Cómo se visten y cuánto gastan los argentinos para ir a trabajar

Cómo se visten y cuánto gastan los argentinos para ir a trabajar

Según un estudio de Adecco, 8 de cada 10 tardan entre 10 y 15 minutos en vestirse para ir al trabajo y el 46% dedica entre un 5% y un 10% de su sueldo.

Qué ponerse para ir a trabajar suele variar según el lugar de trabajo, donde puede haber un código de vestimenta impuesto o no.  Pero exceptuando los trabajos en los que hay que llevar uniforme, decidir qué ponerse para ir a trabajar todos los días consume tiempo y plata según un estudio de Adecco. El 46% de los argentinos le dedica entre un 5% y un 10% de su sueldo y  8 de cada 10 tardan entre 10 y 15 minutos en vestirse para ir al trabajo.

El relevamiento señaló que el 31% usa ropa informal para ir a trabajar, el 25% elige ropa formal, el 25% lleva uniforme y el 19% elige su vestimenta dependiendo del día que tenga que enfrentar. Además que casi  el 80% cree que en los últimos años se descontracturó la vestimenta para ir a trabajar, dato que aumentó comparado con el mismo estudio realizado en 2016, en el que el porcentaje fue del 77%.

El dress code de la City: el retorno del traje sastre

La indumentaria masculina es asunto de funcionalidad. El hombre argentino es clásico, a diferencia de otras ciudades, como Milán o Florencia, donde el adorno es regla como detalle que destaque su individualidad o para conseguir la imagen de moda.

Asimismo, el 48% aseguró que si pudiera elegir la indumentaria para ir a trabajar optaría por una forma casual; al 28% le gustaría vestir con jeans y zapatillas y sólo el 13% preferiría utilizar traje. En tanto, el 39% admite que le exigen una vestimenta especial en su trabajo. Sólo 3 de cada 10 creen que el tipo de vestimenta tiene más importancia si el trabajo requiere estar en contacto con clientes.

Tiempo y plata

Con respecto a la cantidad de tiempo que le dedican a elegir la ropa antes de ir a trabajar, el 77% tarda entre 10 y 15 minutos, el 20% dice dedicarle entre 20 y 30 minutos, y sólo el 3% asegura tardar entre 30 minutos y una hora en elegir lo que se va a poner.

Además, el 46% de los encuestados dedica entre el 5% y 10% de su sueldo en vestimenta para ir a trabajar, 28% de los entrevistados menos del 20%, otro 20% le dedica entre el 20% y 40% de sus ingresos, un 5% de los encuestados entre 40% y la mitad de su sueldo, y sólo el 1% gasta más del 50%. El porcentaje de gasto en vestimenta laboral disminuyó en los argentinos respecto al último informe realizado en 2016, ya que en ese año el mayor % de gasto era entre el 10% y el 20% (30%), pero en 2018 prevaleció el porcentaje de gasto del 5% y 10% (46%).

Para 4 personas de cada 10, la mujer tiene más dificultad para elegir qué ponerse para ir a trabajar. Además, al preguntarles si creían que el tipo de vestimenta cambia según la jerarquía del cargo, el 65% cree que sí, mientras que el 24% afirma que sólo a veces, y el 11% que no.  Sólo 2 de cada 10 elegirían un trabajo según la indumentaria que soliciten. Además, a la hora de ir a una entrevista laboral, el 95% de los encuestados asegura que se viste especialmente para la ocasión, mientras que el 5% admite no darle mayor importancia.