Food trucks, aliados fuera de la cancha

Un approach al mundo de la gastronomía que acompaña los distintos eventos de este deporte.

Food trucks, aliados fuera de la cancha

El "juego de reyes" no deja ningún detalle librado al azar. Conforme a lo estipulado por la AAP, los jugadores se alistan con la vestimenta reglamentaria. Los equinos, también. Algo similar ocurre con la gastronomía que acompaña en cada uno de sus partidos. La tendencia hizo que, en este último tiempo, la oferta de bebida, snacks y comida también se ofrezca "montada" pero, en este caso, sobre food trucks.

“Los organizadores buscan llevar cocineros conocidos, propuestas a otros eventos ya que el público que asiste sale a comer de noche y uno tiene que brindar una oferta acorde, como los menús de Bon Bouquet y Nómade", señala Pablo Erli, titular de Logia Ahumados y vicepresidente de la Asociación Argentina de Food Trucks (AAFT).

Desde 2012, Cerveza Imperial acompaña a La Dolfina. “Buscamos posicionarnos a través de sus valores deportivos: el sacrificio, el trabajo en equipo y la dedicación. Con esos mismos valores, la marca elabora sus sabores Lager, Amber Lager, Cream Stout, Weissbier e IPA.  Fuera de la cancha acompañamos los eventos con nuestros beer gardens, donde ofrecemos una experiencia para disfrutar antes, durante y después de los chukkers, con música, comida y  especialidades de la marca. Impulsamos un consumo responsable de cerveza", dice Marcos Coll Areco, brand manager de la firma.

Los plazos de la convocatoria varían según la necesidad de los organizadores y de la concurrencia de público estimada. “Nos contactan con 15 días o un mes de antelación. Lo anticipado del pedido es clave ya que los food trucks deben cumplir con las disposiciones de la ley 5707.  Por lo general en este tipo de eventos se vende una mayor cantidad de sushi que en otros, pero nada fuera de lo común", asegura Luis Defelipe, presidente de la Asociación FoodTruck de la República Argentina (Aftra)

La oferta es similar a la que se puede encontrar en otros eventos. "Ofrecemos siempre el mismo menú", sintetiza Jimena Ruiz, de Delicious Machine. Con su food truck de cupcakes y patisserie participó en más de una oportunidad en eventos vinculados al polo. De igual manera, D&D FoodTruck ofrece sus choriburgers o baguetines de cuadril al malbec con cebollas caramelizadas acompañado de un cono de papas fritas.

El impacto de la suba del dólar dificulta hablar de precios estables. Sin embargo, cada food truck que desee participar sabe cuáles son los costos que deberá afrontar para un evento así. “En algunos casos se cobra un fee de entrada cercano a $ 10.000; en otros, se auditan las ventas y cada vehículo abona un porcentaje”, explica Erli.

En CABA, cada food truck debe cumplir con una habilitación higiénico-sanitaria que se tramita ante la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria de la Agencia Gubernamental de Control. Pasada la inspección, el vehículo habilitado contará con un código QR que establece que cumple con los requisitos legales. 

La locación y el tiempo de preparación de los alimentos son dos factores clave en el día a día de un food truck. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar