Sólo por tiempo limitado: cuáles son los Rolex que ya están en Buenos Aires

Sólo por tiempo limitado: cuáles son los Rolex que ya están en Buenos Aires

Buenos Aires volvió a entrar en el GPS de las casas de lujo, esta vez es el turno de la marca de relojes de lujo suiza que abrió una nueva tienda, en formato shop-in-shop, en suelo porteño.  

Por unos días, los fanáticos de la brand suiza tendrán la oportunidad de ver  en Buenos Aires las novedades que Rolex presentó en la última Baselworld (la feria que todos los años reúne a más de mil maisons y alrededor de 100.000 personas, interesados en conocer los últimos lanzamientos en materia de alta relojería).  Con una escala de relojes que comienza en los u$s5.000 y puede escalar rápidamente las 5 cifras, la proliferación de modelos Oyster, Sky-Dweller, Sea-Dweller, Datejust, Daytona, Yachtmaster, President, hasta los altamente demandados –tienen lista de espera de hasta 5 años, debido a su reducido número de producción–  GMT Master, son la carta de presentación del nuevo espacio que inauguró Rolex, en formato shop-in-shop (siguiendo una nueva estrategia que persigue la marca desde hace tres años), dentro de la tienda Chronos,  que se estrena en la lista de distribuidores oficiales de la marca suiza.

“Todas las novedades presentadas por la marca a nivel mundial, que muchas de ellas todavía no están disponibles para la venta, hoy las tenemos aquí. Obviamente hay mucha demanda de piezas que van entrando de a poquito, porque son de producción limitada”, explica Fernando Stolovas, Director de Chronos Argentina. Una estrategia aspiracional, de eso se trata: desde el icónico Aqua Green Panel, producido exclusivamente para Rolex y diseñado para homenajear a su modelo insignia, Oyster, los muebles hechos con madera de nogal y cuero beige y verde, las luces –específicamente seleccionadas para iluminar de la mejor manera posible los relojes–, las piezas en acero, oro amarillo, blanco, rosado o Everose (como lo denomina la marca) y engastados, hasta la deliberada cantidad de piezas que se fabrican, todo está cuidadosamente deliberado para generar deseo.

“En realidad es un tema de meritocracia –aclara Stolovas– nosotros tratamos, con esos modelos, de premiar a los clientes que ya nos vienen siguiendo”. Uno de los más buscados –y que ya se puede conseguir en el nuevo espacio que abrió en suelo porteño la brand suiza– es el GMT Master en sus nuevas versiones de acero con brazalete jubileé y esfera azul o totalmente en oro y con el bisel en negro y marrón. “Las líneas deportivas de la marca, como son el modelo GMT, el Submariner, el Sky-Dweller, el Sea-Dweller, son líneas que tienen mucha demanda pero todos los relojes convencionales que son los clásicos de Rolex también”, comenta Stolavas. Además, del célebre “Pepsi” de Rolex, otros modelos que ya se puede conseguir en el país son, por ejemplo, el Deepsea  (con capacidad de sumergirse hasta 3.900 metros de profundidad y una válvula de helio que permite que no estalle ante esos niveles de presión, las nuevas versiones  presentan una caja rediseñada con un brazalete más ancho y cierre de seguridad  Oysterlock y una esfera que abandonó su clásico negro por un degradé en azul), el Datejust con brazalete President o el Yatch Master en su versión Everose con pavé de diamantes.

“Hoy las cosas están mucho más fáciles para poder importar productos que no se pueden fabricar en el país. Hay menos trabas para este tipo de productos. Lo importante es llegar a los clientes con precios internacionalmente competitivos y eso es lo que hoy tenemos: los precios que tenemos en Rolex son los mismos precios para todas las Américas, así que de los Estados Unidos a la Argentina, el precio de los relojes es el mismo. Y se pueden conseguir todos, algunos con mayor demanda y tiempo de espera otros no, pero lo mismo que pasa acá en la Argentina pasa en el mundo. En todo el mundo está este lindo problema de tener más demanda que oferta de algunos modelos”, señala Stolavas.

Una experiencia de lujo a medida

Diseñar los 35 m2 –de un  total de 127 m2 que posee Chronos en el exclusivo edificio Kavanagh de Retiro– del nuevo espacio Rolex a la altura de los estándares que exige la marca fue una operación que se extendió durante meses y su inauguración coincidió, además,  con el décimo aniversario de la tienda. “Todo lo que se podía fabricar localmente, lo tratamos de hacer. Todo lo que es bronce fue hecho aquí en el país pero fue uno de los temas que más tiempo nos llevó porque la pátina tenía que ser muy especial, entonces las muestras fueron y vinieron varias veces hasta que conseguimos que Rolex homologue y nos dé el OK para poder hacerlo con el proveedor local. Después de este trabajo hay muchas cosas que ya se pueden hacer localmente, porque es un concepto totalmente nuevo, es la nueva imagen de la marca y obviamente para nosotros que estamos un poco lejos es más fácil hacer las cosas localmente en la medida en que se pueda”. Auditores, muestras, aprobaciones, y elementos importados (desde el Aqua Green Panel hasta los guantes que utilizan los asesores para mostrar los productos) nada puede quedar librado al azar. La idea es ambiciosa pero simple: que el cliente que entre en la tienda tenga la misma experiencia en Suiza o en la Argentina.   

Comentarios4
ALfredo Villarruel
ALfredo Villarruel 23/08/2018 10:53:16

Rolex o la marca por la marca misma. No son los mejores, ni los màs elegantes, ni los màs caros. Pero sì, los màs publicitados para ese mundillo.

Carlos Erefik
Carlos Erefik 22/08/2018 05:02:11

De hecho, tengo uno en la caja de seguridad del banco hace más de 30 años.

Carlos Erefik
Carlos Erefik 22/08/2018 05:00:59

Salí a caminar con un Rolex en la muñeca, y sos candidato firme a que te rompan la cabeza.

penduzo Pendu
penduzo Pendu 22/08/2018 03:44:52

me imagino la cola que debe haber para comprar uno de estos ...