#MediaCamp: medios y tecnología con mirada de mujer

Apuntes de una experiencia de empoderamiento femenino en innovación para comunicadoras.

Algo. Cábala. Intuición. Impulso. Decisión. O todo junto. Llevaba varios días rumiando la idea. Media Chicas, el ecosistema integrado por mujeres especializadas en comunicación digital y tecnología que comparten conocimiento para liderar a la nueva generación de emprendedoras en medios, había lanzado una convocatoria inédita. Invitaban a periodistas de la Argentina y Uruguay a aplicar para el primer #MediaCamp: tres días de formación intensiva en design thinking, realidad virtual, programación web, edición de contenido audiovisual y estrategias de monetización de proyectos multimedia. El pliego de requisitos incluía una cláusula que no podía ser negociada: las postulantes debían tener disponibilidad full time, porque el eje programático pivotaba sobre la condición de convivir 24x3 en una casaquinta de Vicente López.

Hace poco más de un mes, Clase Ejecutiva, la revista lifestyle de El Cronista que edito desde 2003, saldó una cuenta pendiente y desembarcó en la web como un vertical dentro de la propuesta de contenidos de www.cronista.com. Militante de la capacitación continua como premisa profesional, ser también editora de la plataforma online supone incorporar saberes y habilidades específicos de los nuevos medios al ritmo vertiginoso en que se generan.

Si el timing lo es todo, mi búsqueda y necesidad coincidieron con el lanzamiento de la primera edición de #MediaCamp como un espacio de networking virtuoso en comunicación, tecnología e innovación que se complementa con las jornadas, también gratuitas, que cada septiembre coordinan las integrantes de Media Chicas en Buenos Aires.

Releí el manifiesto que resume su visión y misión: “El desafío profesional al que nos enfrentamos en el terreno de la comunicación digital y la tecnología no consiste simplemente en adaptarse al cambio. Lo que se plantea como exigencia es mucho más radical. De lo que se trata es de ser protagonistas, no meras espectadoras o cronistas, de la revolución tecnológica, para poder convertir en realidades nuestros objetivos, ser líderes de nuestros proyectos y enfrentar las promesas de la era digital”.

Algo. Cábala. Intuición. Impulso. Decisión. O todo junto. El pasado miércoles 8 de marzo, a pocas horas de que venciera el plazo para aplicar, hice clic. En sentido literal. Pero también simbólico. Hay una palabra clave de esta época: alude a la especial hermandad y solidaridad que establecemos las mujeres para crear redes de apoyo que propicien cambios sociales en pos de la igualdad. Haber sido elegida, entre 200 postulantes, como una de las 15 participantes del #MediaCamp, me permitió experimentar la poderosa dimensión de la sororidad.

La versión original de esta columna fue publicada en la edición 188 de Clase Ejecutiva, la revista lifestyle de El Cronista Comercial

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping