MIÉRCOLES 01/04/2020
Beach Polo: el deporte de elite también se juega en las playas argentinas

Beach Polo: el deporte de elite también se juega en las playas argentinas

Hasta el 9 de enero se realiza en la costa argentina el Grand Slam Beach Polo, un torneo del que participan jugadores profesionales. Es con entrada libre y gratuita.

Llegó el verano y con él surgen las múltiples actividades recreativas y deportivas en la playa, tanto para practicar como para disfrutar del espectáculo. Son varios los deportes de cancha de césped que se trasladan a la arena: fútbol, vóley, rugby y también, aunque menos difundido, el polo. Desde hace 24 años, en la costa atlántica bonaerense se realiza el Grand Slam Beach Polo, un evento pionero en la Argentina en esta disciplina. Con entrada libre y gratuita, su edición 2019 comenzará el viernes 4 de enero en Pinamar, continuará el domingo 6 en Cariló y finalizará el miércoles 9 en Valeria del Mar, donde se jugará por primera vez en su historia, en el exclusivo balneario La Pérgola.

El beach polo es una modalidad del deporte que se practica en la playa, en una cancha especial en la arena delimitada por la cartelería. El tipo de pelota que se utiliza depende del estado de la arena (seca o mojada) pero suele ser una pelota de vóley o una similar a la N°1 de fútbol.

En el certamen participan tres equipos formados por dos jugadores cada uno. Los partidos constan de dos chukkers de 5 minutos cada uno. En cada jornada se juegan tres test matches bajo el formato de competencia triangular (todos contra todos). El ganador de cada fecha se llevará la Copa de Oro y 2 puntos, mientras que el equipo que quede en segundo lugar levantará la Copa de Plata y sumará 1 punto. Al final del torneo, quien haya acumulado la mayor cantidad de puntos se consagrará campeón del Grand Slam Beach Polo 2019.

Declarado de Interés Municipal por el distrito de Pinamar debido a su presencia ininterrumpida y por su atractivo para el turismo, el torneo convoca cada verano más de 10.000 personas que se acercan para conocer el fascinante mundo del polo en un escenario distinto.

Quien está detrás de este evento único es Diego Detang, quien hace 30 años organiza el Abierto de Polo de Tortugas. Este es el 24° Beach Polo ininterrumpido que monta en la Argentina. “Se me ocurrió a partir de ver cómo se jugaba en Europa, empecé participando y después surgió la posibilidad de armar este torneo. El primero que hicimos fue en Pinamar, después en Mar del Plata, vimos que era un espectáculo que la gente recibía muy bien y por eso decidimos seguir”, contó Detang, también es dueño de la revista Polo Mundial y conductor de Polo Mundial TV en América Sports.

La hermana de un ex Puma creó el primer equipo de beach rugby femenino

“El atractivo es que llevamos jugadores profesionales, la gente la pasa bien y disfruta, gratis, de un espectáculo interesante por una hora y pico. Se juega con una pelota de vóley y el formato que hacemos nosotros es dos contra dos. El caballo no toma velocidad, no galopa, no sufre”, aclara Detang. “Ingresamos a la playa a la noche y comenzamos a armar a la madrugada, se hacen boxes con media sombra para que los caballos no estén al sol, se les da agua y cuando termina limpiamos completamente la playa”, relata.

"Con el polo en la playa le estás dando la posibilidad a la gente de ver algo distinto: mucha gente que se acerca no conoce de polo y no suele ir a ver polo de césped, entonces este se vuelve su primer contacto", explica. El evento es de entrada libre y gratuita.

Entre los polistas que participarán este verano se encuentra Genaro Ringa, campeón de la Copa Cámara de Diputados con La Mancha Amadeus; Junior Cavanagh y Alejo Aramburu, dos jugadores oriundos de Venado Tuerto; el excampeón de Beach Polo Juan Cruz Isla; Santiago Tahier, también campeón del Beach Polo en 2017 y Esteban Panelo, jugador que se desempeña en Francia. “Este es el tercer año que voy a jugar el Beach Polo y la verdad que las diferencias con el polo en césped, son bastantes. Primero que la cancha es bastante más chica, segundo que cambia el tipo de suelo y después que en vez de ser 4 jugadores en un equipo, tenés dos. Otra diferencia es que es una pelota mucho más grande que en el polo clásico”, contó Panelo a Clase Ejecutiva.

“Esas diferencias hacen que sea bastante más dinámico el juego. En la arena necesitás mucho más destreza con la pelota, llevarla a haciendo toques en el aire porque si toca el piso es más difícil. Tenés mucha adrenalina, estás continuamente en contacto con el contrario y es muy físico: los minutos que estás jugando adentro de la cancha son intensos. Pero sobretodo es muy divertido”, agregó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar