HOME OFFICE

Estas dos teorías de coaching apuestan por una fortaleza que pocos líderes entrenan

Los paradigmas del mundo laboral y la cultura organizacional cambiaron para siempre. Por eso, las empresas necesitan líderes conscientes. De qué se trata la pirámide de Maslow. Cómo aplicar los 7 niveles de liderazgo de Barrett

Mientras el mundo laboral ve caer, uno a uno, todos los paradigmas que le daban sentido hasta ahora, al mismo tiempo atraviesa un momento bisagra que es sinónimo de incertidumbre así como de oportunidad de crecimiento sin igual. Y propósito de las dificultades que plantea la coyuntura, se habla de un nuevo nivel de conciencia, tanto para las empresas como para sus colaboradores y los emprendedores.

Quejosos crónicos: así impactan en el 'cerebro' de las empresas

¿Qué es la conciencia? Según la definición clásica, "es la capacidad de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella, así como el conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones". 

Gerente de Felicidad: cómo es el perfil más buscado por las empresas 

La conciencia se ejerce al escuchar tus emociones, tomar decisiones en pleno uso de tus recursos (internos y externos) e ir hacia dentro sabiamente para encontrar respuestas innovadoras a los desafíos.

Qué es la pirámide de Maslow

La pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su libro 'Una teoría sobre la motivación humana', publicado en 1943.

  • En la base están las necesidades básicas, fundamentalmente fisiológicas, que permiten mantener la homeostasis para sobrevivir: por ejemplo, respiración y calidad del aire, agua e hidratación, alimentos, descanso, temperatura corporal.
  • Luego, las necesidades de seguridad y protección, tanto en la salud física como en vivienda, empleo y sustento.
  • Subiendo en la pirámide aparecen las necesidades sociales, representadas por el desarrollo afectivo, la asociación y afinidad con los demás, el afecto y la intimidad sexual.
  • A continuación, la necesidad de autoestima. Si es alta, se caracteriza por el respeto por uno mismo, que se traduce en maestría, logros, independencia y libertad. Si es baja, se transforma en demanda dependiente de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad y éxito e incluso fama, porque en el fondo hay sentimiento de inferioridad.
  • En la cumbre de la pirámide aparece la necesidad de autorrealización, enfocada en el desarrollo del potencial personal, en liberar la creatividad e innovación. Para Maslow, es la necesidad psicológica más elevada de las personas, ya que permite conectar con el sentido de propósito en la vida. Se logra cuando todos los niveles anteriores han sido resueltos.

Los 7 niveles de conciencia de Barrett

  

Richard Barrett, experto en transformación empresarial, desarrolló la teoría de las etapas universales de evolución, y los conceptos de entropía (transformación) personal y cultural. A su vez creó distintos métodos de evaluación para medir valores en personas, organizaciones y comunidades. Así, definió  7 fases de la conciencia del liderazgo.

Nivel 1: Supervivencia 

Significa ocuparse de la salud laboral de sus empleados, disponer de la estructura y recursos apropiados para que el trabajo en armonía se traduzca en beneficios y rentabilidad. También se trata de cuidar la satisfacción de los colaboradores y garantizar la sustentabilidad de los negocios al mismo tiempo, cuidando el primero como el objetivo más trascendente.

Durmiendo con el enemigo: por qué un líder perfeccionista es mal negocio 

Nivel 2: Relaciones 

En el mundo organizacional, se refleja en la lealtad, el clima interno y la cadena de valor puertas adentro. También tiene que ver con la interacción con los demás players del sector al fomentar acuerdos, alianzas y negocios en común.

Nivel 3: Autoestima 

Refuerza la visión y misión de alcanzar grandes logros trabajando en equipo. Aquí influyen los estímulos de motivación extrínseca como el salario emocional. Bien utilizado, el feedforward también puede alimentar la autoestima corporativa, al igual que la mejora continua de procesos, calidad y buenas prácticas, la ética y los valores compartidos.

Nivel 4: Transformación

 

Se relaciona con la evolución continua, la reinvención y la innovación. El auténtico y sustentable cambio cultural en una empresa empieza en este escalón de conciencia. Para lograrlo, se necesita hacer foco en la cohesión de equipos y en la generación de oportunidades desafiantes que transformen los retos en aprendizajes colaborativos para, entonces, generar transformaciones transversales.

Identikit definitivo del nuevo liderazgo: empatía, consenso y autocrítica 

Nivel 5: Cohesión interna 

Se logra generando instancias de encuentro, team building, retención del talento y creación de un sentido de comunidad consistente, creíble y sostenible.

Nivel 6: Contribución 

Se alcanza al focalizar en los aportes de valor dirigidos hacia los clientes de los productos y servicios; hacia los proveedores y distribuidores; y, claro está, los colaboradores en todos los niveles. Por ejemplo, brindar oportunidades equitativas a los proveedores visualizándolos como socios estratégicos y superando lo meramente transaccional. El resultado en el tiempo será dejar huella en el segmento de mercado donde se opere.

Cultura organizacional y sentido de pertenencia: el gran reto de las empresas

Nivel 7: Servicio 

Tiene que ver con el largo plazo: pensar en las generaciones que vienen implementando prácticas de responsabilidad social empresaria que incluyan dinámicas amigables con el medio ambiente y las políticas de inclusión y diversidad

Tags relacionados
Noticias del día