Conocé la última joya hotelera de Bulgari en China

Conocé la última joya hotelera de Bulgari en China

Bulgari Hotels & Resorts inaugura su segundo alojamiento en el país asiático. Esta vez, la elegancia del estilo italiano irrumpe en una de las ciudades más vibrantes del mundo: Shangai.

Luego de una espectacular apertura en Dubai, el joint venture entre la marca de artículos de lujo Bulgari y The Luxury Group desembarcó en Shanghai con su sexto hotel que se suma al de Londres, Milán, Bali, Beijing y los Emiratos Árabes Unidos. En los últimos tiempos, la marca de joyas italiana también se consolidó como una de las cadenas hoteleras más prestigiosas del mundo, con presencia en varias de las capitales más turísticas de Europa y Asia. 

 

A orillas del Río Wusong, en una de las zonas que más ha crecido últimamente en Shanghai, Bulgari Hotel se emplaza en los últimos ocho pisos de un imponente edificio de 48 plantas. Por su ubicación privilegiada, desde sus ventanales se aprecian las mejores vistas de la ciudad, el río Huangpu y los rascacielos que conforman el emblemático Bund, la zona del malecón

Bulgari Hotel Shanghai se caracteriza por su estética actual fusionada con el estilo italiano atemporal, en sus 82 habitaciones convive lo último en tecnología con mobiliario italiano hecho a medida. Materiales nobles, una paleta de colores neutros, líneas rectas e iluminación natural son las claves de estos elegantes espacios minimalistas, íntimos y cálidos. Entre las 19 suites de lujo hay una que se destaca especialmente del resto: la Suite Bvlgari, de 400 metros cuadrados y tres dormitorios, situada en el piso más alto del hotel y con acceso especial a través de un ascensor privado.

Una publicación compartida por Bvlgari Hotels & Resorts (@bulgarihotels) el

Entre los espacios más espectaculares del hotel se encuentra el spa con ocho salas de tratamiento, saunas, espacios de relajación y belleza (manicura, pedicura, barbería) y una piscina de venecitas de 25 metros rodeada de camastros de madera y plantas naturales. Otro de los puntos fuertes del hotel es el rooftop bar, en la planta 47, con pisos de madera, muebles y lámparas de diseño, una inmensa barra y una gran mesa redonda comunitaria (o para grupos grandes) que domina el ambiente con su impactante cobrizo. En la pared, una colección de fotografías en blanco y negro aporta el toque artístico, mientras que a través de los extensos ventanales se perciben las cúpulas y las luces incandescentes de los edificios más famosos de la ciudad. 

Asimismo, el alojamiento cuenta con seis opciones gastronómicas para todos los perfiles de turistas. En honor a sus raíces italianas, en la planta 47 se emplaza Il Ristorante - Niko, dirigido por el chef Niko Romito, poseedor de tres estrellas Michelin; mientras que en la planta baja del edificio se encuentra la primera boutique Il Cioccolato de Bulgari en China.

El diseño, el lujo, la cultura italiana y la contemporaneidad china se unen en un hotel que va a dar que hablar entre los amantes del buen vivir.