Conocé World Class: el otro mundial antes de Rusia 2018

Conocé World Class: el otro mundial antes de Rusia 2018

Este año la Argentina se sumó, por primera vez, a la lista de 60 países que compitieron en uno de los concursos de coctelería más prestigiosos y exigentes del mundo. Cuáles son las  tendencias y los productos que llegarán al país en 2018. 

Quien no haya asistido a una final del World Class (WC) debe saber, ante todo, que más que una competencia internacional de coctelería de élite es, fundamentalmente, un espectáculo. Hecho que se hizo ostensible en la final del concurso, celebrada en Ciudad de México, no sólo por la cantidad de cámaras filmando el evento y transmitiéndolo vía streaming —alcanzó, por primera vez, 1 millón de views en su canal oficial—, sino también por la puesta en escena de las pruebas y la semifinal organizada en el Hotel St. Regis de la capital azteca. Los 10 finalistas compitieron en un ring de lucha libre montado en un estadio improvisado en un salón del cinco estrellas donde se llevó a cabo la mayor parte del concurso, con gradas, chocolateros y máscaras a tono. Además, los competidores y los jueces estaban lookeados a tono con los luchadores y el público alentaba a los bartenders como si fueran sus héroes de infancia. Así, se volvió evidente que si bien la coctelería aún es un consumo de nicho, mueve pasiones y millones.

Más allá de la parafernalia, el WC se caracteriza por ser un torneo muy completo y exigente, a tal punto que el grado de dificultad para los participantes es mayor que en otros torneos. En el caso de los participantes latinoamericanos se sumó un extra de complejidad, que es el gap idiomático —hubo sólo un ganador de habla hispana, David Ríos—, y además, en el caso de los argentinos, fue el primer año que hubo un representante local, cuya performance superó las expectativas: se trató de Ignacio Maggio, del palermitano Verne Club, obtuvo el puesto 14º dentro del Top 20.

Ignacio Maggio (Verne Club), por primera vez un representante argentino en el World Class.

Nuevos players

Puestos a hacer predicciones, anteriores ganadores y especialistas reivindicaron el rol que países emergentes —algunos de ellos sudamericanos— están teniendo a nivel mundial en el mapa de la coctelería. “En el pasado se trataba sólo de las grandes ciudades, consideradas las mecas de la coctelería, como Londres, Nueva York o Tokio. Pero lo mejor que le pasó al movimiento coctelero global es que, vayas a donde vayas, hay una escena de bares interesante. En el futuro veremos creatividad e innovación viniendo de los países más inesperados”, vaticinó Alex Kratena, el gran gurú de los bares de hoteles cinco estrellas.

Las pruebas

Luego de competir en sus países de origen, los 56 finalistas mundiales viajaron a México para enfrentarse en cuatro pruebas clave: EcoMex (sustentabilidad), Signature Cocktails (cócteles de autor), Cocktails At Home (preparaciones para el hogar) y, quizás el más entretenido para ver, Heat of the Moment (técnicas culinarias en la barra). Este último desafío combinó a los concursantes en duplas que se enfrentaron cara a cara con un chef, a quien tenían que presentarle drinks que utilizaran técnicas de cocina. Cabe señalar que WC reúne a las marcas del portfolio Reserve de Diageo (como Johnnie Walker, Ciroc, Ketel One, Tanqueray, Zacapa, Don Julio, Cardhu, Caol Ila y Talisker) con las que bartenders y barmaids deben armar sus recetas. Lo distintivo de este certamen es que los concursantes son evaluados por un conjunto de atributos que no se centran sólo en el sabor o la efectividad de un cóctel, sino también en su presentación, originalidad, capacidad de oratoria y storytelling, y hasta en su presencia escénica, además de las diferentes pautas que se van exigiendo según el challenge.

Los jurados

Uno de los condimentos más entretenidos del evento fue ver a participantes de todas las latitudes, de Lituania a las Islas Caimán, pasando por Grecia y hasta Taiwán, cada uno con sus técnicas, productos y estilos característicos. Pero observar a los jurados, sus rostros y sus devoluciones, fue otra de las grandes atracciones del WC. Porque se trató de referentes, líderes e influencers como Alex Kratena, quien es considerado el gran renovador del concepto de bar de hotel cinco estrellas gracias a su gestión del Artesian, en Londres; de Ivy Mix, dueña de Leyenda y creadora de Speed Rack; de anteriores ganadores, como Erik Lorincz o el carismático David Ríos, y de pioneras como Julie Reiner, de The Clover Club.

Sobre los atributos que se requiere para ganar el concurso, Arturo Savage, Brand Ambassador Regional de Diageo explicó: “Para impresionar al jurado, un bartender debe demostrar originalidad, precisión, personalidad y la habilidad de conectar con las personas que estarán probando sus cócteles. Además, deberá sortear el trabajo bajo presión mientras prepara sus tragos”. Casi nada.

En la industria coctelera se considera al WC tanto una plataforma de nuevas tendencias como de despegue, en términos de posicionamiento, para los ganadores, quienes asumen la responsabilidad de ser embajadores de la brand por un año. Durante la competencia, reciben capacitaciones apuntando a mejorar su servicio, algo que luego redundará en sus barras y en la posterior atención al cliente. ¿El objetivo? Formar al bartender y también educar al consumidor acerca de la complejidad y calidad del mundo de las bebidas.

Las tendencias

Otra de las facetas interesantes del WC es que se plantea como un vistazo al futuro de la coctelería: las marcas presentan sus nuevos productos, los mayores referentes de la industria exponen sus conocimientos y análisis, las tendencias que pisarán fuerte en los próximos años se despliegan en exclusiva. En ese sentido, los nombres y el foco de las mismas pruebas dieron algunas pistas sobre lo que se viene: cócteles eco-friendly realizados con materia prima y procesos que respeten el medio ambiente gracias a una fuerte revalorización de los productos autóctonos y estacionales; barras sostenibles, que le dan la bienvenida a los vasos y recipientes reciclables; prácticas verdes en todo el espinel de tareas que compete a los bares, desde consumo de luz y agua hasta gestión de residuos.

También se anticiparon los lineamientos de la nueva generación de tragos de autor que buscarán —según contaron influencers como Lauren Mote, ganadora del World Class Canadá 2015— extremar la originalidad en la copa y la atención personalizada. Por último, se avizora la era de la mixología en el hogar en formato ATP y la posibilidad de alternar técnicas propias de la cocina y de la coctelería de la mano de los cheftenders, que ya se postulan como las nuevas figuritas del star system gourmet.

La canadiense Kaitlyn Stewart, bartender del año 2017.

Las chicas al frente

Sin dudas, una de las más trascendentales conclusiones del WC se vincula con el excelente desempeño que las mujeres tuvieron en la edición 2017, no sólo porque la ganadora fue la canadiense Kaitlyn Stewart, sino también porque de las apenas 5 mujeres que participaron, otras dos se ubicaron en el Top 10 (Fátima León Cruz y Josephine Sondlo). Su merecido triunfo parece estar marcando un rumbo: una mayor participación y relevancia en el sector por parte de ellas, evidenciado en el hecho de que actualmente ocupan roles importantes como campeonas mundiales pero también como dueñas de prestigiosos bares, destiladoras, master blenders, periodistas, influencers y especialistas. Parte del jurado de este año fue la excampeona, la francesa Jennifer Le Nechet, quien habitualmente se encuentra detrás de la barra de Café Modern, en París. De pocas palabras y mucho charme, cuando Clase Ejecutiva le requirió sobre algún consejo que le daría a las barmaids que quieran participar del WC, fue concreta: “Si querés algo, andá por ello”

Las tres bebidas de 2018

Ron: Si en el pasado esta bebida estaba asociada con algo tan poco sofisticado como los tragos playeros mainstream, hoy ocupa cada vez más espacio en el menú de los bares como opción trendy, tanto en función de aperitivo como de digestivo, compitiendo con el tradicional whisky o coñac. Marcas como Zacapa lideran la estrategia de posicionamiento en el estamento premium (añejado en barrica, con cruzas con vino o jerez). Durante el WC 2017, la master blender & ambassador Lorena Vásquez contó que esa brand pronto llegará a la Argentina.

Gin: Es la bebida fetiche de muchos bartenders y una de las favoritas del público, por su versatilidad. Ahora se supo que Tanqueray, una de las etiquetas con mayor crecimiento dentro del Grupo Diageo, aparte de ofrecer su tradicional London Dry, propondrá un nuevo mix: Tanqueray 10, de vertiente más cítrica, elaborado a base de todo el fruto y no sólo la cáscara, como las anteriores fórmulas. A su vez, para el 2018 planea lanzar una edición limitada, como lo hizo en su momento con las versiones Bloomsbury, Old Tom y Malacca.

Vodka: De la mano del auge del brunch, se impone en bebidas como el Bloody Mary. Durante el evento, Ketel One brindó un worskhop donde se enseñaron distintas variedades del mismo, especialmente orientadas a la tendencia home-made, que el próximo año marcará la agenda de la coctelería de vanguardia.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar