Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Lugares para conocer en Londres (si ya conocés el Big Ben)

Lugares para conocer en Londres (si ya conocés el Big Ben)

Es una de las ciudades más turísticas del mundo, una parada ineludible para todos los que pisan por primera vez el Viejo Continente. Además, es sede de las más vanguardistas tendencias del diseño y el arte internacional.

A Londres se va a mil cosas. A comer de maravillas y a pasear por íconos urbanos mundiales, como el Big Ben o la Torrre de Londres. A ver la nueva arquitectura de Foster y a comprar ropa de marcas internacionales. A conocer una de las ciudades más importantes del mundo. Entre todos los atractivos que la capital de Inglaterra ofrece, ver arte es uno de los principales

Inaugurado hace 258 años, el Museo Británico fue una de las primeras instituciones de este tipo en Europa y es uno de los museos más importantes del continente. Enriquecido a lo largo del tiempo por el poderío imperial y sus conquistas, es un verdadero guardián de la cultura mundial, que custodia más de siete millones de objetos de todos los continentes. Además, la sección del Antiguo Egipto es la más importante del mundo después de nada menos que la del Museo Egipcio de El Cairo.

La siguiente parada artística en importancia es el Tate Modern, el Museo Nacional Británico de Arte Moderno construido sobre una antigua central eléctrica que forma parte de la Tate Gallery (Galería Nacional de arte británico y arte moderno). En su ecléctica colección conviven obras de artistas tan disímiles como Monet, Dalí, Picasso, Warhol, Rothko y Jackson Pollock. Pero más allá de las pinturas y objetos, vale la pena visitar el Tate Modern para conocer el edificio en el que está emplazado la antigua Bankside Power Station.

La capital británica también es muy visitada por amantes del teatro. En el centro de la plaza Leicester Square, en el West End, se pueden adquirir entradas a precio promocional para los principales musicales de la cartelera. Incluso la Royal Opera House, sede de la compañía real de ópera y el ballet real de Inglaterra, ofrece allí localidades muy accesibles para sus funciones. 

La moda del mundo

En un viaje a Londres, siempre es interesante pasear por las principales tiendas para estar al tanto de las tendencias de la moda y de las innovaciones estéticas en las que los ingleses son verdaderos especialistas. Para embarcarse en un recorrido   lo más adecuado es comenzar en la línea que marcan dos de los espacios verdes más importantes de la ciudad: Kensington Gardens y Hyde Park. Estos delimitan el lado norte de dos de los barrios más fashion y emblemáticos de Londres, Chelsea y Knightsbridge. Sin dudas, la primera parada tiene que ser Sloane Street, donde se levantan las tiendas de Versace, Giorgio Armani, Chanel, Prada, Dolce & Gabbana, Louis Vuitton, Alberta Ferretti, Christian Dior, Yves Saint Laurent, Gucci, Hérmes, Hugo Boss y Valentino

Desde allí, si aún quedan energías, lo mejor es seguir hacia el sur hasta Sloane Square, en el corazón de Chelsea. En el camino vale la pena desviarse un poco para pasar frente a la vidriera de Lulu Guinness (3, Ellis Street), la famosa diseñadora de carteras y accesorios. Si se está en búsqueda de prendas de autor, se debe visitar Ben de Lisi (40, Elizabeth Street) y su vecino irlandés Philip Treacy, cuyos sombreros adornan a las figuras más representativas de la alta sociedad británica. Asimismo, Emma Hope (Sloane Square) es una experta en calzado femenino de diseño, mientras que Jo Malone ofrece una exquisita variedad de cosméticos, desde tratamientos clínicos hasta maquillajes y perfumes. 

A lo largo de Kings Road, partiendo de Sloane Square, se suceden las casas de decoración, entre las que se destaca especialmente Peter Jones por su excelente ropa de cama. Otros de los highlights de esta calle son los muebles de madera artesanales de David Linley y la casa Designers Guild.

Al norte de Chelsea, en Knightsbridge, a los comercios se suman las casas residenciales en una de las zonas más bellas de Londres. Allí se levantan los dos centros comerciales más importantes de la ciudad: la moderna Harvey Nichols (‘Nicks’ para los locales) y Harrod’s, líder indiscutible de esta capital con más de 300 secciones de tiendas y dos decenas de bares y restaurantes.

Mercados callejeros, el lado B de Londres

Por más que el sentido común indique lo contrario, no todo es sumamente caro y sofisticado en Londres. Así lo demuestran sus mercados que ofrecen artesanías, antigüedades y objetos por pocas libras, además de la invaluable posibilidad de conocer otro aspecto de la ciudad. 

En Notting Hill, londinenses y visitantes se reúnen cada sábado en el famoso Portobello Market. Allí, más de 1500 vendedores exponen sus muebles, objetos antiguos, indumentaria, calzado y productos frescos, especialmente flores, frutas y verduras. Sobre la calle Portobello Road siempre hay algo interesante para ver y comprar. 

Otro de los mercados más populares es Camden Markets, que si bien es más desorganizado, constituye un paseo sumamente divertido: un pequeño mundo en el que se puede comprar de todo y a buenos precios. Por último, Brick Lane Market es el preferido de los jóvenes londinenses. Está situado en East End London y es sin dudas el mejor sitio para adquirir dulces típicos judíos, especias asiáticas, indumentaria original y libros antiguos.