Las 7 herramientas para ser feliz en el trabajo: menos reuniones y más pausas

por  DANIEL COLOMBO

Facilitador, Master Coach especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; comunicador profesional y autor de 28 libros.

0

Las 7 herramientas para ser feliz en el trabajo: menos reuniones y más pausas

Hacer descansos activos, reducir el 'reunionismo', aplicar el 'no positivo' y darle un toque personal al espacio es clave para lograr el para muchos utópico bienestar laboral

Más del 55% de las personas en Iberoamérica se sienten bien en sus trabajos, según diversos estudios internacionales. Son quienes ponen pasión, entusiasmo y optimismo en el quehacer cotidiano. El 45% restante pone en duda que la felicidad laboral sea siquiera posible. Si bien es un proceso gradual, lograr un mayor equilibrio y bienestar en el ámbito de desempeño no es una utopía.

¿Te animás a hacer el Test de Felicidad Laboral?

  • Creá una planilla y colocá 4 niveles identificados con emoticones para facilitar su asociación inconsciente. 
  • Ubicá esos íconos en niveles de bienestar y felicidad definidos como: Muy feliz (o satisfecho) / Algo feliz / Nada Feliz y Fatal.
  • Cada día, al ingresar al trabajo, registrá la hora en el casillero correspondiente al estado de ánimo que tenés. Hacé lo mismo al mediodía, luego de una reunión difícil, y antes de salir de la oficina. 
  • Evaluá el resultado una vez a la semana. Observá qué hechos fueron los que te llevaron a colocar tu marca en Nada feliz o Fatal. Asocialos con tu estado interno (no sólo con las cosas que pasaron en el trabajo) y trabajá con esas emociones para poder encauzarlas de mejor forma.

7 consejos para ser más feliz en tu trabajo

1- Dale un toque personal en tu espacio laboral. Frecuentemente las condiciones de trabajo necesitan ser adaptadas a la personalidad y estilo de cada persona. Colocá algún elemento que te produzca placer, como una foto de un ser querido o un objeto que te inspire. Ocupate de ubicar la computadora de acuerdo con el confort que necesitás si sos diestro o zurdo. La luz también ayuda, y las plantas naturales -como el filodendro y el potus, con sus distintas variedades- contribuyen a absorber la energía nociva que circula en todos los lugares.

2- Administrá mejor tu tiempo. Un alto porcentaje de insatisfacción laboral está relacionado con la imposibilidad declarada de hacer frente al cúmulo de tareas. Sin embargo, cuando se analiza en detalle, es posible encontrar un sistema de organización del tiempo que se adapte y ajuste a tus necesidades. Si bien hay muchos métodos de productividad profesional, podés nutrirte de sus herramientas y, a la vez, adaptarlas a tu estilo propio. Trabajar con listas y utilizar post-it en una cartelera siempre a la vista con una columna de pendientes, otra de temas en proceso y una más de completados, te dará a simple vista la tranquilidad de saber que estás haciendo las cosas. Otra herramienta es clasificar, ordenar y archivar tus materiales todos los días: el desorden por afuera es reflejo de tu caos interno. Si deseás tener más calma, equilibrio y aprovechar mejor el tiempo, necesitás ser ordenado con tus prioridades, discerniendo entre lo urgente y lo importante.

3- Aprendé a convivir con la diferencia. Las empresas pierden más del 40% del tiempo en reuniones improductivas. Esto trae como consecuencia directa la baja productividad y un excesivo enfoque en la burocracia interna. Como cada persona es única, también lo son sus necesidades y formas de encarar las tareas, por más mecánicas que sean. Hacé de esa particularidad tu rasgo distintivo. Aprovechá para compartir tu método con las demás personas y enriquecete con lo que te comparten los otros. Entre todos pueden configurar una metodología superadora que los lleve a un siguiente escalón de satisfacción laboral.

4- No postergues los descansos. Los horarios de café, refrigerios y almuerzo están diseñados para generar pausas reenergizantes dentro de la jornada. Si los dejás pasar de largo, o bien los llevás siempre a tu despacho o escritorio, no podrás desconectarte. El aislarte por un tiempo es altamente beneficioso para tu enfoque y consecución de las tareas. 

5- Desconectá el celular en las reuniones. Está probado que pasarlo a modo avión cada vez que necesitás aislarte o conseguir mayor foco es una muy buena técnica. Si hubiese algo verdaderamente urgente, ya te vas a enterar. Esto es fundamental para evitar interrupciones y no sobrecargarte de una multiplicidad de tareas extra, que, al final, no permitirán que tu lista de cosas importantes quede completa cada día.

6- Aprendé a decir que no. El límite es el que vos mismo imponés, porque siempre habrá cosas y asuntos por atender y resolver. Sabés muy bien que si quisieras estar ocupado las 24 horas, tranquilamente podrías ir a vivir a la oficina. Decir que no te ayuda a elevar tu autoestima, a la vez que aprenderás a convivir con otros y con tus superiores, requiriendo su apoyo para fijar prioridades. El “no” dicho a tiempo y brindando alternativas se llama “no positivo” y permite liberarte de una sobrecarga excesiva que sólo te traerá más ansiedad y tensión, lo que deriva en estrés.

7- Aprovechá las pausas activas. Una modalidad relativamente reciente en muchas empresas es disponer unos5 a 10 minutos cada dos horas para distenderse. Lejos de quedar esto en jugar el metegol o chequear tus mensajes en el móvil, la pausa activa promueve una mayor consciencia de calidad de vida laboral. Podés utilizarla para hacer algún ejercicio de meditación breve, estiramientos cerca de tu escritorio o dedicarte un tiempo para estar en silencio. Son herramientas muy efectivas para descontracturar la energía y el cuerpo, con el único objetivo de ir conquistando, paso a paso, mayor bienestar y felicidad en el tiempo del trabajo.

La felicidad es una elección propia, no de los demás, así que no sirve cargarles la culpa a los otros. El proceso de observación neutral sobre vos mismo te dará las herramientas más valiosas para afrontar situaciones desafiantes con mayor equilibrio y astucia. Hacelo paso a paso: verdaderamente funciona.

Más notas del autor

Los 5 motivos para amar los lunes en el trabajo

Las 13 estrategias para ponerle un precio justo a tu trabajo

Los 7 ejercicios para tener más inteligencia emocional en la oficina

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping