Descapotables: conocé los modelos que llegaron a la Argentina

Descapotables: conocé los modelos que llegaron a la Argentina

Extremadamente lujosos o rabiosamente deportivos, los cabrio ocupan un lugar destacado en el line up de los modelos importados de alta gama que volvieron a lucirse en las concesionarias locales.

Cuando Karl Benz patentó el Benz Patent-Motorwagen, considerado el primer automóvil de la Historia impulsado por un motor de combustión interna, el mundo cambió para siempre. Era el 29 de enero de 1886 y pasarían más de dos años hasta que, en agosto de 1888, su esposa Bertha fuera la protagonista del inaugural viaje a bordo de un vehículo simple, de tres ruedas y sin techo. Muchos pioneros y entusiastas siguieron sus pasos y, así, cada vez más unidades sin capota comenzaron a circular por las grandes capitales. Recién en 1910 Cadillac lanzó el primer modelo cerrado, que pasó a convertirse en la opción mainstream. Sin embargo, la posibilidad de disfrutar del viento en la cara siempre hizo que conducir un auto sin cubierta se asociara con sensaciones únicas, evocadoras de libertad. Con el paso del tiempo, surgieron nuevos diseños que dieron origen a la glamorosa categoría de los convertibles.

Mercedes-Benz AMG SLC 43

Con presencia casi excluyente en el portfolio de las marcas de alta gama, los cabrio están entre los más deseados y, en general, son versiones especiales de ediciones que ya de por sí son excepcionales, cual la frutilla del postre. Gracias al crecimiento del mercado argentino y a la implementación de un régimen de importaciones que le permite a las automotrices volver a homologar y lanzar localmente los modelos ya disponibles en los concesionarios del mundo, las novedades del segmento ocupan un lugar destacado en el line up general.

Audi R8 Spyder

Siempre prestigiosas, las automotrices alemanas seducen a los fanáticos de los convertibles. En el caso de Audi, las propuestas son dos: el TT y el R8. El primero es uno de los modelos más exitosos de la marca de los cuatro anillos, cuya primera generación se presentó oficialmente en 1998: la tercera, incluyendo el cabrio, se ofrece con la potente línea de motores nafteros TFSI. El R8, en tanto, milita en la exclusiva categoría de los supercars: construido artesanalmente, con motor central, hay versiones V8 y V10 que pueden dar hasta 560 CV de potencia. Por su parte, los concesionarios locales de BMW sorprenden con más novedades: el BMW 440i Convertible M Sport, con motor de 326 HP y caja automática de 8 marchas; y la Serie 2, más compacta —y menos conocida en el país— con dos versiones de convertibles: el 220i Convertible Sport, con motor de 2 litros de 184 HP; y el M240i Convertible que, con motor de 3 litros y 340 HP, se posiciona como ideal para conductores exigentes dada su relación peso-potencia.

BMW Serie 2

Lógicamente, Mercedes-Benz no se podía quedar atrás: a la belleza de diseño que la marca adoptó en los últimos años, en especial con la tendencia que marcó el lanzamiento del SLS, se sumó la altísima calidad y tecnología de la casa de Stuttgart. Ejemplo cabal es el AMG SLC 43, un roadster con motor naftero V6 de 367 CV y caja automática de 9 marchas: es un heredero directo de SLK, un convertible que, a principios del año 2000, estableció un hito innovador con su techo rígido que, de manera automática, se guarda en el baúl. En tanto Porsche, ícono de los deportivos, también participa en la tendencia por partida doble: el 718 Boxster S, que entrega una potencia de 350 CV, acelerando de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,2 segundos y con una velocidad máxima de 285 km/h, es un descapotable biplaza con techo de lona y tracción trasera; y el 911 Carrera 4S Cabrio, con motor de 6 cilindros biturbo de 420 CV que acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y supera los 300 km/h de velocidad máxima. Finalmente, el panorama made in Germany se completa con la flamante versión cabrio del New Beetle, la interpretación contemporánea del legendario Escarabajo.

Jaguar F-Type

Entre los bólidos británicos hay dos novedades bien diferenciadas. Deportivo y distinguido, el Jaguar F-Type es un descapotable de dos plazas con techo de lona, motor en posición delantera y tracción trasera o total. Según la versión, ofrece motores con potencia desde 300 a impresionantes 575 CV. Por su parte, el Mini Cooper cuenta con una variante descapotable bautizada S, con motor de 2 litros y 192 CV de potencia máxima.

Porsche Carrera el 911 4S

Por otro lado, con un toque chic muy francés, el DS3 Cabrio es la propuesta atractiva de una de las marcas del grupo PSA (Citroën, Peugeot, Opel y Vauxhall), ya que encarna la vanguardia y la elegancia gala con su innovador techo que puede abrirse en movimiento (hasta 120 km/h). En tanto, fiel heredero de la más pura tradición italiana, el nuevo Fiat 500 también contempla una opción convertible. A 50 años del lanzamiento del original, el 500C está equipado con motor Multiair 1,4 de 105 CV y una capota disponible en tres colores (beige, bordó, negro).

Todos los cabrio disponibles en el país están unidos por un común denominador: ofrecer una experiencia que sólo se puede vivir al volante de un descapotable.