MIÉRCOLES 20/11/2019
La gran bestia pop: por qué el debut de Lady Gaga en el cine sacude a la moda

por  LORENA PÉREZ

Autora de www.blocdemoda.com

0

La gran bestia pop: por qué el debut de Lady Gaga en el cine sacude a la moda

Con el estreno de 'A star is born', su primer protagónico en la pantalla grande, demuestra que sigue siendo la celebrity que impone sus propias reglas en la cultura pop.

Lady Gaga nació en Nueva York, en 1986, como Stefani Joanne Angelina Germanotta. Apareció como una estrella rutilante en la industria del entretenimiento en 2005 y, tres años más tarde, editó, como una proclamación personal, 'The fame', un álbum publicado justo en el inicio de la era de las redes sociales. Gracias a ellas, en parte, se convirtió en el huracán que revivió el pop en el siglo XXI. Porque lo suyo es música, pero también arte, moda y marketing visual, una combinación que convierte en performance cada una de sus apariciones públicas.

Lógicamente, su primer protagónico en el cine no podía tener otra tema central, como demuestra el reciente estreno de 'A star is born', que marca el debut como director del actor Bradley Cooper, además coprotagonista en ese filme del género musical cuya versión original se estrenó 81 años atrás y tuvo su remake en los ‘50 con Judy Garland y en los ‘70 con Barbra Streisand.

Para su avant premiere mundial en el Festival de Venecia, Lady Gaga lució un little black dress de Jonathan Simkhai, mientras que para el estreno oficial optó por un diseño de Hedi Slimane, director creativo en la maison Celine: así como, en 2012, fue la primera celebridad en usar una prenda del por entonces misterioso designer fichado por Saint Laurent, en La Biennale develó ante el mundo de la moda un bolso negro que es la nueva imagen insignia de Celine. El road show de la cantante y actriz siguió con un vestido blanco, simple, de Azzedine Alaïa; mientras que el paso por la alfombra roja la mostró envuelta en un vestido de plumas rosas de Valentino Haute Couture.

A Lady Gaga le gusta ser el alma de la fiesta mediática. Sus looks generan curiosidad, rechazo, fascinación: nunca indiferencia. Su estilo revolucionó el pop, un género condenado a estar de moda. A su  favor, con Lady Gaga -por fin- la prensa especializada entendió que, con sus elecciones indumentarias, los músicos juegan un rol activo como trendsetters. En ese sentido, Gaga es una obra de arte y de marketing en sí misma. 

En el estreno oficial de A Star Is Born optó por un diseño de Hedi Slimane, director creativo en la maison Celine

Una de las singularidades de sus primeros outfits es que llevaron la firma de diseñadores argentinos: Franc Fernández se ocupó de la confección del vestido de carne con el que escandalizó en 2010 y Victor de Souza le diseñó minivestidos metalizados. En 13 años (¡apenas!) de trayectoria, protagonizó todas las transformaciones posibles: por eso se mantiene como la musa de un género musical cuya propia combustión es camaleónica. 

Cuando en 2005 dejó atrás a Stefani y se convirtió en Lady Gaga, más que un nombre artístico eligió una nueva identidad. Su carrera es caso de estudio en la Universidad de California, donde un seminario especial examina las condiciones sociales que hicieron posible que surgiera una figura como ella, un fenómeno contracultural que se considera similar al de David Bowie y Madonna.

A la alfombra roja llegó envuelta en un vestido de plumas rosas de Valentino Haute Couture

En sus alianzas con la industria de la moda, Lady Gaga es tan versátil como para desplegar su faceta glam couture con las creaciones de Alexander McQueen, Givenchy, Elie Saab, Oscar de la Renta o Iris Van Herpen; ser la imagen de Tiffany & Co o comercializar, a través del shop online en su web oficial, colecciones cápsulas que referencian su estilo en prendas de uso diario, como remeras, gorros y buzos con capucha.

La imagen de Lady Gaga está colmada de información. Quizás, demasiada. Eso explica la pequeña pausa de eventos, galas y premiaciones que se impuso y de la que regresó –por supuesto- renovada. El renacer incluyó un disco con Tony Bennett, un dueto poderoso con Metallica y la presentación en vivo en los Oscar 2016 donde, con un radiante traje blanco, cantó Till it happens to you, el tema principal de 'The hunting ground', el documental que investigó las violaciones masivas en las universidades de los Estados Unidos. La canción nominada no ganó su estatuilla, pero Lady Gaga le dio visibilidad global a la denuncia rodeada de 25 víctimas que la acompañaron en el escenario.

Por todo ello, no importa cuánto vendan sus canciones o qué tanto artificio haya detrás de sus vestuarios: a fuerza de talento personal y compromiso social, Lady Gaga refrescó para siempre una industria colmada de estereotipos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping