Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Conquistar nuevos mercados solo sirve si políticos y empresarios también piensan a largo plazo

El gobierno argentino no quiere sobredimensionar las expectativas sobre posible inversiones a recibir tras la gira presidencial a Dubai, China y Japón. La canciller Susana Malcorra (que en el sector privado llegó a ser CEO de una de las dos grandes telefónicas locales) lo dijo muy claro: no se trata de apretar un botón y esperar la plata. El propio Mauricio Macri admitió el fin de semana que muchos inversores aún esperan que se revalide el rumbo en octubre. El combustible que necesita la economía de manos del sector privado seguirá llegando por goteo.

Una compañía, sin importar su tamaño, primero tiene que tener un proyecto de expansión, después evaluar su costo, definir en qué lugar llevarlo adelante, conseguir los fondos y finalmente ponerlo en marcha. Las grandes empresas globales siempre tienen un plan activo, pero hasta el año pasado la Argentina no estaba en su radar.

Muchas empezaron a recabar oportunidades, y aunque la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional actualizó para este viaje el total de anuncios recibidos desde el inicio de la gestión, el 45% de los u$s 60.900 millones prometidos corresponden a quince empresas. Un poco menos de ese monto está absorbido por planes para la extracción de recursos naturales (petróleo, gas y minería) y generación de energía renovables. La producción de bienes industriales o de consumo (los rubros que mueven la aguja en términos de empleo) todavía reciben menos de 15% de los desembolsos anunciados.

A los inversores no les preocupa tanto si la inflación de abril fue 2,6% o si el PBI de 2017 crecerá medio punto más o menos. Prefieren certezas sobre las reglas, porque en las casas matrices pesa más el 2025 que diciembre. Dubai puede convertirse en un mercado relevante, ya que importa 80% de sus alimentos. China puede absorber más importaciones y aportar financiamiento a obras de infraestructura. Y a Japón también le importa la seguridad alimentaria. Pero antes de celebrar nuevos destinos para la producción argentina, Macri debe lograr que empresarios y gremios locales, así como la dirigencia política, trabaje y se comprometa también con el largo plazo.

 

Más notas de tu interés

Comentarios3
Panchito Marcotullio
Panchito Marcotullio 15/05/2017 06:58:38

Y tienen miedo que vuelva Cristina, por que el peronismo asegura buenos salarios, que es lo que no quieren ellos.

Panchito Marcotullio
Panchito Marcotullio 15/05/2017 06:56:32

Seamos claros, los inversores quieren salarios de hambre que le reportan enormes ganacias a ellos, por eso no vienen las inversiones.

Justicialismo Y Pobreza
Justicialismo Y Pobreza 15/05/2017 09:28:30

Hay que preguntarle al peronismo con que nuevas convicciones va a encarar el 2020, es a ellos que medio mundo le tema antes de poner un mango en este pais bananero