Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Carrió vs. Angelici: una aliada que juega en la cancha de la oposición

Carrió vs. Angelici: una aliada que juega en la cancha de la oposición

Elisa Carrió llegó con anteojos oscuros al Anexo C de la Cámara de Diputados el pasado 25 de febrero. No se los sacó durante aquella primera reunión, bajo techo, del Interbloque de Cambiemos. Como si la indomable líder de la Coalición Cívica necesitara llamar la atención con gestos cuando le basta con cada palabras que dice.

A puertas cerradas, sin el oído indiscreto de la prensa, sus aliados del PRO y del radicalismo la tantearon: la legisladora venía de lanzar reproches a la Casa Rosada a la cual ahora la invitan. Lo último, había presionado por cambios en Ganancias. Pero ya en diciembre, apenas asumido Mauricio Macri, anunció un proyecto para evitar el nombramiento de jueces de la Corte Suprema por decreto, lo mismo que el Presidente pretendía hacer por esos días.

"Lilita, pegás como si no fueras oficialista...", ironizó un diputado. Carrió genera un sinfín de apreciaciones, amores y odios por igual, pero pocos pueden negar su inteligencia. La respuesta de la chaqueña, ahora con domicilio bonaerense, fue para manual político de Cambiemos: "Ocupo el espacio opositor para evitar que lo acapare el kirchnerismo". Reveló así, detrás de su iracunda postura, histórica por cierto, una sutil estrategia de "oposición con control de daños" en una compartida gestión de aliados.

"Ella fija ciertos límites para enderezar el rumbo", explican en su entorno el rol de una Carrió que durante muy poco tiempo, hace más de una década, supo ser oficialista. En algún punto, en estos meses, lo logró: Macri envió al Congreso los nominados para el máximo tribunal y aceptó, aunque lo pateó, cambios en las escalas de Ganancias. A cambio, sumó para el relato "dialoguista" oficial.

Sin embargo, menos tiempo le bastó a Carrió para encontrar el límite presidencial. "Necesitamos jueces independientes y (Daniel) Angelici se está reuniendo con jueces y fiscales". Esto no fue lo que dijo anteanoche, al arremeter (de nuevo) contra el amigo presidencial y presidente de Boca Juniors. El textual es de noviembre, frente a Mirtha Legrand, cuando el ahora mandatario aún festejaba la victoria en el ballottage.

Con el silencio como respuesta a su primera advertencia, Carrió fue más allá ahora en el programa "Animales Sueltos". "Estoy hablando del presidente de Boca, que interfiere en la Justicia desde el club de fútbol con el consentimiento del presidente de la República", acusó, directamente, a Macri. Y le alertó a Angelici: "No maneje la Justicia federal, porque voy a ir contra usted". Como si ya no lo hubiera hecho.

"Está indignada", juran cerca de Carrió, que sospecha que "El Tano", en compañía del ex operador K judicial Javier Fernández, amigo del dirigente xeneize Darío Richarte (ex Side), ambos caídos en desgracia junto a Antonio "Jaime" Stiuso, está frenando en Comodoro Py causas de corrupción contra Cristina Fernández de Kirchner. ¿Por qué lo haría? La diputada no lo dice.

Carrió obtuvo ayer lo que pretendía: sacó a Angelici de las sombras, donde suele moverse incluso como Canciller paralelo, como ya contó este diario. La desmintió: "Soy abogado, algunos de los compañeros que estudiaron conmigo pueden ser magistrados hoy", justificó el amigo presidencial en radio La Red.
Macri, que ayer aprendió que también supuestos socios como Sergio Massa le pueden causar problemas (ver página 3) deberá apaciguar, tarea nada fácil, a su aliada Carrió, con ADN radical, salvo que ella se conforme con doblar pero no llegar a romper.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar