MIÉRCOLES 28/10/2020
Jet lag: consejos para combatirlo en vuelos largos y cortos

Jet lag: consejos para combatirlo en vuelos largos y cortos

El cambio del reloj biológico en los viajes largos en avión afecta al estado de ánimo de los pasajeros. Cuáles son las técnicas para estar bien despiertos al aterrizar y aprovechar el primer día en destino.

El mayor problema que enfrentan los viajeros frecuentes es la alteración del reloj biológico tras un vuelo de muchas horas, que comúnmente se llama jet lag

Usualmente, la persona que sufre este mal tras un viaje se siente cansada en un cierto momento del día y tiene dificultades para conciliar el sueño o para levantarse temprano. Este último hecho incrementa la sensación de fatiga y conduce a dificultades de concentración. El apetito disminuye y las comidas son difíciles de digerir, pues se hacen en momentos en que el organismo no está adaptado para la digestión.

Miles de propuestas han intentado dar con la solución, hasta que expertos en los campos de la ergonomía y el sueño, incluyendo científicos de la NASA, formaron un equipo de salud para buscar soluciones cada vez más eficientes para contrarrestar este problema que surge por atravesar varios husos horarios en un día debido a un viaje en avión.

Luego de estudios que duraron años, se armó un programa que incluye consejos desde el momento de subir al avión hasta la llegada a destino.

Miedo a volar: cuáles son los temores más frecuentes y cómo tratarlos

El miedo a volar cruza a todas las personas por igual sin distinción de sexo, edad o clase social y puede generar un problema real a la hora de planificar vacaciones, viajes de trabajo y hasta encuentros con un ser querido que se vive lejos.

Durante los viajes largos, los consejos brindados por los expertos son los siguientes:

  • Adaptarse a la hora local.
  • A la llegada a destino, nutrirse con una comida rápida y, si es necesario, dormir una siesta de no más de 45 minutos.
  • En la tarde, hacer ejercicio ligero y exponerse a la luz del día.
  • Cenar temprano y acostarse al anochecer.
  • Durante la estadía, quedarse en la cama hasta la hora normal de levantarse y comer como de costumbre.
  • Exponerse a la luz natural en la tarde y tratar de evitar las siestas de día.
  • Conforme avancen los días, acostarse cada vez más cerca de la hora normal.
  • Dormir lo más posible en el viaje de regreso.

Para viajes por un día, con leves variaciones, las recomendaciones son:

  • Permanecer en el horario de salida.
  • Al llegar a destino comer una comida liviana.
  • Acostarse temprano.
  • Al despertar, pedir un desayuno al servicio del hotel y luego leer o ver televisión por unas horas.
  • Intentar programar el día de trabajo pensando en una pequeña siesta antes de regresar a las actividades.
  • Después del trabajo, dormir una siesta o relajarse, esperando tomar el vuelo de regreso a casa.
  • Dormir lo más posible a bordo para minimizar el efecto del viaje al regresar.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar