ENFOQUE

Adaptarse a las nuevas tecnologías, el desafío de la actualidad

Sin darnos cuenta, el futuro ya llegó y la Inteligencia Artificial ya está instalada en nuestros días. En los últimos años produjeron avances que tiempo atrás eran inimaginables, y este concepto hoy se convierte en el centro de la transformación digital. La inteligencia artificial, en su sentido más amplio, es la simulación de los procesos de inteligencia humana por medio de software, por medio de iteraciones y retroalimentación. No es un concepto novedoso, en realidad tiene más de 60 años, pero ha estado modificando exponencialmente sus capacidades en los últimos años. ¿Qué quiere decir exponencial? Valga una analogía: 30 pasos lineales son aproximadamente 30 metros, 30 pasos exponenciales son 26 vueltas a la tierra.

El impacto será cada vez mayor en la vida cotidiana de todos. Exponencial.

La compañía de Research Gartner predice que en el 2020, el 85% de los CIOs (Chief Information Officers) estarán liderando proyectos de Inteligencia Artificial en sus organizaciones. Uno de los motivos se debe a la gran inversión financiera de empresas que apuestan por estas nuevas tecnologías. Por ejemplo, según Harvard Business Review, compañías como Google, Facebook o Microsoft hay invertido más de 20 billones de dólares durante el 2016.

La Inteligencia Artificial puede ayudar a dar soluciones a distintos problemas de negocios que las organizaciones tienen cotidianamente. Por ejemplo, es una herramienta a tener cuenta a la hora de captar nuevos clientes, ya que puede sugerir mediante el análisis de sentimiento cuál es el mejor momento para proponerle una promoción a una persona o mejorar la satisfacción de los clientes anticipando qué es lo que van a querer y creándole opciones para cubrir esa necesidad. Sin embargo, no sólo es útil en el ámbito de las compras, sino también para los profesionales o puestos directivos al tener la habilidad de ayudarlos a la mejor toma de decisiones. La disrupción va a llegar a multiples sectores: Salud, Retail, Seguros, Banca, Distribución, Gobierno, etc.

Por tales razones, los factores clave a la hora de adoptar la Inteligencia Artificial son: la capacidad para imaginar cómo usar este tipo de tecnología en los retos de negocio, empezar a desarrollar el talento con conocimiento en tecnología pero también que sepa comprender el negocio y la capacidad de integrar estas tecnologias a los ecosistemas ya existentes.

Por todos estos motivos, se puede afirmar que la Inteligencia Artificial va a impactar en todo lo que hagamos, y en unos años cualquier acción habitual estará apoyada o realizada por ella. Sería bueno cuestionar cuál será la postura que cada organización tomará frente a esta situación y cuáles tecnologías son posibles de aplicar, ya que seguramente el nivel de crecimiento entre mismos organismos dentro de un mismo rubro sea distinto, y ahí es donde pueden empezar a notarse las mayores diferencias. También es interesante pensar sobre el rol que tomarán los sistemas políticos frente a estas nuevas tecnologías, y el nivel de involucramiento que presenten frente al apoyo que puedan brindar a aquellos que tengan el acceso más limitado a ellas, así como la apuesta a los talentos que llevarán estos avances adelante.

Desde el punto de desarrollo social, la Inteligencia Artificial también abre nuevas oportunidades antes no existentes, podemos desarrollar ecosistemas de conocimiento y económicos basados en el desarrollo de AI casi en pie de igualdad con otras economías, la carrera está recién lanzada.

Por todo lo enunciado anteriormente, en un futuro cercano y sin darnos cuenta interactuaremos, por ejemplo, con asistentes virtuales casi exclusivamente (ya lo estamos haciendo!!), para lo que será fundamental la flexibilidad, tener una actitud abierta a la experimentación, y fundamentalmente, al cambio y transformación de la realidad tal cual la conocemos. El índice de desarrollo humano (HDI - human development index) ha crecido mas en los últimos 100 años que los 10.000 años anteriores. Por eso, es que tomar conciencia sobre esta nueva ola tecnológica y adaptarse a ella, se transformará en un desafío y en una oportunidad para muchos de cara al futuro.

Tags relacionados