Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cómo gestionar un pozo petrolero desde la oficina

La transformación tecnológica y la digitalización de procesos juegan un rol fundamental en las nuevas formas de explotación de diferentes fuentes de energía.
Internet de las Cosas, por ejemplo, permite contar con información sobre lo que ocurre a miles de kilómetros y mostrarla en tiempo real en la pantalla del celular.
Decisiones más precisas y a distancia ahora pueden ser ejecutadas desde la palma de la mano.
En plena revolución del mundo cada vez más conectado, la industria petrolera se posiciona como uno de los grandes espacios para la innovación tecnológica.
En este sentido, las soluciones de Internet de las cosas también están incrementando su participación en todo el proceso productivo con una fuerte inversión en investigación y desarrollo para lograr tener control a distancia de las infraestructuras involucradas en la perforación y la conducción de petróleo y gas.
Ya existen prototipos de tubos inteligentes, capaces de transmitir información en tiempo real sobre variables fundamentales del yacimiento, permitiendo a los líderes ejecutar decisiones de manera sencilla, cómoda, segura y efectiva.
Asimismo, por ejemplo, se puede saber cómo están funcionando los equipos de perforación y bombeo de un determinado yacimiento, además de poder anticiparse y realizar su mantenimiento y reparación, sin necesidad de trasladarse hasta el sitio.
La innovación tecnológica y la baja de los costos de las comunicaciones son otra pieza fundamental de este rompecabezas.
En la actualidad es mucho más eficiente tener todos los sitios conectados y poder gestionar en forma remota un falla, antes que traer especialistas de algún lugar lejano para que resuelvan una problemática en particular.
No obstante, únicamente acumular datos no sirve de nada. Es en este punto donde aparece otro factor transformador de la industria: las soluciones de inteligencia de negocio (BI) que brindan a las organizaciones la posibilidad de analizar comportamientos de la operación, cruzar esos datos con variables financieras y tomar decisiones de negocio más eficientes.
Un escenario similar se presenta en el sector de energías renovables, donde la tecnología y soluciones de Internet de las Cosas están automatizando procesos y obteniendo más información para su óptima gestión.
La digitalización, la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet, las soluciones de Business Intelligence y todos los adelantos tecnológicos han llegado a la industria de petróleo y energía para quedarse.
En los próximos años prometen continuar desarrollando soluciones que permitan hacerla más eficiente, más segura y generar una energía más limpia y más barata para mayor cantidad de gente. Y todo esto, sin moverse de casa.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar