GUÍA

Dónde comer la mejor fainá de Buenos Aires: de las clásicas a las gourmet, y todos los precios

Las pizzerías pasaron a darle más protagonismo a sus diferentes variantes, desde la fugafaina hasta rellena de rúcula y saborizada con hierbas. Cuáles son las más destacadas acompañantes de la grande de muzza.

Hace rato que dejó de ser una mera acompañante y se volvió en una protagonista la cual puede disfrutarse en solitario. Durante mucho tiempo la fainá no podía pensarse sin su tándem inseparable con una porción de una pizza de mozzarella, sin embargo hoy gana lugar con múltiples variantes desde clásicas hasta gourmet.

Su nombre proviene del ligur, una lengua romance avanzada de los dialectos hablados en Liguria y el sur de Piamonte. En tanto, en Italia es conocida como ‘farinata' o ‘cecina'. Esta última está vinculada con la traducción local de los garbanzos, que en italiano se los llama "ceci".

El verdadero origen de la fainá está en Génova y los migrantes de aquella zona fueron los que la trajeron a la Argentina a fines del siglo XIX. Si bien su receta no es ningún misterio y sus ingredientes son pocos (harina de garbanzos, aceite, agua, sal y pimienta) y fáciles de conseguir, el secreto está en la consistencia de la mezcla y la temperatura del horno para que salga perfecta.

Casi todas las pizzerías cuentan con una buena porción de fainá en su menú, pero algunas de ellas la convirtieron en un plato principal digno de pedir por separado, desde reversiones a partir del sazonado hasta rellenos novedosos. Estas son las mejores fainá de Buenos Aires.

Pirilo

Dirección: Defensa 821, San Telmo

Este clásico local opera desde 1932 y reproduce el estilo de las friggitorias - típicos espacios de comida callejera en Génova. Pirilo elabora la receta original genovesa y aun hoy los descendientes de su fundador respetan el paso a paso. Lista para comer de parado y cocinada en horno de leña.

La tiendita

Dirección: Pedro Goyena 1108, Caballito

Su maestro pizzero y creador es Diego Dávila, uno de los representantes del equipo argentino que participó en el Campeonato Mundial de la Pizza en Parma. En su menú cuentan con varias versiones como la clásica ($ 60 la porción), la fugafaina y la de cebolla de verdeo ($ 70) y la rellena con mozzarella, jamón y morrón ($ 80 cada una).

El Fortín

Dirección: Avenida Lope de Vega y avenida Álvarez Jonte, Monte Castro

Fundada por don Perfecto Purdón en 1962 y hoy continuaba por su hijo y nieto. Esta fainá es horneada a leña (quebracho) y, según La Nación, todos los sábados venden cerca de 1500 porciones.

La Galera

Dirección: Sanabria y Camarones, Floresta

Este pequeño y pintoresco local porteño fundado en los 80 se cuelga la cucarda de ser el creador de la reconocida fainá rellena. La porción clásica cuesta $ 70, mientras que las rellenas - con jamón o con cebolla - valen $ 120 cada una. Tienen delivery propio.

La Guitarrita

En los 60 los futbolistas René Pontoni y Mario Boyé inauguraron la cadena de pizzerías que hoy está a cargo del nieto del primero de ellos. Una de sus especialidades es su fainá con cebolla blanca y morada crudas, que se cocinan junto a la preparación. A su vez, cuentan con una opción con jamón y queso, otra con tomate, mozzarella y ajo y una con rúcula. Se puede pedir online, por apps de delivery o en sus 10 sucursales.

Pizza Paradiso

Dirección: Sucre 1302, Belgrano; Euskal Herria Plaza shopping, Tigre.

El chef italiano Donato de Santis apostó por este rubro a través de su nuevo emprendimiento que el año pasado abrió otra sede. 

En su pizzería, el jurado de Masterchef ofrece la posibilidad de degustar una fainá artesanal saborizada con hierbas. Cada porción cuesta $ 270.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios