Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

¿Ayuda o complica la economía a Macri en las elecciones?

¿Ayuda o complica la economía a Macri en las elecciones?

Los procesos eleccionarios son todos diferentes, el contexto interno, los propios actores y hasta el mundo es distinto en cada caso. No obstante, en Argentina, la economía en los últimos 16 años generalmente ha jugado un importante rol, algunas veces a favor y otras en contra. A fin de evaluar cuantitativamente cómo llega la economía a las elecciones del 2017 y compararla con los anteriores procesos electorales, el IERAL construyó un indicador global de la situación económica en cada uno de los procesos eleccionarios de los últimos 16 años. A través del mismo se observa la relevancia de la economía en el proceso electoral ya que en todos los años donde el oficialismo resultó victorioso, el indicador global de la situación económica presenta valores más elevados respecto de los años donde resultó perdedor en las elecciones.

Las variables económicas relevantes en los procesos electorales son múltiples y en algunos casos, de difícil acceso para períodos largos y continuos de tiempo. Más allá de estas restricciones, la construcción del citado indicador utilizó solamente cinco variables económicas para captar el factor económico previo a cada proceso electoral: evolución de la actividad económica, tasa de inflación, dinámica del empleo y poder adquisitivo de los salarios y del crédito total al sector privado. Claramente todos estas variables juegan a favor del estado general de la economía en el indicador construido con la excepción de la inflación que juega en contra.

La recesión económica en Argentina tocó fondo en el tercer trimestre del 2016. Los últimos dos trimestres (IV-16 y I-17) mostraron una importante reactivación del crédito pero con una muy lenta recuperación en los indicadores tanto de actividad económica como del mercado laboral. Por otro lado, la tasa de inflación, si bien se encuentra actualmente muy por debajo de los registros de los primeros meses del 2016, en los últimos dos meses de este año (marzo y abril), el ritmo de crecimiento en los precios se aceleró.

Para el tercer trimestre de este año, las proyecciones del IERAL muestran una consolidación de la salida del proceso recesivo con un sendero de inflación que vuelve a ser declinante a partir del segundo trimestre del presente año.

De esta forma, el gobierno llegaría a las elecciones con una economía en crecimiento y con una tasa de inflación más parecida a la de los últimos meses del 2016 y primeros del 2017 que a las altas cifras registradas en marzo y abril.

Por otra parte, teniendo en cuenta las proyecciones de la economía para el III trimestre de este año, el indicador global de la situación económica construido por el IERAL muestra que la economía estaría llegando a las elecciones en mejor forma que todas las situaciones en las que el oficialismo resultó perdedor (2001, 2009, 2013 y 2015) en los últimos 16 años, pero un poco peor respecto de los períodos donde resultó ganador (2003, 2005, 2007 y 2011).

Del conjunto de indicadores seleccionados, las principales variables que más alejan al estado de la economía en 2017 de los períodos donde el oficialismo resultó ganador en los últimos 16 años son principalmente dos (muy relacionadas entre sí): la lenta reactivación de la actividad económica y la escasa creación de puestos laborales en el sector privado asalariado.

De esta forma, y acorde a las proyecciones del IERAL, la situación económica no le jugaría tan a favor al gobierno como en todos los períodos electorales donde el oficialismo resultó ganador. Sin embargo, el indicador construido muestra que la economía tampoco le jugará fuertemente en contra ya que llegaría al proceso eleccionario con una situación levemente mejor que el promedio de los períodos donde perdió el oficialismo.

Dado que las herramientas de política económica disponibles de acá a las elecciones para acelerar la reactivación de la economía más allá de lo esperado son bastante limitadas y que por otro lado, el mundo difícilmente mejore mucho en este corto período, el oficialismo probablemente necesitará de factores adicionales al económico para obtener un triunfo.

 

Más notas de tu interés

Comentarios3
beatriz lompetolo
beatriz lompetolo 24/05/2017 09:23:49

En octubre hay otras opciones ademas de esta y el kichnerismo! no nos olvidemos que son legislativas, no es a todo o nada!

beatriz lompetolo
beatriz lompetolo 24/05/2017 09:21:39

Hay otras opciones aparte de esta y el kichnerismo! no nos olvidemos que son legislativas, no es a todo o nada

Letras Opacas
Letras Opacas 24/05/2017 08:17:33

Hay otras fuerzas que también juegan, por ejemplo, la corrupción, escenario que me lleva (en los personal) a descartar al kirchnerismo de todo análisis posible