Colagreco:

Colagreco: "La gastronomía argentina está pasando un muy buen momento"

El mejor cocinero del mundo estuvo en Buenos Aires para participar como jurado de la segunda edición del “Prix de Baron B - Édition Cuisine”.  El ganador fue el chef Santiago Blondel, por su restó “Gapasai”, de Córdoba. 

No caben dudas de que la gastronomía argentina está pasando por un gran momento. Y no lo dice esta cronista, sino Mauro Colagreco, quien hace menos de un mes fue elegido el mejor cocinero del mundo por su restaurante Mirazur ubicado en la Costa Azul francesa.

“Hoy la alta gastronomía ha cambiado mucho y se trata de poner en valor un territorio, una cultura y eso es lo que estamos viendo. Argentina está pasando por un muy buen momento. Tenemos un gran potencial de productos", dijo el chef durante un breve paso de 16 horas por Buenos Aires, a donde viajó especialmente para participar como jurado de la segunda edición del “Prix de Baron B - Édition Cuisine”.

La iniciativa de Baron B busca destacar anualmente los mejores proyectos gastronómicos integrales del país por su excelencia y su visión transformadora. En esta oportunidad, el premio se lo llevó Santiago Blondel por el trabajo que viene realizando en La Cumbre, Córdoba, a través de su restaurante sustentable de cocina creativa “Gapasai Restó”.

El cocktail de premiación tuvo lugar en la Mansión Four Seasons y resultó una verdadera fiesta de sabores, en una larga jornada donde el pescado y el espumante fueron los principales protagonistas.

Los tres finalistas del concurso fueron Blondel; Javier Rodríguez, dueño y chef de “El Papagayo” de la ciudad de Córdoba; y Gustavo Rapretti, de “En mis Fuegos, cocina con identidad” de Puerto Madryn.

A lo largo de la jornada, que arrancó al mediodía y terminó a la noche, presentaron sus platos y proyectos ante la prensa y el jurado de excelencia conformado por Colagreco; el chef peruano Mitsuharu “Micha” Tsumura, embajador mundial de la cocina nikkei y a cargo de Maido; Martín Molteni, chef y propietario de Pura Tierra; y Marina Beltrame, fundadora y directora de la Escuela Argentina de Sommeliers.

Blondel, Rapretti y Rodríguez

El plato que eligió Blondel para presentar su gastronomía, y que al final de la velada lo llevó al triunfo, fue crudo de tararira y camarones de río, acompañado por Baron B Brut Rosé.

Según explicó, se trata de un pez que abunda en el río Quilpo, y que por el medio rocoso en el que vive tiene un sabor suave y delicado. Lo preparó marinado con suico, una hierba serrana que aporta matices de fruta tropical, acompañado con una guarnición ligeramente ácida y picante, la melosidad de la palta y el sabor marítimo de los camarones crocantes de río.

Cudo de tararira y camarones de río, de Blondel

“Las expectativas eran altas. Entre los setenta y pico de proyectos que se presentaron hubo 20 que eran muy buenos, 10 que eran excelentes y estos 3 finalistas que se destacaban. La selección para llegar a ellos tres fue muy difícil”, contó Colagreco a Clase Ejecutiva.

Para elegir al ganador, el primer argentino en recibir tres estrellas Michelin explicó que la clave fue buscar “proyectos integradores, de sostenibilidad, que tengan una visión a largo plazo y con un compromiso hacia la naturaleza y el producto local”.

Un premio a la cocina de innovación

La firma Moët Hennessy Argentina -que viene posicionando a su marca de lujo Baron B desde hace ocho años- acaba de lanzar el Prix Baron B - Édition Cuisine, que premiará a la innovación y excelencia gastronómica. Se suma así al clásico premio hípico que se hace anualmente con fines solidarios.

El proyecto ganador

Santiago Blondel, de 38 años, nació en Bariloche, vivió en Buenos Aires y se afincó en La Cumbre, Córdoba, donde abrió en diciembre de 2008 un proyecto familiar llamado Gapasai.

En él trabaja -junto a dos de sus tres hermanos- pura y exclusivamente con productos locales y de temporada, manteniendo una estrecha relación con pequeños productores, pescadores y recolectores del Valle de Punilla. Es un pequeño restaurant de 20 cubiertos con vista al valle, donde proponen un menú de 9 pasos que describe los distintos estadios de la naturaleza.

“Tenemos un binomio que respetamos siempre: calidad y calidez. Trabajamos en familia, nuestros padres en la hostería, y nosotros en el restaurante. Estamos apoyando a productores y recolectores potenciando el crecimiento de sus proyectos”, dijo Blondel tras recibir el premio, que consta de un corcho bañado en oro tallado por el orfebre argentino Juan Carlos Pallarols; un viaje a Francia para participar en un curso de alta gastronomía en la escuela Lenôtre; un encuentro con Mauro Colagreco en su restaurante Mirazur (Menton); un recorrido por la región de la Champagne y una distinción económica de $ 200.000.

El #1

Además del anuncio del ganador del concurso, otro de los momentos más esperados de la noche fueron las palabras de Mauro Colagreco, quien volvió al país por unas pocas horas y por primera vez luego de recibir la noticia de que su restaurante era el mejor del mundo.

Cuánto cuesta y qué se puede comer en Mirazur, el mejor restaurante del mundo, del argentino Mauro Colagreco

En diálogo con Clase Ejecutiva, el platense contó: “Fue un momento súper emotivo, y lo continúa siendo. Tenemos una lluvia de reservaciones, de periodistas, de eventos. Es un momento con mucha intensidad, pero especial y único en la carrera de un cocinero. Ser el primer restaurante del mundo te da una visibilidad, un compromiso y una voz importante”.

Colagreco también destacó que para comer en Mirazur ya está todo reservado hasta 2020 y anticipó que abren las reservaciones la semana próxima.

Mirazur: cómo es la experiencia de almorzar en el mejor restaurante del mundo