Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cómo atraer más capital privado a las alianzas público-privadas

Imagen de JAMES P. SCRIVEN

JAMES P. SCRIVEN

Gerente de la Corporación Interamericana de Inversiones del BID.

0
Cómo atraer más capital privado a las alianzas público-privadas

Como motor de crecimiento económico y reducción de la pobreza, las alianzas público-privadas (APP)  están en alza en América Latina y el Caribe. En la última década, se materializaron aproximadamente 1.000 proyectos de infraestructura de APP valorados en u$s 360 mil millones. En un entorno de presupuestos fiscales limitados y crecientes brechas sociales, las APP son hoy más relevantes que nunca.

A pesar de este repunte, muchos proyectos no son capaces de movilizar suficiente capital privado. Las APP atraen aproximadamente un dólar de financiamiento privado por cada dólar de financiamiento público, una proporción que no ha logrado cerrar la brecha de financiamiento en infraestructura.

Por el lado de la oferta, los inversionistas institucionales tienen fondos equivalentes al 20% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región, una suma contundente considerando que se necesita un 2-2.5% adicional del PIB para satisfacer la demanda en infraestructura.

La gestión de activos a largo plazo, como pensiones y seguros, es una combinación ideal para los tenores de los proyectos realizados a través de APP. Además, las APP ofrecen a los inversionistas plazos de reembolso relativamente predecibles, retornos financieros prometedores y protección contra la inflación.

En el pasado el capital privado, principalmente de los inversores institucionales, ha sido cauteloso. Sin embargo, es posible mitigar ciertos riesgos para despertar el interés de los inversores y garantizar la viabilidad de los proyectos.

1. Riesgos legales y regulatorios

Los riesgos legales y regulatorios abarcan políticas, regulaciones e instituciones. El fortalecimiento de este marco normativo para hacer frente a las fallas del mercado, incentivar el riesgo compartido y regular de forma consistente, tranquiliza a los inversionistas. Los países están estableciendo agencias gubernamentales y unidades con experiencia para supervisar las APP. Los servicios de asesoría a los gobiernos pueden fortalecer aún más las instituciones y los mecanismos de supervisión, así como la programación de proyectos a largo plazo.

2. Riesgo en la preparación de los proyectos

La creación de capacidad, combinada con los incentivos adecuados, puede mitigar el riesgo de preparación de un proyecto. La asistencia técnica puede apoyar planes de inversión de proyectos y compartir conocimientos con funcionarios públicos de agencias que promuevan las APP.

Por ejemplo, apoyar la planificación de inversiones puede alinear el desarrollo de APP con contribuciones determinadas a nivel nacional, lo que se traduce en proyectos más sostenibles y resistentes al clima. El asesoramiento también permite a los gobiernos determinar los modelos óptimos de prestación de servicios mediante evaluaciones precio-calidad. Esto puede optimizar el valor y la eficiencia del proyecto, su predictibilidad y su atractivo para los inversores.

3. Riesgo en el tipo de cambio

La mayoría de las APP, salvo en el sector energético donde se financian en dólares, están denominadas en moneda local. Para el éxito de una APP, lo clave es evitar el riesgo del tipo de cambio para que los prestatarios locales reembolsen en la moneda en que estén generando flujo de caja, evitando desajustes. También la mayoría de los gobiernos están limitados en la cantidad de dólares que pueden garantizar. El riesgo cambiario puede ser mitigado a través de los inversores al crear tesorerías locales que pueden emitir deuda en la moneda local o al proporcionar garantías en moneda local proyecto por proyecto.

4. Riesgo de construcción

El riesgo de construcción incluye expropiación, exposiciones geológicas y pérdidas adicionales durante la fase de construcción. Los inversionistas prefieren participar en las APP una vez que la construcción se haya completado. Sin embargo, los proyectos pueden disminuir su riesgo por medio de facilidades de liquidez, financiamiento mixto, deuda subordinada y garantías de finalización que cubren el riesgo de construcción y hasta los primeros 24 meses de operación, pueden brindar mayor comodidad e incentivar la entrada anticipada de las APP.

Los bancos multilaterales de desarrollo están en una posición única para ofrecer muchas de las soluciones que abordan los riesgos legales, regulatorios y de preparación de proyectos. Nosotros en la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), por parte del Grupo BID, prestamos en moneda local, como lo estamos haciendo en Paraguay, Brasil, Colombia y México, y podemos implementar instrumentos de garantía y deuda para mitigar el riesgo de construcción.

Así, la CII recientemente mitigó los riesgos y atrajo inversionistas institucionales en el proyecto hidroeléctrico Reventazón de Costa Rica, y en los parques eólicos Campo Palomas y Colonia Arias en Uruguay. La siguiente fase busca acercar a los inversores institucionales a las APP y a la fase de construcción.

A medida que la cartera de APP de la región continúe creciendo, implementaremos más soluciones para optimar la bancarización de APP y movilizar más financiamiento. El impulso que vemos en las APP trae beneficios para los gobiernos, las empresas privadas y los ciudadanos de los países a los que servimos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar