Con la elegancia de antaño

En la Grand Central Terminal, uno de los lugares más turísticos de Nueva York, The Campbell Bar invita a sus visitantes a un viaje en  el tiempo hasta el apogeo de las Big Bands de jazz, a comienzos del siglo XX.

Con la elegancia de antaño

La Grand Central Terminal es uno de los puntos emblemáticos del Midtown de Manhattanto para dar un paseo por un sitio verdaderamente histórico de la ciudad o simplemente para detenerse a almorzar en alguno de los restaurantes y fast foods que se encuentran bajo sus bóvedas de ladrillo. En la esquina suroeste de la estación, sobre la avenida Vanderbilt, un bar sorprende especialmente por su elegancia y su estilo que recuerda los años '20: The Campbell. 

Antiguamente conocido como el Apartamento Campbell, la construcción es una institución legendaria de Nueva York que perteneció a John W. Campbell, un millonario aficionado al jazz que financiaba las Big Bands de las primeras décadas del siglo XX y convirtió su oficina privada en un salón de cócteles en 1923. El Grupo Gerber, líder de la industria hotelera que posee y opera muchos de los bares y restaurantes más famosos de la ciudad, adquirió el Apartamento Campbell con un claro objetivo: devolverle su grandeza original.

Detrás de la extraordinaria restauración estuvo el prestigioso estudio de diseño y arquitectura Ingrao Inc., que si bien logró mantener la arquitectura histórica de la propiedad le introdujo elementos de diseño contemporáneo que crean una atmósfera refinada pero al mismo tiempo cálida y confortable. The Campbell conserva detalles de su pasado que lo convierten en un espacio único en Nueva York: techos de más de siete metros de altura pintados a mano, una gran chimenea de piedra, la caja fuerte de acero que perteneció a John W. Campbell y una antigua ventana de cristal con su moldura original.

Hoy, The Campbell ofrece tres experiencias distintivas. La principal, por supuesto, es el bar en sí mismo: una oficina atemporal con mobiliario de madera, mohair y cuero en colores verde, azul y rojo oscuro. Otro de sus espacios es The Campbell Palm Court, un salón interior con taburetes de ratán y mesas altas de café rodeado de altas palmeras y con vistas hacia la terminal principal. Por último, The Campbell Terrace es una amplia terraza cubierta con plantas de interior y una gran barra de tragos. 

Para este lugar tan elegante como particular, el Grupo Gerber realizó una selección exclusiva de cócteles clásicos y modernos con ingredientes frescos y de estación, una interesante carta de vinos y cervezas artesanales de elaboración local. La amplia variedad de bebidas se complementa con un menú de sándwiches, ensaladas, finger food, tapeos y especialidades como menú del día.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar