U$D

LUNES 20/05/2019

Con una graduación reducida no será fácil el crecimiento

ALIETO ALDO GUADAGNI Academia Argentina de Educación

0
Con una graduación reducida no será fácil el crecimiento

El Siglo XIX fue el siglo de la escuela primaria, mientras que el XX fue el siglo de la escuela secundaria, pero ahora vivimos en el siglo de la Universidad. En este siglo del conocimiento, las personas capacitadas y sus ideas aportan no solo a su desarrollo profesional sino también a la riqueza de las naciones. La universidad como nunca antes ha sido más importante que hoy y el valor de una educación superior nunca fue tan elevado como en este tiempo.

Estamos en presencia de un sostenido proceso de transformacion de las estructuras de producción de bienes y servicios, que nos indican claramente que año a año se destruirán cada vez mas empleos no calificados y aumentara la demanda por mas recursos laborales de alta preparación. Esto significa que el nivel educativo de un país será esencial para determinar el ritmo de crecimiento del futuro nivel de vida de la población. El avance económico de una nación hoy no depende principalmente de la existencia de abundantes recursos naturales (agro, minería, pesca, hidrocarburos), sino del nivel de calificación de su fuerza laboral. Este siglo XXI es el siglo de la ciencia y la tecnología, los avances son cada vez mas acelerados, por ejemplo en el área de la robotización de los procesos industriales, de la comercialización y los servicios.

La OCDE ha publicado su informe anual sobre la situación de la educación mundial; es evidente que en los países miembros de la OCDE se viene registrando un sostenido incremento en la graduación de los jóvenes en carreras universitarias o técnicas de nivel terciario superior. Hacia 2007 apenas 34% de la población entre 25 y 34 años de edad había completado estos estudios superiores terciarios, mientras que en el año pasado, este porcentaje registra un importante aumento ya que ya se ubica en el 44% de esta población.

Pero no todas las naciones exhiben los mismos niveles de esta graduación terciaria, ya que se observa lo siguiente:

Primero, Corea es el país con la más alta graduación (70%), es decir nada menos que 7 de cada 10 de estos jóvenes coreanos han concluido los estudios terciarios. En segundo lugar aparecen Canada (61) y Japon (60). Rusia y Lituania tienen una graduación terciaria del 58% y 56%. Irlanda registra una graduación en el orden de 53%. Luego aparecen Australia y Reino Unido (52%), Luxemburgo (51%) y Suiza (50%), Estados Unidos y Noruega (48%), España presenta una graduación del orden de 43% y China, del 18%.

Según este informe de la OCDE la graduación mas baja de los países considerados corresponde a Sudafrica, con apenas 6% de graduados. En América Latina los índices de graduación son inferiores, registrándose tambien importantes diferencias entra las naciones consideradas en este informe de la OCDE.

Chile encabeza esta lista con 30% de graduación, Mexico, Colombia y Costa Rica registran una graduación del 28%. Nuestro porcentaje de jóvenes que completan su graduación terciaria es muy bajo, ya que apenas llega al 18%. Esto quiere decir que la graduación terciaria en Chile es nada menos que un 67% superior a la nuestra, mientras que la correspondiente a Mexico, Colombia y Costa Rica son un 55% mayores. Significa que nuestra acumulación de capital humano es muy pobre.

Este siglo XXI es el siglo de la ciencia y la tecnología, por esta razón es razonable prever que las naciones que mejoren los niveles y la calidad de su sistema educativo terciario tenderán a liderar el crecimiento de la economía mundial. Debemos asumir nuestra realidad y dejar de ser indiferentes a las serias limitaciones de nuestro sistema educativo, particularmente en el nivel superior universitario.

Comencemos por reconocer que tenemos muy pocos graduados universitarios y que nuestra matricula universitaria apunta mas al siglo XIX que al siglo XXI. Este año celebramos el centenario de la reforma universitaria nacida en Cordoba, es hora de iniciar un sendero de fortalecimiento y expansión de la educación superior, con una nueva agenda que apunte a elevar la calidad en la preparación de los nuevos graduados.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping