Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Balancear las inversiones: ni todo pesos, ni todo dólares, también acciones

Imagen de MARIANO OTÁLORA

MARIANO OTÁLORA Especialista en finanzas y periodista.

2

Los inversores tenemos la mala costumbre de ser extremadamente optimistas con el futuro, y eso muchas veces nos juega en contra a la hora de invertir y armar una cartera bien balanceada, (que cubra tanto los riesgos que vemos como aquellos que desconocemos).

Los hechos nos demuestran a diario que el sesgo optimista es el peor enemigo del inversor. Infravaloramos los riesgos a los que nos enfrentamos para luego atribuirnos los éxitos a cuestiones personales; y los fracasos a causas externas y ajenas.

Todos los gobiernos necesitan que la población sea optimista, para influenciar y cambiar la realidad subjetiva y objetiva de la realidad. El problema es cuando el optimismo no es realista.

Toda la información e indicadores que tenemos a mano nos muestran que los números siguen siendo malos y no hay ningún tipo de certeza - a pesar de mejoras de corto plazo - que la Argentina resuelva sus problema estructurales.

¿Y si los dólares no vienen?

Muchos descuentan el éxito del blanqueo, pero hasta el momento está por verse. Desde lo conceptual debería ser un éxito, pero dada la complejidad, la falta de tiempo y las diferencias de interpretación entre especialistas, es difícil cuantificar el éxito.

La demanda del dólar sigue siendo muy alta y por encima del año anterior. Los argentinos estamos comprando más de u$s 1100 millones por mes, frente a los u$s 500 millones diarios que se compraron durante los primeros 7 meses de 2015. La demanda de dólares de los argentinos se mantiene intacta y creciente.

En el caso que Argentina no consiga asegurarse el flujo de dólares o que el blanqueo no cumpla con las expectativas, esta situación podría agravarse.

Por ahora todo indicaría que el dólar flotará levemente por debajo de la inflación y las tasas de interés en los próximos 6 meses.

1-Dónde invertir para dormir más tranquilo: Lo ideal sería armar una cartera balanceada entre pesos, dólares y acciones. Para un inversor dispuesto a asumir un riesgo moderado, debería tener un 45% en renta fija en pesos, 35% en renta fija en dólares, y un 20% en acciones. Analicemos cada grupo.

2- Renta fija en pesos (45%): Argentina acaba de colocar deuda en pesos a distintos plazos y la curva de rendimientos quedó conformada con 5 títulos que ofrecen desde el 20% al 15,5%: dos con vencimientos en 2018, dos que vencen en 2021 y 2023 y el más largo con vencimiento en 2026.

La curva invertida de los rendimientos (los plazos más largos pagan menos que los cortos), indican que el mercado confía que la inflación bajará en los próximos años, sacrificando el rendimiento de corto plazo.
Los bonos en pesos -que ofrecen en el tramo corto un mayor rendimiento- le deberían ganar a los bonos en dólares (sólo en el corto plazo). La inflación futura es clave para seleccionar la renta en pesos, por ejemplo un bono que ajusta por CER como el Discount en pesos, si la inflación fuera del 6% anual, rendiría un 9,7% contra el 15,5% del TO26. Las Lebac a 35 días siguen siendo atractivas, el problema son las comisiones que se pagan en cada renovación, neto de comisiones, un bono que ajuste por Badlar como el AM20 sería lo aconsejable o para un plazo menor, el AO17.

3- Renta fija en dólares (35%): Los bonos subieron mucho de la mano de la caída de su rendimiento. Siguen siendo atractivos los bonos más largos como el DICA que vence en 2033 y también el Bonar 2046 para los que tienen un capital mínimo de 160.000 dólares o el Bonar 2024 (AY24). También sumaría bonos dólar linked, que pagan devaluación más 5%. Los que mejor atractivo presentan son los que tienen vencimiento en 2019 como el Bono de CABA o de la provincia de Chubut.

4- En acciones, 20%: Sigue la euforia en la Bolsa local; todo pareciera estar barato y con potencial de suba. Las acciones sin duda tienen margen para seguir creciendo, pero hay que ser muy selectivo y entender que en máximos históricos, cualquier corrección está a la orden del día. En lo que va del año, todas las acciones subieron -salvo excepciones como Aluar o Comercial del Plata-, cualquier empresa generó ganancias (algunas con subas muy importantes como Petrobras, Agrometal, Mirgor, San Miguel y otras más modestas como Siderar, Banco Francés o YPF). Los sectores que mejor captarán una mejora en la economía son el sistema financiero (Galicia y Macro) y el campo (Agrometal, Cresud y San Miguel), otras acciones que me gustan mucho son Pampa Energía, Tenaris, YPF y Transener.

Por el momento está por verse -al margen de los anuncios categóricos- cuál será la prioridad para el año que viene. Cumplir con las metas de inflación o relajar la política monetaria para tener una economía que confirme la reactivación.

Más notas de tu interés

Comentarios2
jesus jose fava
jesus jose fava 23/10/2016 07:48:54

CRESUD(40%)-INV-JURAMENTO-MINETTI-ALUAR-SIDERAR-APBR-CECO-TRANS

Gabriel tiscornia
Gabriel tiscornia 22/10/2016 10:22:17

¿Balancear con bonos-basura y acciones-basura locales?