Muy enojado, Woody Allen demanda a Amazon en u$s 70 millones

Amazon canceló el contrato con el cineatasta por la producción de cuatro películas. Además, decidió no distribuir la última película del director, A rainy day in New York. 

Muy enojado, Woody Allen demanda a Amazon en u$s 70 millones

Woody Allen demandó a Amazon Studios, al afirmar que deben pagarle al menos u$s 68 millones en daños, por su negativa a distribuir su película A rainy day in New York y por su decisión de abandonar una producción de cuatro filmes y un acuerdo de distribución.

Allen, de 83 años, acusó a la unidad de Amazon.com Inc de retirarse en junio sin causa, después de que volvieron a aparecer las acusaciones de que había abusado sexualmente de su hija adoptiva Dylan Farrow en 1992.

Amazon ha tratado de justificar  su accionar haciendo referencia a una acusación sin fundamentos de hace 25 años contra el Sr. Allen, que ya era bien conocida por Amazon (y por el público) antes de que Amazon entrara en cuatro acuerdos separados con el Sr. Allen. Y, en todo caso, esto no constituye un motivo para que Amazon termine con el contrato”, afirma la presentación judicial y agrega: “Simplemente no había una base legítima para que Amazon no cumpliera con sus promesas”.

Según informa la web estadounidense, Variety, la demanda explica  que dos ejecutivos de Amazon Jason Ropell y Matt Newman se reunieron con el cineasta en diciembre de 2017, cuando comenzaban las primeras repercusiones del movimiento #MeToo, y le manifestaron sus preocupaciones por el daño a la imagen que estaba sufriendo la empresa luego de la asociación con el productor de Hollywood, Harvey Weinstein, y las acusaciones por conductas impropias que también había sufrido el propio Roy Price, ex director de Amazon Studios.  Ya en enero de 2018, le propusieron a Allen, y él accedió, retrasar el estreno de su película, A rainy day in New York, hasta  2019. Luego en junio de ese mismo año Allen recibió una notificación de la empresa, advirtiéndole que terminaría el acuerdo por los cuatro filmes y aclarándole que no tenía intenciones de distribuir ninguna de las películas tampoco.  

Por su parte, los representantes de Amazon –que ya había distribuido las últimas dos películas de Allen, Café Society (2016) y la Rueda Mágica (2017) – argumentaron  que su decisión de cancelar el acuerdo se debió a varios “hechos acontecidos, incluyendo nuevas acusaciones contra el Sr. Allen, sus propios comentarios controversiales, y el creciente  rechazo de varios talentos a trabajar o tener que estar asociados con él de cualquier forma, razones que frustraban el objetivo del acuerdo”.