Miércoles  04 de Julio de 2018

Cavallo: la reaparición de un populista neoliberal

Exministro de Economía Domingo Cavallo
Exministro de Economía Domingo Cavallo

La crisis cambiaria que vive la Argentina viene permitiendo que Domingo Cavallo, el 'bocho económico detrás del encanto de la convertibilidad de los 90', vuelva a sugerir medidas económicas. Sólo en una sociedad perversamente confusa -ideológica y culturalmente- esto es posible.

La experiencia de su plan mágico dejó un país económicamente destrozado. La pugna en torno a 'la década ganada' sólo fue posible por la divina entrada de la China e India al mercado mundial demandando commodities. Caso contrario, los resabios del legado del super-ministro hubiesen sido sentidos duramente en carne y hueso por los argentinos.

Pero como, si lo adeudado estuviese prometido, gradualmente se le está dando a Cavallo otra vez la oportunidad de experimentar con el malestar humano.

En realidad, en esto Cavallo sería sólo un soldado más de la cruzada neoliberal contra el bienestar de las sociedades en el mundo. Lo que lo distingue de sus pares es ese toque ‘nuestro’ que tiene: su promesa de magia inmediata.

El discurso neoliberal se caracteriza por prometer las mieles de sus medidas después de un duro ajuste.  Eso fue lo que se dice que también sucedió en la Argentina después de la hiperinflacion de 1989. Se dice que Menem, al asumir en julio de 1989, implementó así el modelo de mercado. Una verdad a medias…

El ABC del modelo neoliberal

Menem y su gestión Bunge & Born intentaron cumplir con el ABC del modelo neoliberal. Se decía, en esa época, que había que aplicar ‘cirugía sin anestesia’ y esperar al menos dos años para ver sus frutos. Dólar altísimo, corte de importaciones, reducción de gastos, aumentos de impuestos, flexibilización laboral  apertura de la economía –además de las privatizaciones– constituyeron el ‘pack’ de la operación.

Expresidente Carlos Menem

Seis meses duraron los Planes B&B, y Menem recurrió en 1990 a la lógica de las cuentas fiscales manejadas como si fuesen las de dueña de casa colocando al contador de su familia, Erman González, como ministro de Economía. Después de poco más de un año, tremendamente recesivo, fue substituido por Cavallo, quién implementó en abril de 1991 el Plan de Convertibilidad.

Entre que asumió y la convertibilidad pasaron poco menos de dos años. El ajuste recesivo no impidió brotes hiperinflacionarios. Más importante, la popularidad de Menem, según una encuesta de Mora y Aruajo, que había sido en octubre de 1989 del 85% se encontraba en 29% en febrero de 1991, mientras que la imagen positiva del plan neoliberal había caído de 72% a 17%. Las protestas y huelgas en 1990 se acercaban a los picos verificados durante la gestión Afonsín.

Cavallo el populista

Entonces, llegó el brujo. Era evidente que el modelo neoliberal tenía los datos contados, así como el propio Menem. Así, Cavallo convenció al FMI que aceptara tres medidas que nunca había contemplado y que, incluso, miraba con desconfianza: dólar barato (y no caro); convertibilidad de la moneda y sistema financiero bimonetario.

Se dice que populista es quién ofrece realidades inviables para obtener apoyo político. Efectivamente, eso es Cavallo. Supo que en Argentina cualquier plan económico -por más tremendo y destructivo que sea- pasa en medio de una fiesta de consumo, en particular si implica importaciones y viajes al exterior. El dólar barato de la convertibilidad liquidó de un chasquido los reclamos sociales mientras se disparaban las importaciones y el turismo externo.

Así, el modelo neoliberal en lugar de haberse aplicado como ‘cirugía sin anestesia’, se introdujo con la convertibilidad como ‘anestesia de la cirugía’.

Los dólares y las joyas de la abuela

Esto porque la garantía-dólar a la moneda nacional sólo resuelve eso: chau moneda nacional, hola dólar. Pero después viene un ‘mañana’: ¿cómo se consiguen dólares?

Ese problema fue resuelto por las privatizaciones; pero mientras se acababan ‘las joyas de la abuela’ para vender, como decía Alfonsín, fue apareciendo la cruda realidad del chaleco de fuerza económica que implica tener una economía dolarizada, un tipo de cambio bajo y un sistema financiero bimonetario. A ojos sociales: fuerte recesión, altísimo desempleo, cierre de empresas…

No hay que olvidarse de que el mago Cavallo, durante la convertibilidad, nos alentaba con que la Argentina no podía conformarse con ser menos productivo que Estados Unidos.

En una entrevista de Página/12 el 19 de noviembre de 2000 le preguntan: “¿Existe alguna manera de salir de la convertibilidad, se puede o se debe salir?”.

Y el mago responde:

“Creo que hay que salir del estancamiento de la productividad de la Argentina. ¿Cómo vamos a resignarnos a que la productividad de nuestra economía sea inferior a la de Estados Unidos? No podemos resignarnos a una calidad de vida como si fuésemos un país de baja productividad. Nosotros tenemos que encontrar la forma de que la productividad en la Argentina crezca a un ritmo mayor que en los Estados Unidos”.

Es que efectivamente es así; sin bajar precios internos y salarios en dólares por devaluación, quedan dos opciones para bajarlos: mayor recesión o mayor productividad. Y, como nuestra vara es el dólar, significa aumentar muchísimo la recesión o la productividad.

Como muestra del delirio de la propuesta mientras EEUU ocupaba el segundo puesto del ranking de competitividad mundial de 2001 del informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, la Argentina era 53° – detrás de la 38va. Trinidad y Tobago, por ejemplo.

Ahora que está de moda mirarse en el espejo de ‘un país serio’ sorprende que minutos después de dar esa entrevista no hubiesen llevado a Cavallo directamente, sin escalas, a un manicomio

Pero no. Como Argentina tiene permanente sesgo hacia la originalidad, unos meses después es otra vez nombrado ministro de Economía por De la Rúa, y además, reafirmando nuestra convicción de ser atraídos por la magia, en seguida –por ley– se le otorgan “súper-poderes”. Espectáculo que terminó con la explosión de 19 de diciembre de 2001 que lo llevó, rápidamente, a presentar su renuncia cerca de una medianoche marcada por una Plaza de Mayo plagada de gente cansada de no ver resultados agradables de su magia.

Cavallo, durante el gobierno de De la Rúa (Archivo)
Cavallo, durante el gobierno de De la Rúa (Archivo)

Después de semejante experiencia, que en ‘un país normal’ le hubiese valido un eterno olvido, aquí Cavallo reaparece. ¡Y con la misma propuesta!

Es decir, nuevamente Cavallo vende su receta populista, que es la que todos quieren oír: como la gente quiere ahorrar dólares, el gobierno debería facilitar a la gente el poder hacerlo.

Bárbaro. Pero después vendrá otro “mañana”. Y mañana, ¿qué pasará?

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000052,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000057,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ35,3257-59,1591
EURO0,072960,728160,7669
REAL0,101613,494613,5037
BITCOIN-1,924810.708,500010.716,9700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,542957,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D7,575871,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D6,666772,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-5,7471164,00174,00
CUPÓN PBI EN PESOS-5,55561,701,80
DISC USD NY-5,194873,0077,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-10,445030.406,6500
BOVESPA-0,250099.468,6700
DOW JONES-0,660026.135,7900
S&P 500 INDEX-0,79152.923,6500
NASDAQ-0,68008.002,8120
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,2049314,4343313,7913
TRIGO CHICAGO-1,4501168,5618171,0420
MAIZ CHICAGO-1,3014141,8250143,6950
SOJA ROSARIO0,0000245,1000245,1000
PETROLEO BRENT0,518960,050059,7400
PETROLEO WTI-0,124756,070056,1400
ORO0,35991.505,80001.500,4000
Revista Infotechnology