Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Calleri y las sombras del triángulo prohibido

“Quedó preso de sus palabras". Así definió Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, la transferencia del joven delantero Jonathan Calleri (22), quien vió por TV el clásico River-Boca jugado en Mar del Plata. Luego agregó: "La venta de Calleri fue de club a club. Se lo vendimos a Deportivo Maldonado". La hoy devaluada FIFA en su sesión del 25 y 26 de septiembre de 2014, por su Comité Ejecutivo resolvió prohibir la propiedad de derechos económicos de jugadores por parte de terceros (TPO por sus siglas en inglés), fijándose un período de transición. 

El nuevo artículo 18ter del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores (2015) establece que: "Ningún club o jugador podrá firmar un contrato con un tercero que conceda a dicho tercero el derecho de participar, parcial o totalmente, del valor de un futuro traspaso de un jugador de un club a otro, o que le otorgue derechos relacionados con futuros fichajes o con el valor de futuros fichajes".

Al 30 de abril de 2015 todos los contratos afectados por esta medida debieron ser registrados por los clubes ante el TMS (Transfer Matching System) -Sistema de Correlación de Transferencias Internacionales- incluyendo sus enmiendas y adendas, con los datos del tercero involucrado, el nombre completo del jugador y la duración del contrato. La Comisión Disciplinaria de la FIFA sancionará a los clubes y jugadores que incumplieren con esta norma general.

El Reglamento define a un tercero como a una "parte ajena a los dos clubes entre los cuales se traspasa a un jugador, o a cualquiera de los clubes anteriores en los que el jugador estuvo inscripto previamente". En diciembre, el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport publicó que el Inter de Milán había frenado el pase y que se planteaba desistir de la compra porque los derechos económicos de Calleri pertenecerían a una sociedad anónima. "Los comentarios que hay son erróneos. Nosotros cedimos la parte de fútbol a la sociedad anónima, que es la que se hace cargo de estas cosas. No puedo hablar de temas legales de la FIFA, pero sí digo que lo que se está haciendo es legal, no es un pase puente como dicen. 

El grupo inversor es serio y hace negocios en la legalidad. Y la parte civil del club Maldonado no tiene nada que ver", declaró Federico Alvira, presidente del club uruguayo, en ESPN Radio 107.9 FM. En igual sentido, se especula que los derechos económicos de Calleri fueron cedidos a un grupo inversor por una cifra cercana a los 10 millones de euros.

Deportivo Maldonado, club de la segunda división de Uruguay, fue fundado el 31 de julio de 1928 por un grupo de empleados de Don José ‘Pepe‘ Fernández Izmendi, dueño entre otros comercios, de la tienda ‘La Montevideana’. Dicho club ingresó al profesionalismo en 1995. "No está del todo cerrado, pero es prácticamente un hecho que Jonathan jugará en San Pablo por seis meses", dijo Guillermo padre del jugador. "Johnny hubiera estado contento de quedarse en Boca. Pero el club había decidido la venta tres meses atrás", confesó al programa La Oral Deportiva por AM 630 Radio Rivadavia.

Es ‘vox populi‘ que Calleri se entrena con el plantel de Boca y que no viajó al supuesto club comprador a la espera de una definición de un ‘segundo‘ pase que lo llevará a tierras brasileñas, para recién después completar el triángulo prohibido en Europa. 

Se sabe que el camino señalado no conduce a Deportivo Maldonado. En octubre pasado, la FIFA envió una carta a todos los clubes obligando a introducir en el TMS una declaración jurada firmada por el futbolista y su club, certificando que sus derechos no pertenecen a nadie, o en su defecto, debían incorporar una copia en formato pdf del contrato celebrado con terceros. RFC Seraing, club de la segunda división de Bélgica fue sancionado por la FIFA por infringir estas normas con una prohibición a realizar traspasos por un plazo de dos años (cuatro períodos de inscripción consecutivos) más una multa disciplinaria de 137.000 euros.

La Asociación del Fútbol Argentino publicó en su Boletín n° 4990 (08-01-2015) el texto íntegro de la norma aquí analizada. Mientras tanto, el presidente de Boca Juniors insiste ante quien quiera oírlo que esta transferencia internacional se hizo de ‘club a club’. El novelista norteamericano Ernest Hemingway (1899-1961) autor de ‘El viejo y el mar‘, quien vivió 21 años en la isla de Cuba y solía concurrir al mítico bar ‘La Floridita’ de La Habana, a degustar los famosos ‘daikiri‘ junto a otras celebridades de su época, escribió un día: "Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar". Ahora cabe preguntarse a la sombra de los protagonistas: ¿Es necesario explicar lo que es tan obvio? 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar