MIÉRCOLES 28/10/2020

Pico Mónaco, el nuevo referente de los deportistas cool

Después de su retiro temprano del court, Juan Mónaco levantó su perfil mediático – con el valor agregado de su noviazgo con ‘Pampita'– y empezó la transición de tenista a cotizado modelo y conductor de tevé.

Pico Mónaco, el nuevo referente de los deportistas cool

Una de las figuras masculinas del año es el tenista Juan 'Pico' Mónaco. Primero, por una lesión en la muñeca que anticipó su retiro de las canchas de polvo de ladrillo, anunciado el pasado mayo. Luego, porque tras meses de mostrarse escurridizo a los flashes que buscaban darle continuidad a la alta exposición en redes sociales que significó la confirmación de su noviazgo con la modelo Carolina 'Pampita' Ardohain, entró de lleno al juego de la farándula. Oriundo de Tandil, su nombre se mantuvo en el Top 100 del ranking ATP durante su recorrido deportivo, llegando incluso al puesto 10.

Mónaco comenzó su carrera a los 14 como discípulo del legendario José Luis Clerc, pisó las canchas de todos los torneos de tenis alrededor del mundo y se lució en las copas más prestigiosas. Hoy, con 33 años, explora su talento en la televisión e ilustra las páginas de las revistas del corazón como el nuevo referente de la era de deportistas cool: a diferencia de los tiempos en que se vinculó sentimentalmente con la actriz Luisana Lopilato y la modelo Zaira Nara, su alto perfil mediático se explicita en sus pavoneos por cuanta alfombra roja del jet set vernáculo se despliegue a su paso y el de 'Pampita', consagrados como una de las parejas más fotografiadas del momento.

Su habilidad para reinventarse también se advierte en su activa participación en los medios digitales: el feed de Instagram lo puede encontrar promocionando un lavarropas, posando para una marca de zapatillas o luciendo un traje de etiqueta casual, sin olvidar su rol de embajador ocasional de la casa francesa Azzaro e imagen institucional de una clínica de depilación láser definitiva. Pero hay un gesto que repite este mozalbete de rulos indómitos y sonrisa permanente en su cuenta oficial: una selfie que anuncia el día en cuestión. Si esa autocelebración cotidiana no resulta chocante es porque resulta uno de los momentos de disfrute auténtico que comparte entre la maraña entrometida de posteos publicitarios tan en boga en esa red social.

Raqueta por micrófono

Junto a su exentrenador Mariano Zavaleta y el animador Joaquín Pollo Álvarez, Mónaco conduce el Con amigos así, un magazine que se emite por el flamante canal digital KZO, mientras se prepara para estar al frente de Por una moneda, un programa de entretenimientos que se emitirá los sábados por la tarde, en breve y en la pantalla de El Trece. Slim fit es el corte que domina sus trajes, camisas y suéteres, una rutina que se complementa con su predilección por los mocasines. En tanto, el repertorio de jeans, zapatillas e incluso trajes de baño —que dejan en evidencia un cuerpo disciplinado por la alta competencia deportiva— suelen decorar su presencia en La Paloma Brewing, el emprendimiento y bar de cerveza artesanal que comanda en Mar del Plata desde 2015.

Quien observe habitualmente el ideal de belleza masculina que proponen las pasarelas notará que es anticuado, equivocado e incluso aburrido, porque no representa al hombre de esta época: se estanca en celebrar chicos demacrados, flacuchos y con exceso de adornos, casi imposibles de usar en la calle. Por eso el cachet de Pico Mónaco como modelo publicitario y celebridad mediática sigue en alza: es una figura real a la hora de representar la nueva masculinidad, ya no asociada al afán metrosexual de cuidados abundantes sino al varón saludable y deliberadamente sencillo que puede hacer de un buzo y una cap toda una proclamación de estilo personal a tono con el sport casual que se impone como código de época.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar