GOT Fest: así fue la despedida de los fans de la serie en Buenos Aires

GOT Fest: así fue la despedida de los fans de la serie en Buenos Aires

Unas 2000 personas asistieron al evento organizado por HBO. Hubo food trucks con comida medieval y proyección del último episodio en pantalla gigante.

La invitación marcaba que el evento se realizaría en un espacio en Barracas, a metros de la Usina del Arte. Un locación poco común. Pero fue justamente por su estética medieval que desde HBO eligieron Arena Studios para realizar el GOT Fest. el evento que reunió a los fans de la series desde las 14 para partcipar de distintas actividades temáticas y vivenciar en cuatro pantallas de cine el final de popular serie que estrenó su último capítulo luego de 8 años.

Al entrar al predio, los fanáticos eran recibidos por un imponente dragón montado sobre el edificio y por un mercado medieval con frutas y verduras en canastos de mimbre. Justo del lado de enfrente, tres food-trucks ofrecían hamburguesas, pizzas, sandwiches y panchos con nombres de casas y personajes que podían degustarse en un comedor llamado la Boda Roja que revivía aquel acontecimiento fatídico de la serie.

Pero era una vez que se entraba al edificio cuando uno se sentía realmente dentro de los distintos escenarios de la serie, todos pensados en formato instagrammeable: el árbol del cuervo de 3 ojos, la puerta en la que Hodor sacrificó su vida para salvar a Bran y una choza de los Dothoraki, eran los primeros puntos en los que uno se podía sacar una foto. Luego estaba el trono de Dragonstone donde uno podía sacarse una foto con Missandei, la puerta de la luna en el Valle de Arryn donde uno literalmente se lanzaba al vacío y el muro de los mil rostros en el que uno podía dejar el suyo.

Las actividades centrales, para las hubo que tener paciencia extra debido a las largas filas, eran el mundo de los White Walkers, en donde a bajas tempraturas uno debía picar hielo y hallar medallas escondidas y el cine 4D, en el que se revivía la escena en la que Danerys combate a los Lannister con su dragón con butacas que se movían, agua que salpicaba y hasta el olor a quemado.

Para quienes se animaran, también podían pintarse la cara: las opciones eran heridas de guerra o escamas de la enfermedad psoriagris. Por último, el trono de hierro estaba disponible para que los fanáticos se sentaran y se sacaran una foto como monarcas de los 7 Reinos. 

Finalmente, llegó el momento de pasar a la sala en la que se vería el capítulo, que contaba con 4 pantallas de cine en las que durante el día se habían podido ver los capítulos de la última temporada. Una hora antes de que empiece, entrevistas a los actores de la serie y el resumen de los mejores episodios de cada temporada llevaron a los presentes a momentos de emoción y nostalgia. A las 22, la característica música de inicio de la serie fue un momento a puro aplauso. Llegaba finalmente el momento del final.

Terminado el capítulo, las reacciones fueron diversas. Desde gente que amó y gente que odió ese final, así, sin punto medio. Pero más allá de las críticas a favor y encontra de la última temporada -que incluso se materializaron en una petición de Change.org para que se rehaga la octava temporada- lo cierto es que la serie que logró cautivar a millones de fans alrededor del mundo. Y esos fans la van a extrañar. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping