3000 años de moda en un click

Para presentar su flamante plataforma, Google Arts & Culture, el gigante tecnológico reunió la colección virtual de estilo más grande del mundo. El proyecto cuenta con 400 exposiciones de 180 instituciones, entre ellas, dos argentinas. 

3000 años de moda en un click

“Para nosotros fue una gran oportunidad: un museo que es chico y hoy les abrimos las puertas al mundo. Estamos completamente emocionados", admite Analía Piombino, encargada de producción de imagen y sonido del Museo de Arte Popular José Hernández. Y es que, después de miles de fotografías y varios (y largos) días de trabajo, la exhibición Ponchos y fajas –centrada en un clásico de la indumentaria nacional, la colección incluye prendas de los siglos XVIII Y XIX que fueron fotografiadas y proyectadas sobre modelos debido a los recaudos necesarios para su conservación y manipulación–  se presentó en la flamante plataforma Google Arts & Culture, entre exhibiciones del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, el Museu de Moda Brasileira o el Kyoto Costume Institute japonés.

La muestra –junto a El trabajo artesanal en la moda, también del Museo José Hernández, e Hijos de la Pampa, de la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat), inauguraron el enclave local del proyecto We wear culture, la carta de presentación de Google Arts & Culture en la Argentina. Se trata de de un ambicioso proyecto que reúne más de 3000 años de Historia de la moda, en la exposición virtual de estilo más grande del mundo: participaron más de 180 instituciones de 40 países, con 400 exposiciones e historias online, y experiencias de realidad virtual que desarrollan las historias de 4 íconos de la moda universal como la petite robe noire de Coco Chanel; el corset Boucher del símbolo punk, Vivianne Westwood;  los stilettos de Salvatore Ferragamo diseñados para Marilyn Monroe y Audrey Hepburn, entre otras estrellas de Hollywood; y el kimono de Comme des Garçons, la brand de Rei Kawakubo y protagonista de la última Met Gala. “Lo que presentamos hoy tiene que ver con esto de poder democratizar el acceso de la información, en este caso cultural, a todo el mundo. Esto es un gran igualador de oportunidades y por eso estamos tan orgullosos de hacer este tipo de presentaciones. Porque tiene dos miradas: primero, lo que nosotros desde aquí podemos ver del mundo;  pero, también, lo que la Argentina como país tiene para mostrar al mundo”, explicó María Florencia Sabatini, Communications Manager de Google.

Google Arts & Culture –que ya está disponible en versión web y apps tanto para sistema iOS como Android–  es un nueva manera inmersiva de experimentar la Historia y la cultura, con acceso a obras de más de mil organizaciones alrededor del mundo. Y específicamente para este nuevo desafío, Google desarrolló la Art Camera, con tecnología Gigapixel (un gigapixel está hecho de más de mil millones de pixeles). La cámara toma miles de fotos en primerísimo primer plano y, con la ayuda de un sonar integrado establece la distancia entre el dispositivo y el objeto que se está fotografiando, una vez que se toman las fotos se unen de una forma similar al mecanismo del Google Street View. Así, esta tecnología permite percibir detalles mínimos como las pinceladas del autor en una obra de arte o los paillettes de un vestido.

“El Google Cultural Institute nació en 2011 y fue evolucionando –explica Sabatini–. Cuando empezamos teníamos 17 partners de instituciones culturales, con quienes arrancamos esta iniciativa de empezar a difundir, promover y preservar la cultura, utilizando la tecnología. Hoy ya tenemos más de 1000 alrededor del mundo.  El límite es infinito, nosotros estamos súper contentos con este logro y que exista una plataforma tecnológica que permita difundir el arte, la cultura, la historia o las maravillas del mundo que existen a nuestro alrededor y que, a veces, por cuestiones económicas, físicas, lo que sea, no se puede acceder a la cultura y pensamos que eso es algo que la tecnología lo puede resolver.” Y sobre los beneficios de la alianza entre el arte y la tecnología comenta: “Estamos convencidos de que cuando ponés un contenido y lo sumas a la tecnología, lo que se produce es una disrupción que nos lleva a mayor acceso  de la información, en este caso contenido cultural e histórico, y que nos lleva a una igualdad de oportunidades. Porque el chico de una escuela de un barrio humilde puede obtener el mismo nivel de contenido que un chico de una escuela privada, en cualquier parte del mundo”.

“El Smartphone es la puerta de acceso a un montón de información. Como nunca antes la gente se informó, después está en cada una de las personas el criterio que utiliza para poder discernir fuentes y establecer valores de credibilidad.  Una propuesta cultural como esta, es maravillosa porque lo que hace es, como si fuese un big bang, diseminar arte y cultura al mundo, en 25 idiomas, con aportes visuales de video y en realidad virtual, para poder incorporar conocimientos e información”, cierra Sabatini.     

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping