Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Arranca la maquinita para cubrir el bache

LAURA GARCÍA Editora de Finanzas

0

El BCRA criticado por los economistas por la venta de dólar futuro en 2015

El BCRA criticado por los economistas por la venta de dólar futuro en 2015

Después del abuso del financiamiento monetario durante toda la era K, el inicio de la gestión macrista había resultado toda una anomalía. La asistencia al fisco por parte del Banco Central durante enero-febrero fue incluso un factor contractivo de la base monetaria. Pero en marzo, como se esperaba, la maquinita arrancó.

La pregunta es ahora en qué medida se podrá ir reduciendo esta dependencia del BCRA en un momento en que la posibilidad de captar fondos en el exterior está a punto de destrabarse. En 2015, casi el 70% del financiamiento provino del BCRA. Un 45% fue emisión monetaria ($ 180.000 millones). El resto, reservas. En 2016, habrá que buscar dólares para pagar a los holdouts y cubrir los vencimientos, lo que suma unos u$s 20.000 millones. Y habrá que atender además las necesidades en pesos, que estarían cera de los $ 500.000 millones entre el déficit fiscal primario de la Nación, el de las provincias y los vencimientos de deuda en pesos.

Según el Gobierno, un tercio -$ 160.000 millones- se cubrirá con ayuda del Central, un quinto es deuda que será renovada y restan $ 200.000 millones a conseguir.

Aquí el dilema: si el rojo de la caja en pesos se financia con deuda interna se corre el riesgo de ahogar el crédito y demorar la reactivación. Salir a buscar ese extra afuera a tasas razonables también plantea cuáles son los límites del apetito por Argentina. Y claro, la tentación estará servida: recurrir a la maquinita para cerrar el bache a costa de más presión inflacionaria.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar