Super Bowl 2021 en pandemia: Budweiser, Pepsi y Coca no pautarán en TV por la crisis económica

La final del fútbol americano tendrá una edición especial este año, en la que habrá muy poco público, y algunos de sus principales auspiciantes reasignarán la partida hacia causas vinculadas con el Covid-19.

El domingo 7 de febrero, desde las 20.30 hs (Argentina), Kansas City Chiefs y Tampa Bay Bucaneers protagonizarán el Super Bowl, la final del fútbol americano, el evento deportivo más importante y lucrativo de los Estados Unidos en términos de audiencia, consumo y marketing. De acuerdo con la Federación Nacional del Retail (NRF), es un acontecimiento que mueve u$s 5000 millones en todo el país.

Sin embargo esta edición tendrá características especiales debido a la pandemia de coronavirus, tanto en lo que tiene que ver con su asistencia, como en lo económico.

Según informó la National Football Leagle (NFL), el estadio Raymond James de Tampa (Florida), escenario del encuentro, recibirá un máximo de 22.000 espectadores de los 65.000 posibles de su capacidad. Unas 7500 personas serán trabajadores sanitarios que tendrán entrada gratuita tras haberse vacunado previamente. Mientras que el resto deberá adquirir sus tickets. De esta forma, el Super bowl número 55 será el que menos asistencia tenga en toda su historia.

Por otro lado, el partido es también famoso y codiciado por el éxito de sus avisos publicitarios. De hecho, buena cantidad de gente se interesa igual o más por los nuevos spots que presentan las marcas durante la transmisión que por el encuentro en si mismo. Se trata de un negocio que deja anualmente entre u$s 400 y u$s 500 millones, y pautar 30 segundos, a pesar de que el rating de la transmisión baja temporada a temporada, está costando un poco más de u$s 5 millones.

Pero en esta ocasión, muchas empresas y algunas de las más tradicionales, decidieron no participar con sus esperadas pauta comerciales, reasignando sus fondos hacia la lucha contra la pandemia. Entre estas se encuentran nada menos que Budweiser, Pepsi, Coca-Cola y la coreana Hyundai. El "Rey de las cervezas" se ausentará del evento por primera vez en 37 años, eligiendo en su lugar unirse a una campaña de concientización pública sobre la vacuna del Covid-19.

"Como todos los demás, estamos ansiosos por reunir a la gente, reabrir restaurantes y bares, y poder reunirnos para celebrar con amigos y familiares", dijo Monica Rustgi, vicepresidenta de marketing de Budweiser. "Para hacer esto, (...) estamos interviniendo para apoyar la conciencia crítica sobre la vacuna" explicó.

Pepsi, en tanto, comunicó que se centrará principalmente en su espectáculo de medio tiempo, encabezado por The Weeknd. "En lugar de comprar un tradicional anuncio de Super Bowl de 30 segundos en el juego, decidimos redoblar en los 12 minutos que Pepsi ya tiene en el medio del juego", afirmó el vicepresidente de marketing de Todd Kaplan. Tan solo el año pasado, durante la presentación de JLo y Shakira, Pepsi invirtió uSs 31 millones en anuncios.

Por su parte, los ejecutivos de Coca-Cola dijeron que no publicarán anuncios este año para "asegurarnos de que estamos invirtiendo en los recursos adecuados durante estos tiempos sin precedentes".

Y Angela Zepeda, CMO de Hyundai en Estados Unidos, fue clara sobre la posición que tomará la compañía "Es un gran momento para que una marca destaque, pero también es mucho gasto para un día. Si fuese un año normal, sería un sí completo, pero hay todavía muchos elementos desconocidos como para que nos comprometamos"

Otras firmas que no pautarán son Audi, que transmitió durante 11 años; Aguacates de México (seis años); Facebook, que planea centrar sus esfuerzos financieros en los premios Grammy (14 de marzo); Kia, otro anunciante habitual; Little Caesars, la tercera cadena de pizzerías más grande de Estados Unidos (después de Pizza Hut y Domino's Pizza); las cremas Olay de Procter & Gamble; las galletas Pop-Tarts de Kellogg's; y tampoco estará Reese, fabricantes de las galletitas Reese's Peanut Butter Cups.

"Hay temor en torno a la publicidad de este año", dijo a The New York Post Bill Oberlander, de la agencia de publicidad Oberlander . "Para el Super Bowl, generalmente vas a lo grande o te vas a casa. Creo que las marcas se van a casa en lugar de gastar decenas de millones de dólares y no hacerlo bien. Están diciendo: 'Esperemos hasta que se aclare esta tormenta'".


Tags relacionados

Compartí tus comentarios