MIÉRCOLES 13/11/2019
Qué hay detrás del mercado del arte argentino

Qué hay detrás del mercado del arte argentino

El mercado internacional está entusiasmado por el balance 2017 y ya se estima que este año alcanzará los u$s 64.000 millones. La Argentina, lejos de estas cifras, se despierta pero aún tiene que sortear varios desafíos para escalar. La visión de los actores que participan de la industria.

Desde hace muchas décadas, el hermetismo en el mundo del arte es fuerte y pocos son los que dan a conocer cifras de cuánto dinero mueve en verdad esta industria millonaria. Al mismo tiempo, la Argentina no está ajena a la falta de estadísticas oficiales. Orly Benzacar, directora y fundadora de Meridiano (Cámara Argentina de Galerías de Arte Contemporáneo), cuenta que "en general, los datos económicos del mercado del arte global se guardan bajo llave y con suma confidencialidad". "En el país, sucede lo mismo", comenta al respecto.

Gentileza arteBA Fundación.

Sin embargo, durante la última Feria de Maastricht, que tuvo lugar en Holanda, se presentó el último informe anual con datos del sector, donde se arribó que hay 14.500 casas de subastas en todo el globo y 300.000 galerías y anticuarios. Incluso, el estudio estima que hay 3 millones de personas que trabajan en el mercado y que son 52.000 los artistas activos en el presente. Mientras, hay 260 ferias que comercializan alrededor de u$s 15 mil millones, y las ventas virtuales ya representan u$s 5.400 millones, casi el 8% del total de las ganancias.

Ingresos en ascenso

Asimismo, galerías y casas de subastas declaran aproximaciones representativas del volumen de ingresos que se generan. En 2017, las tres más famosas casas de subastas del mundo recaudaron u$s 11.210 millones. La primera, Christie's cosechó u$s 7.200 millones, un alza del 26% respecto a 2016. Por su parte, Sotheby's reportó ingresos totales por u$s 989,4 millones, superando los u$s 4.500 millones en ventas. Por último, Phillips tuvo ingresos por u$s 709 millones, un 25% más que en 2016. "El año que quedó atrás fue un muy buen año y planeamos tener uno aún mejor", indicó Tad Smith, CEO de Sotheby's, en el reporte financiero. 

"2017 fue activo a nivel internacional y local. Desde el quiebre que se vivió durante la crisis de 2008, una década después el mundo se recuperó, pero nuestro país no logra retornar a las cifras de 2007. No obstante, soy optimista y creo que este año la curva va a seguir en ascenso", opina Benzacar. 

Por su parte, Ignacio Gutiérrez Zaldivar, director de Zurbarán, analiza el panorama local y su posicionamiento en el exterior: "Tenemos a artistas de primera y precios del tercer mundo. El mejor momento que tuvo el arte argentino fue en la década de los ‘90 y luego se registró un pico en 2011. Desde entonces, la industria se mantiene estable, pero aun así tiene una participación escasa en el mercado global: la relación es uno en 1.000. En  el continente, se ubica en el tercer puesto, tras México y Brasil".

Gentileza arteBA Fundación.

El sorteo de la crisis

En Buenos Aires, se realizan alrededor de 100 subastas por año entre marzo y diciembre, con un volumen de ventas que alcanza los u$s 15 millones, con un precio promedio de remate de u$s 3.000. "Generalmente, cada obra tiene un valor estimado mínimo y cerca del 50% de lo ofrecido encuentra comprador. Desgraciadamente, no existe un sistemas de financiación y eso redunda en una menor venta, pese a que las galerías, mayoritariamente, ofrecen 12 cuotas sin interés", según relata Gutiérrez Zaldivar.

Con una visión muy crítica del mercado, el famoso artista plástico chaqueño Milo Lockett cuenta que "hay muchas contradicciones en el mundo del arte". "Es un sistema que vive una fantasía. El año pasado, si bien se efectuaron ventas de obras de arte, a muchos no les fue tan bien. Cerraron el 60% de las galerías", revela Lockett. El artista argumenta: "Esto se debe a que falta una revisión profunda en las políticas culturales. Antes de querer trascender internacionalmente, hay que pensar en fortalecer el mercado interno. Para ello, hay que fomentar la actividad en las provincias, descentralizando el arte del centro del país". Dada esta situación, para él, no existen pautas claras de mercado, ya que en la Argentina, hay pocos espacios y están concentrados en escasas manos, brindando efímeras oportunidades genuinas para artistas emergentes, que, en muchos casos, no puedan pagar un stand en una feria de renombre, no se animan a correr el riesgo de no vender nada o carecen de estímulos que lo s incentiven a participar.

Al respecto, Orly Benzacar destaca las medidas estatales aplicadas en el sector en los últimos tiempos: "Desde las políticas de blanqueo, las galerías están operando con mayor transparencia. Esto demuestra que tenemos un circuito pequeño de arte contemporáneo, pero activo y en ascenso. Se presentan grandes desafíos por delante. El principal, en mi opinión, es pensar cómo hacemos para ampliar el mercado".  La especialista asegura que desde la modificación de la ley 24.633, que simplifica los trámites de exportación de obras y permite llevar hasta 15 piezas por año bajo la modalidad de "equipaje de mano", se busca reducir la burocracia estatal tanto para artistas como para compradores. Tal como explica ella, ahora, el trámite es online y en 48 horas uno puede sacar la obra del país.  

En cuanto a los costos impositivos, Lockett destaca que son muy altos y eso desmotiva a los clientes. "A una obra que cuesta $ 10.000, hay que sumarle solo de impuestos (IVA, Ganancias e Ingresos Brutos) un 50% más. Y además, adicionarle el traslado. Con estos números, no hay un sistema claro que estimule el mercado interno", expresa. "La Argentina tiene una idiosincrasia al revés del mundo. En vez de consolidar confianza en lo nuestro, como lo hacen en México o Brasil, y potenciar que es bueno lo que tenemos puertas adentro, buscamos la reivindicación de los de afuera", reprocha Benzacar. 

Para Gutiérrez Zaldivar, la mayor debilidad del mercado lo sufre el arte de postguerra y el contemporáneo. "Son los que se prestan a una mayor especulación de nuevos compradores, a quienes solamente les importa el incremento del valor y toman al arte como una mera especulación", resalta, mientras destaca que "la mayor fortaleza es convivir con este privilegio y gran placer, que, frecuentemente se valoriza y no pierde valor con el paso del tiempo".

Carlos Leiza, gerente de Ventas, Subastas y Crédito Pignoraticio del Banco Ciudad, opina que "el mercado todavía no desarrolló toda su potencialidad". Pese a ello, el banco tiene una performance de venta de dos obras por día y de un 70% en subastas. "Actualmente, sumamos a nuevos clientes, como jóvenes inversores, dadas las posibilidades que ofrecemos: adquisiciones con  tarjetas de débito y crédito, cuotas sin interés y descuentos los jueves. También, hacemos una renovación constante para que las obras se ajusten a todos los gustos y todos los niveles económicos", cuenta el experto.

Gentileza arteBA Fundación.

Trabas para entrar

Tras años de experiencia tomando al arte como una actividad secundaria y exponiendo sus obras en la Argentina y los Estados Unidos, la artista plástica Lala Chitrángolo decidió en 2017 dar el salto y dedicarse de lleno a su pasión. Así, vendió 65 obras a nivel nacional, dejó su trabajo corporativo y se enfocó exclusivamente a su proyecto artístico desde un showroom en Parque Chas (Capital Federal), donde combina piezas de arte con artículos decorativos. 

Ella misma señala que "los artistas emergentes trabajan cada uno con una estrategia propia para darse a conocer mediante ferias y exposiciones". También, las redes sociales juegan un rol muy importante, de acuerdo a ella: "En mi caso, de esta manera, intento que el arte no sea algo exclusivo para gente de gran poder adquisitivo, sino que todo lo que yo hago pueda llegar a un público de todas las clases sociales".

Para participar en eventos, la artista plástica detalla cómo suele funcionar el mecanismo y cuáles son sus requisitos: "Hay que pagar un fee por mostrar la obra. Creo que este es un punto que no ayuda a muchas figuras emergentes que no tienen un medio para poder hacerlo. En algunas ferias, te piden tu CV y pasas por un jurado que la evalúa. En general, te dan un panel de 120cm x 2 metros, donde entran otras creaciones también en el mismo espacio". Según Chitrángolo, arteBA se rige por otro concepto. "Allí, tenés tu propio stand y vos lo armas como querés. En ese sentido, es muy bueno lo que ofrece, pero me parece que es un costo demasiado alto para los resultados que se obtienen a cambio", relata.

En esta sintonía y al igual que su colega, Milo Lockett explica que muchos artistas no se pueden dar el lujo de pagar su presencia en este tipo de encuentros y que los que pueden hacerlo deben realizar un gran esfuerzo y un desembolso económico importante. "Es difícil vivir del arte, pero se puede. Hay que sacrificar y trabajar mucho para lograrlo", reflexiona.  

En búsqueda de novedades

Según Christie's, a nivel global los compradores provenientes de Europa y Oriente Medio lideraron las compras de 2017, representando un 37% del total. Nueva York, los Estados Unidos, sigue siendo la meca, concentrando el 49% de las ventas. Por su parte, Londres, Inglaterra, factura un 24% y luego le sigue Shangai.

Juan Pablo Maglier, de La Rural, cuenta cómo funciona Impulsarte, el programa de estímulo al arte contemporáneo que cumple 10 años en el marco de arteBA, donde se invierte alrededor de  u$s 10.000 en cada edición. Las piezas obtenidas pasan a formar parte de la colección de la firma y son expuestas en las oficinas del predio. Actualmente, cuentan con 46 obras de más de 40 jóvenes artistas de 34 galerías. 

"La consigna es la adquisición de obras de artistas locales emergentes en galerías nacionales. La selección de las obras está a cargo de un ‘Comité de Adquisición’, integrado por un directivo de la compañía y dos curadoras de renombre. Unas horas antes de la inauguración de la exposición, este jurado realiza un recorrido y elige a conciencia, detectando oportunidades y talentos que comienzan a vislumbrarse con grandes aportes", señala Maglier.

Gentileza arteBA Fundación.

Tips para dar el primer paso

Para neófitos y principiantes, Francisco Medail, director artístico de BAPhoto, sostiene que "la fotografía es una muy buena manera de comenzar una colección artística, porque permite un acercamiento más desprejuiciado al arte contemporáneo". "La fotografía, a diferencia de otras disciplinas, es reproducible y no una pieza única. Eso hace que los valores sean un poco más bajos, aunque varían dependiendo de la trayectoria del artista y los costos de producción de cada imagen", detalla.  

En cambio, para quienes están incursionando, son curiosos y quieren seguir explorando nuevos horizontes, Gutiérrez Zaldivar aconseja que "el mejor momento para realizar una adquisición es en el primer semestre del año. Se vende un 25% de las ventas anuales y permite negociar el precio más fácilmente que en el resto de los meses".

"A la hora de comprar, el primer mandamiento es que la obra te guste. Segundo, hay que asesorarse por alguien que tiene prestigio, por ejemplo, un marchand siempre te hará comprar bien, porque todos los días trabaja para aumentar su valor. Es importante conocer al artista, ya que te llevará a valorar lo que tenés. Por último, hay que comercializar en casas con tradición y reconocimiento, lo que evitará que se corran riesgos", recomienda el director de Zurbarán. En resumen, Gutiérrez Zaldivar resalta: "El mercado local puede crecer, hay que aprovechar que los precios son muy bajos y la calidad es muy alta".

La expresión a través de una lente fotográfica

En las últimas décadas, la fotografía artística ha cobrado cada vez más valor como una expresión más de arte. Tal es así que una colección inédita de 300 fotos de Los Beatles alcanzaron, hace unas semanas, los u$s 358.000 en una subasta. El fotógrafo Mike Mitchell, con tan sólo 18 años, capturó al cuarteto más famoso de Liverpool, Inglaterra, en sus conciertos en Washington DC y Baltimore, los Estados Unidos, en 1964. 

"Hoy, la fotografía es una herramienta de producción más dentro del arte contemporáneo, que gana cada vez más lugar, aunque todavía existe cierto rechazo desde sectores conservadores o falta sumar mayor presencia de piezas fotográficas en las colecciones de los museos. El surgimiento de BA Photo tiene que ver con estos objetivos", explica Francisco Medail, director artístico de BAphoto.

Por su parte, Gastón Deleau, director de FoLa Fototeca Latinoamericana, opina que está convencido de que la fotografía siempre fue una expresión artística valiosa. "Ahora, está teniendo ese reconocimiento tardío. Lo importante en cualquier art es tener algo que transmitir y que movilice", señala.

"La fotografía es el arte más democrático. Cualquiera puede participar como creador o coleccionista con un bajo costo. Esto se debe a que es un mercado todavía poco profesionalizado, ya que generalmente se desconoce la cantidad de copias que existen en realidad de los originales", resalta Ignacio Gutierréz Zaldivar, director de Zurbarán.

Aunque no siempre la regla coincide, según Deleau: "En muchos casos una obra vintage puede tener precios que igualan a cualquier creación de un artista contemporáneo consagrado sin problemas".

Medail cuenta que en el último año hubo una clara tendencia de crecimiento en el mercado de la fotografía, ligado a nuevos públicos interesados en el arte. "Es lo que llamamos compradores potenciales, es decir, un público de entre 30 y 55 años no necesariamente especializado, pero con poder adquisitivo y voluntad de conocer más sobre el tema", afirma. 

El especialista menciona que desde las ferias acompañan a las personas en este proceso para lograr un crecimiento sostenido y ampliar el mercado a nuevas audiencias. "Trabajamos directamente con las galerías, que son un eslabón fundamental que permite agregar valor en la cadena productiva del arte. Los galeristas representan a un staff delimitado de artistas, planifican en conjunto sus carreras, defienden sus precios y generan alianzas estratégicas para el desarrollo de sus profesionales", explica el circuito del negocio.

"Es importante formar nuevos compradores para facilitar su acercamiento al mundo del arte y que ellos sean conscientes de su valor e importancia en la sociedad", resume el experto fotográfico.

Comentarios1
Pedro Iacobucci
Pedro Iacobucci 01/05/2018 04:48:02

Chantas y delincuentes.

Shopping