Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

AFA: los clubes grandes no piden permiso

Tras la renuncia de Lionel Messi a la Selección Nacional en la frustrada definición por penales ante Chile en la final de la Copa América del Centenario, la dirigencia del fútbol aguarda la llegada de una comisión normalizadora de la FIFA. El suizo Primo Corvaro encabezará una serie de entrevistas antes del puntapié inicial a la labor. Sobre la integración de dicha comisión mucho se especula. "Fue una reunión muy amena y la jueza nos garantizó que no tiene interés en interferir en la creación de la nueva comisión ni incorporar un representante de la Justicia. Lo que pretende, nos repitió, es ayudarnos a resolver los problemas que tenemos en el fútbol nacional", declaró el presidente de Barracas Central, Claudio Tapia, a la salida de una audiencia convocada por la jueza federal María Romilda Servini. Antes, el fantasma de la desafiliación deambuló por la calle Viamonte por una posible violación al art. 14 inciso i) del estatuto FIFA, que impone a las federaciones ‘administrar sus asuntos de forma independiente y procurar que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos’, como también, incluir en sus estatutos disposiciones sobre ‘independencia y prevención de injerencias políticas’ y ‘prevención de conflictos de interés en la toma de decisiones’ (Art.15). En tanto, la Asamblea Extraordinaria de AFA pasó a cuarto intermedio hasta el 11 de julio, en otro intento de modificar el estatuto para crear la superliga profesional. El Gobierno ofreció un aporte de $ 2500 millones para el programa Fútbol Para Todos, incluyendo un plus de $ 650 millones si la mentada liga resultare aprobada. Un aspecto básico de la reforma es que la llamada ‘Superliga’ tendrá la propiedad exclusiva de los derechos de TV que hoy están en cabeza de la AFA, previa cesión a efectuarse por los clubes de primera A y B nacional. Su objeto será organizar los torneos oficiales del fútbol profesional, pudiendo ceder en todo o en parte a terceros (personas físicas o jurídicas) la explotación comercial de los derechos y productos relacionados, dejándose a salvo ‘el derecho de contratación individual de los clubes’. Esto último, abre una ventana para que los clubes ‘grandes’ negocien en forma independiente del resto. Entre las incógnitas pueden citarse: ¿Cómo se resolverá el doble estándar de los clubes que deportivamente asciendan a la superliga? ¿Cómo se solventarán las selecciones nacionales y las categorías menores del ascenso, las divisiones inferiores, el arbitraje, el control antidopaje, el departamento médico, el registro de jugadores, los clubes y las ligas del fútbol aficionado? ¿Quién se hará cargo del pasivo de la AFA y de las deudas de los clubes? Un esbozo de estatuto confiere a la superliga el conceder licencias a los clubes, en línea con las exigencias de la FIFA para con sus afiliados. Serán cinco los criterios a evaluarse: deportivos, infraestructura, administrativos y de personal, jurídicos y financieros. Los clubes que no cumplan los criterios obligatorios no podrán competir a partir de agosto de 2017. Algunos análisis revelan que la AFA soporta un déficit operativo de casi $ 400 millones, según el flujo de ingresos y egresos corrientes. Entre éstos últimos figuran: administración (10,1), selección (9,4), árbitros (8,6), aportes jubilatorios y otros al gremio de futbolistas (3,6), torneos nacionales (3,1), mantenimiento (2,1), seguros (1,8), honorarios (1,06), gastos generales (1,1), Consejo Federal (0,9).
La distribución de los derechos de TV de la futura liga sería de 80% (primera división), 12.5% (B Nacional) y 7,5% (AFA). La elaboración de la Ley de las XII Tablas se remite a mediados del siglo V a.C., cuando el Senado de la República romana envió una comisión de tres magistrados a Atenas para conocer sobre la legislación del gobernante griego Solón, inspirada por el principio de igualdad ante la ley. Al cabo de un año (451 a C.), una comisión de diez patricios (decenvirato) logró plasmar por primera vez aquellos mandatos de la costumbre en una ley escrita en madera, con el fin de mejorar la convivencia entre patricios y plebeyos. Pero la historia nos cuenta que la igualdad tardó mucho en llegar, hasta que los tribunos de la plebe lograron los privilegios que se le venían negando, (‘Leges Liciniae-Sextiae’ 367 a. C), tales como el de participar en la organización de los juegos, considerados muy relevantes en la vida de los romanos. Hoy en cambio, esperamos una minuciosa y paciente tarea para armonizar las normas del estatuto de AFA y el propio de la superliga. Ello dependerá de la vocación de ser socios de una liga sustentable y competitiva, evitando el derrumbe de la mayoría de los clubes.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar