Russell Crowe ganó más de u$s 2.8 millones en una subasta post divorcio

El actor australiano decidió subastar 227 objetos, la mayoría obtenidos durante su matrimonio con Danielle Spencer, entre los que se incluye obras de arte, relojes y joyería, autos, y hasta utilería de sus pleículas. 

Luego de una separación (que se especula le habría costado al actor más de u$s 20 millones) Russell Crowe decidió festejar su cumpleaños número 54 y el aniversario de su fallido matrimonio con “El arte del divorcio”, una subasta a cargo de Sotheby’s Australia que recaudó alrededor de U$S2.8 millones. El actor, que ya había terminado su vínculo con Danielle Spencer en diciembre  del año pasado, ofreció 227 objetos de su colección personal entre los que se incluye desde piezas de joyería y relojería, arte local de Australia, un violín de 128 años, memorabilia deportiva, y utilería de sus películas como la armadura de su personaje Maximus en Gladiador y hasta dos réplicas en tamaño real de caballos, que también fueron usadas durante la filmación de la película.  

Según explicó Crowe en un programa de televisión australiano, la idea surgió como una forma de “transformar algo que era un poco desolador en algo alegre”. De hecho, uno de los ítems que se vendió fue el Mercedes Benz Clase S del año 2001 y con 101.661 kilómetros (vendido por u$s26.512), uno de los vehículos usados por la expareja el día de su casamiento en 2003. El lote también incluye 7 anillos (incluido uno de platino con un diamante amarillo de 5.13 kilates en el centro y rodeado por diamantes blancos, que fue vendido a un precio desconocido aunque su valor había sido establecido entre A$70.000 y A$100.000), 6 pares de aros, 5 collares y dos relojes (de las marcas Cartier y Chopard)  pertenecientes a su exmujer.

Crowe, además, puso a remate otros 26 relojes, desde uno de acero inoxidable de Tiffany & Co.  hasta un Rolex Cosmograph Daytona de oro, vendido en u$s37.937. Sin embargo, uno de los objetos más caros fue “The sutor” (El pretendiente), una pintura del artista australiano Charles Blackman –que recibió la Orden del Imperio Británico, OBE por sus siglas en inglés, por sus contribuciones al arte en su país–, que alcanzó los u$s264.440. Mientras que “Gymkhana Visitors 1961” y “Seated Figure”, también de Blackman, fueron vendidas en u$s141.499 y u$s24.618, respectivamente.