La chocotorta fue elegida el mejor postre del mundo: cuál es la historia y la receta de la torta más fácil de Argentina

El curioso origen de la chocotorta, elegida el mejor postre del mundo

La chocotorta argentina fue elegida el mejor postre del mundo según el ranking internacional Taste Atlas. El segundo puesto fue para el helado de pistachos italiano y el tercero, para la tarta de manzanas alemana. El curioso origen de una torta popular y fácil que creada por una publicitaria y por casualidad

Fácil, rica, rápida. Al no llevar horno pero sí mucho dulce de leche, crema y galletitas de chocolate, la chocotorta es una de las preferidas de los argentinos. Y parece que del mundo también: la chocotorta argentina fue premiada como el mejor postre del mundo.

 

 

Así lo definió el ranking internacional Taste Atlas, que rastrea y premia lo mejor en ingredientes locales, comidas típicas y restaurantes especializados. La torta insignia de la Argentina ocupó el primer puesto de la categoría, superando al helado de pistachos de Italia y la tarta de manzanas de Alemania.

 

 

Además, en la edición 2020 otros 6 platos argentinos ganaron posiciones en el ranking de los más populares de Sudamérica: parrilla, alfajor, milanesa, asado, dulce de leche y chimichurri. 

 

 

La chocotorta se consagró con un promedio de 4.8 estrellas sobre 5 entre los postres votados alrededor del planeta. “Esta torta de chocolate sin cocción fue influenciada por la cocina italiana y el famoso tiramisú”, indica la descripción del staff de los autodenominados 'catadores mundiales de comidas'.

“Está hecha con 3 ingredientes argentinos: galletitas de chocolate, dulce de leche y queso crema. Las galletitas se ablandan con leche y se apilan en capas con una combinación de queso crema y dulce de leche. Las formas pueden variar y las galletitas pueden remojarse en leche chocolatada, café o licor de café", cuenta la publicación.

 

 

La historia de la chocotorta

 

Marité Mabragaña tenía 18 años y estudiaba Publicidad cuando entró a trabajar en la agencia Ricardo De Luca. En esos años, la agencia de publicidad era la más importante usina creativa del país. “Y era 100% argentina. De Luca estaba orgulloso de eso. Tenía cuentas buenísimas: Renault, Gillette... En los '80 había tandas enteras con nuestros comerciales”, contó Marité a Clarin.

Calculo que inventé la chocotorta en 1982: era directora creativa de Bagley y de Mendizábal, que hacía el Mendicrim. Fue algo raro, porque nadie me la pidió. La llevé a la agencia para un cumpleaños y a todo el mundo le encantó”. Eso la motivó a hacer dos más y llevarlas al día siguiente a sus clientes, para proponerles hacer una publicidad con ella.

 

 

La propuesta involucraba a tres marcas: Chocolinas, Mendicrim y el dulce de leche Ronda. Y aunque a las marcas les fascinó la idea de Marité, tardaron como un año en hacer el comercial. “Nadie sabía cómo facturar algo que involucraba a más de un cliente: el cobranding no existía”, señaló la publicitaria.

Entre las posibles razones del éxito inmediato de la fórmula, su creadora estimó que “la chocotorta metió a los maridos y a los chicos en la cocina. Es muy simple: sus ingredientes son muy ricos, la puede hacer cualquiera y no necesita horno”.

A partir de que apareció el comercial, que estuvo al aire casi 2 años, las ventas de Chocolinas y Mendicrim aumentaron exponencialmente y surgieron versiones para todos los gustos: con oporto o algún otro licor para adultos, con café (como la prefiere Marité), con leche chocolatada, chocotorta en vaso. También sumó detractores, como el pastelero Osvaldo Gross, quien alguna vez la calificó de “antitorta”

En 2012, cuando la chocotorta cumplió 30 años, en la Asociación Argentina de Publicidad le entregaron un premio “a la idea publicitaria que perdura en el tiempo”

Comentarios1
Luciano Denari
Luciano Denari 01/11/2020 11:32:54

jajaja, que grasa hay 1 millon de postres mas ricos, y eligen esta basura