Avances en el intercambio de información fiscal con Suiza

Recientemente se aprobó en el Congreso el intercambio de información con Suiza, relativa a los impuestos de toda clase y naturaleza. La metodología acordada es A requerimiento, significa que las autoridades fiscales argentinas al formular el pedido, proporcionarán al país suizo los siguientes datos: la identidad de la persona sometida a investigación; motivo por el que se solicita la información y el nombre y dirección de toda persona en cuyo poder se crea que obra la información solicitada, por ejemplo: instituciones financieras.

Se aclara categóricamente que los Estados contratantes no pueden efectuar requerimientos especulativos (fishing expeditions), ni solicitar información cuya relevancia resulte improbable respecto de los asuntos fiscales de un contribuyente. Resultan aplicables las normas relativas a los derechos y garantías de los contribuyentes cuya finalidad es asegurar el derecho al debido proceso. El Convenio no obliga a intercambiar información de manera automática o espontánea, metodología hacia donde apunta la tendencia internacional en los próximos años.

Se estima que la entrada en vigencia se producirá para los ejercicios que inicien a partir del 01/01/2016.

La Transparencia Fiscal es una realidad que viene para quedarse y dotar de herramientas a las Administraciones Tributarias para combatir con mayor precisión los focos de Evasión Fiscal, de los capitales negros que buscan refugio en jurisdicciones cada vez más exóticas y sorprendentes.

Por otra parte, la AFIP recibió información de Francia con datos de 3900 cuentas de argentinos en la Sucursal Suiza del Banco HSBC, aportada por Falciani (ex empleado de informática de la Sucursal Zurich).

Esta información sustraída en el año 2008, de la base de datos de la entidad y por ese motivo Suiza solicitó la detención del sujeto, dado que en dicho país es un delito grave la violación del secreto financiero vigente desde 1932.

Entendemos que los datos aportados a la AFIP son ilegítimos y sin validez legal porque fueron obtenidos de manera ilícita (es un delito robar, más aún si la información está protegida por el secreto financiero de un país) es lo que en doctrina se denomina el fruto del árbol venenoso, con lo cual un procedimiento determinativo de impuestos sustentado en información ilegítima, debería ser considerado nulo por los Tribunales.

"Conceder valor a las pruebas obtenidas por vías ilegítimas y apoyar en ellas una fiscalización, no sólo es contradictorio con la garantía del debido proceso, sino que compromete la buena administración de justicia al pretender constituirla en beneficiaria del hecho ilícito por el que se adquirieron tales evidencias."

La utilización de la prueba obtenida sobre la base de un actuar ilegítimo implicaría, que esa Administración Federal incurriría en las denominadas vías de hecho a la que se refiere y prohíbe el art. 9º de la Ley Nº 19.549 "la Administración se abstendrá: a) de comportamientos materiales que importen vías de hecho administrativas lesivas de un derecho o garantía constitucional", conducta que con lleva a la fulminación de nulidad del acto a dictarse en el tales condiciones.