Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Brecha de género: empresa británica podría pagar hasta u$s 5600 millones de multa

Brecha de género: empresa británica podría pagar hasta u$s 5600 millones de multa

La cadena minorista Tesco podría enfrentarse a la sanción más cara en la historia del Reino Unido por temas de disparidad salarial entre hombre y mujeres.

Una empresa británica se enfrenta a la  mayor denuncia por desigualdad salarial de la historia de aquel  país y podría tener que pagar una multa de compensación de  hasta u$s 5.600 millones, de  acuerdo al bufete de abogados que inició los procedimientos  legales.                

Tesco es el mayor minorista de Reino Unido y el  principal empleador privado del país, con más de 310.000 empleados. La firma legal Leigh Day dijo que los miles de empleados de  Tesco que trabajan en los centros de distribución, donde  predominan los hombres, reciben salarios considerablemente  superiores a los de quienes se desempeñan en las tiendas de  Tesco, donde la mayoría son mujeres.                

Añadió que el personal de los centros de distribución podía  estar ganando u$s15,4 por hora, mientras que el  salario del personal de las tiendas se acercaba a u$s11.2 por hora. Leigh Day dijo que la diferencia salarial podría significar  que más de 200.000 de empleadas de Tesco estarían ganando hasta  alrededor de u$s28.000 menos que el resto, lo que significa  que la multa final a Tesco podría alcanzar las u$s 5.600 millones. El estudio también trabaja en denuncias similares en los  supermercados rivales Sainsbury y Asda, la unidad  británica de Walmart.                

El salario igualitario para hombres y mujeres se ha  convertido en un tema recurrente para la clase política y  empresarial británica. El mes pasado, la renuncia de Carrie  Gracie como editora en China para la cadena BBC dio paso a una  investigación sobre las diferencias de pago en el canal público.                

Un portavoz de Tesco le dijo a Reuters que la empresa aún no había  recibido ninguna demanda. “Tesco siempre ha sido un lugar donde las personas pueden  avanzar en sus carreras, independientemente de su género, origen  o educación, y trabajamos mucho para garantizar que todos  nuestros compañeros estén pagados de forma justa e igualitaria  por los trabajos que desempeñan”, declaró.