Estados Unidos: Donald Trump fue expulsado de las redes sociales, de cuáles, por qué

Después de los episodios de violencia en el Capitolio, que fue tomado por seguidores del presidente de los Estados Unidos, quien los incitó a la insurrección a través de las redes sociales, Facebook, Instagram y Snapchat bloquearon sus cuentas. Twitter le dio de baja varios posteos. Y varios canales de televisión ya no transmiten sus declaraciones

Tanto la televisión como las redes sociales han aprovechado el "show" del presidente Donald Trump a lo largo de los 4 años que estuvo al frente de la Casa Blanca. Sus "incendiarias" proclamas y su vehemente histrionismo consiguieron altísimos niveles de rating y difusión que les sirvieron a todos los medios, lineales o vía web.

De hecho, en el caso de las redes sociales, que se defendían generalmente hablando del valor periodístico de las publicaciones de Trump, y el ágora preferida del empresario, en todo este tiempo tomaron pocas medidas en su contra por violar los términos de sus servicios.

Pero esta suerte de romance mediático llegó a su fin, tarde quizás, pero llegó.

   

Lo ocurrido el miércoles 6 de enero con la violenta y desquiciada toma del Capitolio por parte de los seguidores del todavía mandatario, con su total anuencia y arengados incluso por él mismo, fue la gota que terminó de derramar un vaso que ya rebalsaba por todas partes hace tiempo.

Fue la cadena CNN, con la cual Trump tuvo enfrentamientos desde que asumió como presidente, la que primero comenzó a restringir sus discursos o mensajes, pero con las recientes afirmaciones de que la elección había sido fraudulenta, decidió ya hace poco más de un mes no darle más aire, bajo la justificación de que no estaban dispuestos a promover mentiras que afecten la democracia.

Incluso algunos de los principales conductores de programas del canal Fox, que defendió y promovió casi "oficialmente" las políticas de Trump, se mostraron estos días indignados públicamente con el comportamiento del presidente.

   

Y ahora es el turno de las redes, ya que las cuentas de Facebook e Instagram del presidente de EE.UU. fueron bloqueadas por al menos 15 días, el tiempo que le queda de mandato.

Así lo confirmó ayer Mark Zuckerberg, dueño de las dos marcas con mayor cantidad de usuarios en el mundo. En un mensaje donde no descartó ampliar ese periodo, expresó: "Creemos que permitir que el presidente continúe usando nuestros servicios durante este período plantea riesgos demasiado grandes".

"En los últimos años, hemos permitido que el presidente Trump use nuestra plataforma de acuerdo con nuestras propias reglas, en ocasiones eliminando contenido o etiquetando sus publicaciones cuando violan nuestras políticas", escribió Zuckerberg el jueves. "Hicimos esto porque creemos que el público tiene derecho al acceso más amplio posible al discurso político, incluso al discurso controvertido. Pero el contexto actual es ahora fundamentalmente diferente, lo que implica el uso de nuestra plataforma para incitar a una insurrección violenta contra un gobierno elegido democráticamente".

   

Estrategia similar siguió Twitter tras el asalto al Congreso. La red social suspendió la cuenta de Trump en principio durante 12 horas y eliminó un video en el que el presidente saliente pedía a sus seguidores volver a casa, pero insistía con el fraude. La cuenta de Trump podría quedar suspendida permanentemente si incurre en "futuras violaciones del reglamento de Twitter", incluidas las políticas de "Integridad Cívica y Amenazas Violentas".

Por su parte, la aplicación Snapchat también bloqueó su cuenta, y un portavoz de la empresa afirmó que monitorizarán de cerca la situación antes de reevaluar la decisión.

 

 

 

Facebook y Twitter habían optado hasta ahora por enmascarar o fijar las publicaciones engañosas o subversivas del presidente con advertencias.

En el caso de Facebook, hay que recordar que en junio de 2020, cientos de sus empleados protestaron por la decisión de la compañía de mantenerse al margen de los polémicos mensajes que Trump sobre los disturbios en Minneapolis tras el asesinato de George Floyd. "Facebook no debe ser el árbitro de la verdad", dijo en su momento Zuckerberg. Twitter en cambio puso una advertencia debajo de un tuit de Trump que recomendaba a los usuarios buscar información contrastada sobre lo que se estaba diciendo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios