DEBATE

Consumo sostenible, un desafío del presente para el futuro

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) proyecta que, de mantenerse el nivel actual de extracción de recursos naturales, para el 2050 se necesitará el equivalente a casi tres planetas para satisfacer las demandas de la población. Así, el desafío del presente es anticiparse a esta cuestión, desarrollando infraestructura que no dañe el medioambiente e impulse un consumo y una producción sostenibles en el tiempo.

En Argentina todavía queda mucho que aprender en materia de producción y consumo sostenible. La ONU elaboró un índice de Desarrollo Sostenible Provincial (IDSP), que establece una cifra entre 0 y 1 de acuerdo al grado de crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental en los diferentes distritos de nuestro país, exponiendo los aspectos a mejorar en cada uno de ellos. El promedio nacional obtenido fue de 0.57, mientras que La Rioja obtuvo un valor de 0.53, entre los más bajos del país.

Frente a este panorama, los tomadores de decisiones públicas se encuentran ante la dificultad de promover un crecimiento que fomenta al mismo tiempo el uso eficiente de recursos y energía, confiando en que es posible contribuir con el desarrollo social y urbano, conservando el medioambiente. La Rioja, en particular, debe repensar su plan medioambiental de política pública para poder alcanzar las recomendaciones internacionales, colaborar con el desarrollo sostenible y avanzar hacia el consumo responsable de recursos que preocupan a nuestra región, como el abastecimiento de agua potable.

La construcción de economías innovadoras y dinámicas sólo puede llevarse a cabo con el desarrollo de una infraestructura eficiente que mejore el acceso a los servicios básicos, atenúe el uso energético, cree empleos ecológicos y eduque acerca de los modos de vida amigables con el ambiente. También es fundamental el compromiso de la comunidad para llevar a cabo prácticas sostenibles, reciclando la basura, exigiendo productos y servicios sustentables y tomando decisiones de compra informadas.

La ciudad de La Rioja puede inspirarse en las innovaciones existentes apostando a un cambio cultural, donde la concientización sobre el consumo responsable atraviese todas las etapas del proceso productivo. Así, partiendo de políticas públicas que eduquen en materia ecológica, puede garantizar que la gestión de las distintas organizaciones no sólo contribuya al desarrollo local, sino que apueste a la inversión de productos y servicios innovadores, climáticamente inteligentes y con bajos niveles de emisión.

El 15 de octubre, declarado como el Día de Acción Global para la Educación sobre el Consumo Sostenible, es una buena oportunidad para reflexionar sobre esta temática, adoptando estilos de vida viables y repensando tanto nuestro aporte individual como colectivo para lograr que las ciudades donde vivimos, sean espacios de vida y desarrollo sostenibles.

Tags relacionados
Noticias del día