Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cómo armar el mejor equipo de comercio exterior

El comercio exterior es un vasto mundo de especialidades y especialistas. No es lo mismo exportar nueces que importar un tomógrafo computado. Conceptos muy variados sobre tributación, aduaneros, cambiarios, fitosanitarios o de logística son aplicados a diario por un sinnúmero de profesionales dentro de este rubro. Y siglas como SIMI, LMAN, Secoexpo, MANI o BL forman parte de su léxico cotidiano, con el convencimiento que el interlocutor sabrá exactamente de lo que se está hablando.
También hay distintas disciplinas que interactúan dentro de la misma operación comercial y se ocupan de mirarla desde su particular especialización: agentes de carga, bancos, compañías de seguros, aduana y otros organismos oficiales, terminales y depósitos fiscales, despachantes, transportes terrestres, abogados, solo por mencionar algunos.
Aquellos que cuentan con una cierta estructura buscan incorporar los profesionales más capacitados y experimentados para formar el mejor equipo. Pero al momento de armar una estrategia se encuentran con la misma realidad: si deciden incorporar talentos, estos son escasos o sus sueldos pueden estar por encima de lo que sus costos pueden soportar. Y si la decisión es formarlos, advierten serias dificultades para llevarlos al nivel de productividad deseado en plazos razonables.
En contextos en donde la reactivación económica es inminente, la rotación es un fantasma que vuelve a aparecer y, con ésta, la dificultad de tener una mirada estratégica. Algunas recomendaciones para encarar el problema:

n En el proceso de selección, enfocarse en aquellos que han demostrado compromiso con el aprendizaje y en quienes cuenten con experiencia en más de un rubro (por ejemplo, en un despachante y en un agente de cargas).

n Armar un plan mínimo de capacitación que contemple las reales necesidades del personal. De nada servirán las clases de portugués cuando el foco de la empresa estará en Europa o Norteamérica.

n Como la normativa de estas especialidades se va actualizando de forma permanente, incorporar cursos cortos y en línea sobre temas técnicos. Hay muy buena oferta en el mercado. Fomentar la asistencia a seminarios o foros.

n Evaluar beneficios que complementen al salario como flexibilidad de horarios, días libres o adicionales de vacaciones. El mejor trabajo es aquel que más herramientas da para ser un mejor profesional, no el que mejor paga.

n Establecer objetivos simples aunque medibles y desafiantes, sobre conceptos como productividad y eficiencia. Los errores en Comex se pagan muy caros y en dólares.

n Idealmente, manejar un tablero de control donde los procesos clave se encuentren monitoreados, con objetivos de desempeño.
En el largo plazo, la formación de cuadros desde la base de la pirámide organizacional puede ser la estrategia con mejores resultados, aunque requiere de una visión clara y actuar en consecuencia.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Pepe Pirrico
Pepe Pirrico 20/06/2016 01:47:45

cON UN DOLAR A$14 YO ARMARIA LO EMJOR EN IMPORTACIONES POQUE NO ES POSIBLE EXPORTAR