Super Bowl 2021

Travolta, The Weeknd y u$s 5,6 millones el medio minuto de publicidad

Este domingo es la gran final del fútbol americano. Pese a la pandemia, los números de audiencia, inversión publicitaria, apuestas, consumo de merchandising y el show del entretiempo con The Weeknd prometen una edición histórica

Este domingo 7 de febrero se juega en el impactante Raymond James Stadium en Tampa, Florida, el Super Bowl 2021, la final del fútbol americano, entre los actuales campeones Kansas City Chiefs y el equipo local Tampa Bay Buccaneers.

El encuentro, además de ser un atractivo duelo deportivo entre la estrella en ascenso Patrick Mahomes y el veterano campeón de 6 anillos Tom Brady -quaterbacks (o mariscales de campo) de cada uno de sus equipos- como todos los años ofrece una serie de detalles dignos de destacarse por lo desmesurado de las cifras que giran a su alrededor, tanto en audiencia, como inversión, gastos, apuestas, consumo o por su esperado y famoso show del entretiempo.

Este año, el mega show estará a cargo de The Weeknd. Y parece que va a ser histórico. Es que el cantante reveló que el presupuesto con el que va a contar para el espectáculo va a ser bastante mayor que el estipulado. La NFL aporta a los artistas entre 500.000 y un millón de dólares, pero para The Weeknd esa cifra no fue suficiente así que añadirá de su propio bolsillo 7 veces más del presupuesto que tiene, es decir u$s 7 millones.

Cabe destacar además que los músicos que participan en la actuación del medio tiempo no cobran nada por ello, aunque la exposición que reciben es tan alta que la retribución se traduce en un aumento en las ventas de sus discos que oscila entre el 60% y el 90%, una subida que dura semanas después de la emisión del partido.

El Super Bowl 2021 se puede ver este domingo 7 de febrero desde las 20 horas de la Argentina, con transmisión en vivo de ESPN2  

Este año, debido a la pandemia de coronavirus, el estadio recibirá un máximo de 22.000 espectadores de los 65.000 posibles de su capacidad, que en el día de ayer podían comprar tickets oficiales con precios que iban de los u$s 4500 a los u$s 14.000 (unas 7500 personas serán trabajadores sanitarios que tendrán entrada gratuita tras haberse vacunado previamente), al menos 100 millones lo sintonizarán a través de la televisión tan sólo en los Estados Unidos.

En este sentido, el evento es clave para muchas empresas y marcas, y un aviso de 30 segundos alcanza cifras estratosféricas. Según varios medios locales, en esta ocasión el precio de medio minuto de espacio publicitario ronda los históricos u$s 5,6 millones. Dicha cifra representa un incremento del 7% en comparación con su costo de 2020, que fue de u$s 5,25 millones.

En comparación con otros grandes eventos de los Estados Unidos, los precios publicitarios del Super Bowl parecen exagerados, debido a que por ejemplo 30 segundos en el séptimo partido de la Serie Mundial de la MLB (béisbol) cuesta u$s 500.000, y el mismo tiempo en los Premios Oscar está cerca de los u$s 2 millones.

Qué marcas pautan en el Super Bowl 

Aunque algunas marcas muy tradicionales anunciaron que este año no pautarían, como Coca Cola, Pepsi, Budweiser o la coreana Hyundai, explicando que prefieren reasignar esos sus fondos hacia la lucha contra el Covid-19, otras muy importantes no se lo perderán. Entre estas se encuentran Tide, Pringles, Logitech, Cheetos, Doritos, Amazon, Squarespace, M&M'S o Hellmann's. De todas formas Anheuser-Busch InBev (Budweiser) compró tiempo de emisión para otras líneas de productos, como Bud Light y Michelob Ultra, y PepsiCo anunciará Mountain Dew y sus snacks Frito-Lay, mientras que Pepsi es patrocinadora del espectáculo de medio tiempo.

 Según Kantar Media, los ingresos totales por publicidad de 2020 fueron u$s 448,7 millones; en 2019, u$s 338,6 millones.  

General Motors también participará este año estrenando dos spots, el primero dedicado a los autos eléctricos, mientras que el segundo se enfocará en Cadillac. Los alemanes de Volvo, en tanto, decidieron estar presentes, pero regalando autos. Como parte de su campaña "Safety Sunday", regalará u$s 2 millones en vehículos "en caso de que se produzca un safety durante el juego", una jugada muy ocasional. Es cuando un jugador de un equipo es atrapado dentro de su propia zona de anotación con la pelota en las manos, lo que significan dos puntos para su oponente. Para participar hay que ingresar en VolvoSafetySunday.com.

 Según informaron, CBS no tuvo problemas para vender los espacios. Un portavoz de la cadena dijo que la compañía había vendido todo virtualmente.  

Un aviso que ya está dando que hablar tendrá como protagonistas a John Travolta y su hija Ella Blue, quienes aparecerán en un spot de Scotts & Miracle-Gro recreando pasos de baile de la mítica película Grease.

Las apuestas del Super Bowl 2021

En lo que tiene que ver con las apuestas, donde Kansas City es favorito, se espera que los estadounidenses apuesten más de u$s 500 millones por medio de las casas online y físicas, en las 21 jurisdicciones del país donde las apuestas deportivas son legales de alguna forma. 

El encuentro, de acuerdo a PlayUSA.com, probablemente se convierta en el evento individual con más apuestas legales en la historia de Estados Unidos. A esta altura, un jugador ya apostó u$s 2,3 millones a favor de Tampa Bay, por lo que si ese equipo gana se embolsaría u$s 2 millones netos.

El Super Bowl siempre es el evento con más apuestas en el país. En 2020, la Asociación Americana de Juego estimó que se apostaron u$s 6800 millones, tanto de forma legal como ilegal.

En lo vinculado con el consumo masivo, por la pandemia apenas un 28% de los estadounidenses indicó que se reunirá o asistirá a fiestas de Super Bowl, la cifra más baja en la historia. Los aficionados gastan alrededor de u$s 88.6 de acuerdo con datos de National Retail Federation (NRF). De dicha cifra, el 80% lo destinan a comprar comida, 11% es para adquirir ropa o accesorios y el resto para merchandising y tecnología.

Wall Street va por Tampa

La final del fútbol americano puede decidir el comportamiento de la Bolsa de EE.UU. en el año, o por lo menos suele incidir estadísticamente. 

La NFL está dividida en dos conferencias: la Americana (AFC) y la Nacional (NFC). Cuando gana el Super Bowl un equipo de esta última, el Dow Jones termina registrando alzas a final de año. Y en esta edición dependerá del brazo de Tom Brady, quarterback de los bucaneros de Tampa Bay, que no son los favoritos justamente.

Así ha ocurrido en 40 de las 54 ocasiones anteriores. Desde 1967, en un 74% de los casos se ha cumplido esta relación. 

Tags relacionados
Noticias del día