Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

ART: Otro ejercicio de prueba y error

Imagen de ELIZABETH PEGER

ELIZABETH PEGER Subeditora de Política

0

El Gobierno volvió otra vez sobre sus pasos y, ante las críticas que llovieron de múltiples sectores, decidió dar marcha atrás con el DNU que reformó el sistema de riesgos del trabajo.

Ahora llamará a sesiones extraordinarias para que Diputados sancione la reforma que ya contaba con la aprobación del Senado. Hasta que la Cámara baja de ese paso seguirá vigente el DNU, que fue apurado en enero con la pretensión de frenar una eventual catarata de juicios contra el sistema tras el levantamiento de la feria judicial, lo que se concretó el miércoles pasado.

Sin embargo, los efectos del decreto pasaron casi desapercibidos en Tribunales: en los tres primeros días de febrero se presentaron alrededor de 2500 nuevas demandas contra el sistema, más del doble de los juicios que se iniciaban habitualmente antes de la reforma.