El polo y los seguros: ¿deporte bien cubierto?

Qué vínculo tienen las aseguradoras con el polo. Cómo aprovechar las oportunidades que genera esta actividad.

Los seguros para caballos son una garantía para los propietarios que no quieran sufrir una pérdida económica importante en caso de enfermedad, robo o pérdida, así como en situaciones en las que cause daños materiales o personales a terceras personas, entre otros siniestros posibles. En la Argentina no está desarrollado el seguro de caballos, a diferencia de otros algunos mercados. En el país hay 258 clubes de polo y más de 10.000 jugadores. 

Desde 2017, Río Uruguay Seguros (RUS) es sponsor de la AAP, también de criadores de caballos, clubes, equipos y varios polistas. Julio Bárbero, encargado Comercial de RUS, asegura: “No es fácil asegurar un caballo debido a los problemas de la economía. No hay un desarrollo del seguro de caballos en el país. Hay un intento de crecer en esto, hubo un momento que se avanzó con la idea de un microchip, que contenga toda la información del caballo, pero se frenó por cuestiones de costos". Y dice que "el caballo es como un auto, con cédula verde y documentación. En el exterior se utiliza mucho el seguro de caución", afirma.

Esta compañía actualmente asegura a algunos caballos del equipo de La Aguada, donde es el seguro de accidentes personales de los jugadores y de todos los que trabajan allí, como petiseros, asistentes, veterinarios. También los seguros de Responsabilidad Civil de los clubes, boxes, caballerizas y maquinarias, entre otros. Además de patrocinar a La Aguada desde hace más de 10 años, firmó un convenio con varios clubes, como Ellerstina, Chapaleufú y Polo One. La marca es el sponsor principal del Abierto de Hurlingham y también es sponsor del Abierto de Palermo, donde tiene presencia con stand donde reciben a clientes y productores. RUS tiene la responsabilidad civil del predio, y de toda la gente que trabaja en las 11 fechas que dura el torneo. Todos tienen que estar asegurados. 

En países donde se practica el polo, como Estados Unidos, Inglaterra o España, el seguro de caballos está desarrollado. Hay distintos tipos de pólizas destinadas a su protección, teniendo en cuenta las necesidades del dueño y del animal. La indemnización que reciben los propietarios que cuentan con un seguro para caballos dependerá del valor del caballo y del correspondiente pago de la prima. Ésta puede quedar establecida en el momento de la firma de la póliza o depender del valor del animal en el mercado en el momento en el que se produzca un siniestro. Se pueden asegurar todo tipo de caballos, aunque será imprescindible que sean identificables a través de un microchip y, por regla, pasar una inspección previa para comprobar el estado del animal.