Dar consejos, no recibirlos: por qué es la clave para la motivación

Dar consejos, no recibirlos: por qué es la clave para la motivación

Una nueva teoría psicológica asegura que todos sabemos qué hacer para tener éxito, bajar de peso, ahorrar dinero o cualquier otra meta. Pero que fallamos en llevar ese conocimiento a la acción. Por eso, alentar a otros en la misma situación puede inspirarnos más que esperar que los otros nos digan qué hacer

Según las narrativas tradicionales de autoayuda, si uno no puede lograr su objetivo, hay que pedir un consejo. Encontrar a alguien que haya conseguido el trabajo, obtenido el ascenso, alcanzado las calificaciones, logrado la pérdida de peso o creado la estabilidad financiera que uno desea. Contarle a esa persona que estás luchando. Y luego hacer lo que ella dice.

Según fue publicado en Quartz,  dos psicólogos destacados consideran que esa teoría no sólo está trillada, sino que es errónea. Sus investigaciones sugieren que la clave de la motivación es dar consejos, no recibirlos. Lauren Eskreis-Winkler, una psicóloga de Wharton que estudia la motivación, y Ayelet Fishbach, profesora de ciencias del comportamiento en la Universidad de Chicago Booth, explican que los psicólogos saben desde hace mucho tiempo que los problemas de autocontrol están relacionados con una falta de motivación para transformar el conocimiento en acción.

"Al darnos cuenta de esto, decidimos dar vuelta la solución estándar en autocontrol: ¿Y si en lugar de buscar consejo, le pedimos a la gente con dificultades que de consejos?", contaron Eskreis-Winkler y Fishbach. Para responder a esta pregunta, llevaron a cabo una serie de experimentos que designaron a personas que luchaban con el autocontrol para aconsejar a otros sobre los mismos problemas que ellos estaban encontrando. Las muestras de población que estudiaron incluyeron adultos desempleados que luchaban por encontrar trabajo, adultos que luchaban por ahorrar dinero, adultos que luchaban con el control de la ira y niños que se atrasaban en la escuela.

"Aunque dar consejos no confiere nueva información al que los da, pensamos que aumentaría la autoconfianza del que los da", escriben. "La confianza en la propia habilidad puede galvanizar la motivación y los logros más que la habilidad real", fue la hipótesis. Los resultados sugieren que su tesis era correcta. En un estudio, los desempleados aconsejaron a sus compañeros igualmente desempleados. Luego, todos los participantes leyeron consejos para la búsqueda de trabajo en el sitio de consejos de carrera The Muse. Después de dar y recibir asesoramiento, el 68% de los desempleados dijo que se sentía más motivado para buscar trabajo después de dar consejos que después de recibirlos.

Eskreis-Winkler y Fishbach también encontraron que el 72% de las personas que luchan por ahorrar dinero dijeron que dar consejos los motivó a ahorrar más que recibir consejos de expertos de America Saves; el 77% de los adultos que luchaban con el control de la ira dijeron que estaban más motivados para controlar su temperamento después de dar consejos sobre el control de la ira que después de recibir consejos de psicólogos profesionales de la Asociación Americana de Psicología; y el 72% de los adultos que luchan por perder peso dijeron que dar consejos sobre la pérdida de peso los hizo que se sintieran más seguros de sí mismos que al recibir consejos de una nutricionista experimentada de la Clínica Mayo.

Aún más sorprendente: los participantes del experimento desconocían completamente la efectividad de dar consejos. "Siempre esperaban que ellos mismos y los demás estuvieran menos motivados para dar consejos que para recibirlos", dice Fishbach a Quartz.

Esta falsa expectativa se debe probablemente a la presunción de que el bajo rendimiento es el resultado de la falta de conocimiento. De hecho, las personas desmotivadas a menudo saben lo que necesitan hacer para tener éxito: simplemente no toman medidas. "Por ejemplo, la gente piensa que las personas que no hacen dieta no tienen información sobre dietas efectivas", dice Fishbach. "Pero la verdad es que los que no hacen dieta saben bastante, sólo que no aplican sus conocimientos a la acción."

Dar consejos, en lugar de recibirlos, parece ayudar a las personas desmotivadas a sentirse poderosas porque implica reflexionar sobre el conocimiento que ya tienen. Por lo tanto, si usted no tiene ni idea de los recursos o estrategias necesarias para el progreso, pedir ayuda es probablemente el mejor primer paso. Pero si uno sabe lo que necesita hacer, pero tiene problemas para hacerlo, dar consejos puede ser el empujón que necesita.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping