autonomía porteña (hecho que para los porteños tuvo un costo real no computado, que fue la suba de impuestos necesaria para solventar la creación de la Metropolitana).

Es cierto que la medida complicó el tejido de alianzas que había iniciado el oficialismo en el Congreso. Pero la protesta parece destinada a sostener el mantenimiento de la cadena de favores. La coparticipación está destinada a ser eje de un debate urgente por el fallo de la Corte que desarticuló el actual esquema de financiamiento de la ANSeS y obliga a acordar uno nuevo. Pero esa discusión debe defender criterios legítimos para el reparto de recursos y crear un nuevo equilibrio. La discrecionalidad no le hizo bien a las provincias. Más que defenderla, sus administradores deberían esforzarse por borrarla.

Más notas de tu interés

Comentarios2
benedictodos800
benedictodos800 26/01/2016 04:27:57

CLARO Y MANDAR UN DNU Y ROBARSE UNA PORCION ES DE PRO-CESADOS JAJAJAJAJ Y DEMOSTRAR QUE ESTE ES EL VERDADERO CENTRALISMO Y UNITARISMO MA QUE ROSAS NOSOTROS SOMOS PORTEÑOS

Raul Nieto
Raul Nieto 26/01/2016 12:48:59

Una vision correcta de una situacion que no debio tener mayor trascendencia