Un sinfín de playas para no olvidar

Florianópolis, uno de los destinos más populares para los argentinos, tiene un circuito de atractivos  para disfrutar a toda hora que incluyen tanto maravillas naturales como culturales.

Un sinfín de playas para no olvidar

Barra da Lagoa es seguramente uno de los íconos turísticos de Florianópolis. Más allá de la costa, este pequeño pueblo se despliega mostrando un sinfín de casitas de colores, con fachadas coloniales y serena atmósfera bohemia.

Sus paseos curvados se van perdiendo entre los montes, en tanto que las pequeñas y coloridas embarcaciones pesqueras esperan sobre las riveras el momento de entrar en el agua.
Barra da Lagoa, es una típica villa habitada por gente de mar, impregnada de un sereno ambiente pesquero y rodeada de abundante vegetación gracias a su clima tropical. En épocas de verano, una extraña alquimia invade sus calles cuando comienzan a mezclarse entre los lugareños, algunos jóvenes surfistas de pelo rubio y parafinado. Es, de hecho, uno de los centros veraniegos más elegidos por argentinos. Desde allí, son muchos los sitios de gran belleza para visitar. Algunos de los imperdibles son los siguientes:

- Canasvieiras: el famoso balneario, situado hacia el norte de Barra da Lagoa, comienza a vestirse con el brillo de los hoteles lujosos y los restaurantes de cocina internacional. Luego de un día de playa, es imperdible su agitada vida nocturna que siempre termina contemplando el reflejo de la luna deslizándose sobre el mar.

- Jureré y Punta das Canas: ambas playas ofrecen un escenario de aguas tibias y serenas, repleto de bares y comedores de cocina de mar, que siempre se encuentran atestados de turistas. Ambiente informal y cosmopolita.

- Praia dos Ingleses: se extiende a lo largo de una bahía de cinco kilómetros que se encuentra entre Ponta das Feiticeiras y Ponta dos Ingleses. Rodeada de flora autóctona propia de las zonas húmedas, sabe mezclar con sabio equilibrio un mar de olas azules con inmensas dunas de arenas que se extienden a espaldas de la playa.

- Playa de Campeche: ubicada a 15 kilómetros del centro de Florianópolis, se ofrece irresistible en su larga extensión de arena clara, y en su accidentada superficie que conjuga enormes médanos con vegetación exuberante. En cada amanecer, el agitado y frío mar sureño se ve saturado de surfistas.

- Morro das Pedras: desde este popular morro se logra una inolvidable panorámica del océano. En uno de sus extremos, puede contemplarse el soberbio espectáculo de enormes olas que llegan con furia y golpean las rocas moldeándolas a su antojo.

- Lagoa do Peri: muy cerca del mar, algunos pocos botes a remo se distribuyen errantes merodeando la Lagoa do Peri. Sus serenos cinco kilómetros cuadrados representan la mayor reserva de agua dulce de la isla, gracias a lo cual se la considera como un importante sector pesquero.

- Lagoa da Conceiçâo: casi en el corazón de la isla, interrumpiendo las frondosas serranías y los morros, se despereza majestuosa la inmensa Lagoa da Conceiçâo. Se trata de un cristalino espejo de agua de aproximadamente 15 kilómetros cuadrados, rodeado de cerros y playas alfombradas en césped. Allí, veleros y barcos de madera sortean los amaneceres arrastrando redes atestadas de camarones hasta la orilla.

- Av. das Rendeiras: la costera avenida ofrece como en exposición una seguidilla de restaurantes especializados en mariscos y camarones, con inmensos ventanales espejados que siempre apuntan a la laguna.

- Florianópolis centro: los altos edificios, el andar apurado de los hombres de corbata y los autos a todo trapo atravesando la Av. Beira Mar, ofrecen a la seductora ciudad empapada de ritmo urbano. La Rua Felipe Schmidt se dibuja en una mezcla de modernas oficinas espejadas y construcciones de colorida arquitectura colonial, entre boutiques de marcas europeas y vendedores ambulantes de pequeños sobresitos de castañas de cajú.

- Av. Beira Mar: por la noche, los bares de la Av. Beira Mar norte suelen ser la opción más atractiva. Siempre, teniendo en cuenta que cuando aparezcan las primeras estrellas, lo más emocionante será contemplar la silueta iluminada del inmenso Puente Hecílio Luz, encargado de unir la isla de Florianópolis con el continente. 

Comentarios1
Marcelo Hoxmark
Marcelo Hoxmark 11/11/2017 10:23:58

FLORIPA,HERMOSO Y CALIDO INOLVIDABLE¡¡¡

Shopping