Estos argentinos crearon una de las 10 mejores heladerías de Italia

Estos argentinos crearon una de las 10 mejores heladerías de Italia

Antiche Tentazioni es un emprendimiento italiano con raíces argentinas que –tras consagrarse como una de las mejores 10 heladería de Italia– vuelve al país, en el barrio de Palermo con una carta de 40 sabores que reflejan el estilo del helado de autor. 

En el imaginario colectivo, el helado es sinónimo de un rico postre, un encuentro o de largas conversaciones. Médicos y nutricionistas entienden que, si es artesanal, por el aporte proteico y calórico fácilmente reemplaza a una comida entera, sea desayuno, almuerzo, merienda o cena. Pero tal vez para muchos los secretos de su elaboración pasan desapercibidos, como tantas cosas que llegan a nuestra mesa.

En helados, hay variedades industriales o artesanales. Son estos últimos los que, con la frescura y calidad de sus ingredientes, hacen que la experiencia se disfrute mucho más.

Mientras la Asociación Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (AFADHYA) en convenio con la Universidad Nacional de Comahue, lanzó la primera Diplomatura en elaboración de Helados Artesanales, que se dicta para dueños, empleados y emprendedores interesados en este rubro, Antiche Tentazioni, una marca de “gelato d’autore” originaria de Padova (con veinte años de experiencia en el mercado italiano y varios reconocimientos en su haber, entre ellos la de ser elegida como una de las diez mejores heladerías de Italia en 2017) desembarcó hace unos meses en el corazón del porteño barrio de Palermo, con la impronta del helado 100% artesanal.

Con recetas que guardan bajo llave e ingredientes de primera calidad (pistachos y avellanas llegados de Italia, un blend de chocolates belga, francés, ecuatoriano y/o peruano, entre otros), leche fresca, crema, azúcares y frutas frescas de las más diversas, en su local de Honduras 4770 – una casona ambientada cual patio de la Toscana, con música funcional y un salón principal que invita al relax-, elaboran a diario su carta de 40 sabores de helado, a la vista de los visitantes.

Clase Ejecutiva pudo atestiguar el proceso, en el que los ingredientes se pesan, mezclan y se vuelcan en la máquina elaboradora, traída de Italia, en la cual se pasteuriza la leche y/o crema (ya mixada con los ingredientes) y, en unos escasos minutos, el aroma de la preparación impregna el lugar, mientras la misma máquina baja la temperatura hasta obtener la crema helada, que deberá tomar un poco más de frío hasta llegar a los clientes.

Christian Fittipaldi, dueño de Antique Tentazione, indicó que parte del secreto es contar con un maestro heladero, Alberto Pasquini, su suegro. Un argentino que se formó con los mejores maestros heladeros italianos, creó la marca en ese país y que hoy reparte sus días entre ambos continentes.

“Se crean gustos específicos, especiales por semana (por ejemplo, manzana a la sidra). Lo que es posible gracias a contar con un maestro heladero in house. Algo muy difundido en el mercado europeo, pero raro para el mercado local, porque no abundan. Es una profesión que se fue perdiendo”, comentó.

A la hora de establecer el gusto argentino en cuanto a cremas heladas, Fittipaldi no duda: “Los preferidos son el dulce de leche y el chocolate”. Pero en el caso de su establecimiento, agrega, “muchos eligen el pistacho y el de avellanas también, porque saben que esos ingredientes vienen de Italia”.

Con un promedio de 500 litros de leche fluida, y otro tanto de crema, azúcares y frutas, esta pyme familiar apuesta al producto artesanal, a un valor similar a su competencia, y le suma a la oferta cafetería (con granos y aguas minerales importadas de Italia) y presentaciones en cucuruchos clásicos o en gelato-x , un waffe espumoso creado y presentado hace unas semanas en sociedad para saborear con las cremas heladas.

“Buscamos brindar una experiencia completa, con elementos innovadores. Investigamos y creamos nuevas maneras para el disfrute sea íntegro”, remarca Fittipaldi.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar