Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Aumentar el comercio exterior es clave para recuperar el crecimiento

Recuperar un crecimiento sostenible en la economía local es un desafío que está atado a la suerte que corra Brasil en los próximos años. Dada su magnitud, la evolución de la demanda proveniente de nuestro principal socio comercial no solo afecta el renglón de los ingresos sino también el de la evolución de la industria y el empleo.

Desde el pico obtenido allá por el comienzo de la década, la Argentina inició un proceso descendente del comercio bilateral con Brasil que se aceleró en los últimos dos años y recién exhibió algunas señales de mejora sobre el cierre de 2016. El retroceso de la economía brasileña fue un factor esencial para que nuestras exportaciones industriales se derrumbaran casi 45%, con el consecuente deterioro de la actividad fabril, que el año pasado funcionó a menos del 65% de su capacidad instalada, lo que se tradujo en pérdidas de puestos de trabajo.

La Argentina tiene dificultades para venderle a un país que aún mantiene muchas características de economía cerrada. Por ello, el restablecimiento del diálogo es vital para avanzar en la superación de restricciones estructurales que, históricamente han complicado la venta de textiles, calzado, línea blanca y varios alimentos. Pero también lo es para avanzar en el crecimiento del comercio con otros mercados que hoy sufren las consecuencias de la políticas proteccionista que amenaza con instalar Donald Trump en los Estados Unidos. El intercambio con México, por caso, se redujo ostensiblemente desde 2006, cuando Argentina exportaba casi u$s 1500 millones y tenía un superávit de u$s 846 millones con el país azteca, hasta 2016, cuando registró ventas por u$s 863 millones y un déficit de u$s 714 millones en la balanza. Pero apenas Trump amagó con gravar el comercio con sus vecinos, México anunció que podría cambiar a EE.UU. por Brasil y la Argentina para comprar alimentos. Una oportunidad que empresas agropecuarias ya intentan aprovechar.

Abrir mercados e incrementar el comercio es un paso necesario para que la economía retome el camino ascendente.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Ernesto Calvo Rodriguez
Ernesto Calvo Rodriguez 08/02/2017 10:22:58

Estimado: el COMEX equivale al 15% del producto. El consumo mas del 70%. Los economistas debemos despojarnos del lastre ideologico (consumo =modelo K). Los periodistas idem y ademas, leer mas